SKIN © XR3X
x

Jump to content


* * * * * 1 votos

Los Santos de Athena


  • Por favor, entra en tu cuenta para responder
84 respuestas a este tema

#41 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 15,962 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 17 febrero 2020 - 13:42

3.- El cero absoluto

 

Hyoga ni siquiera en los fics se libra de estar traumado por su pasado XD

 

los consejos del sensei de Shiryu siempre son útiles

 

buen capitulo

 

 

 

 



#42 Pojoyuelo

Pojoyuelo

    Miembro habitual

  • 46 mensajes
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Virgo

Publicado 19 febrero 2020 - 12:35

4.- El sacrificio

 

                Los días iban pasando y los santos de bronce, junto a Athena, no tenían señal de sus perseguidores, y según Shiryu ya estaban cerca del herrero. El cansancio les había pasado la cuenta y se encontraban muy agotados. El camino de repente es interrumpido por un pequeño pueblo. Los santos deciden descansar en el lugar y retirar sus armaduras para no llamar la atención.

 

                Mientras más se adentraban en el pueblo, estos observan que es muy pobre y rodeada de muerte. Estos observan que hay un puesto médico cerca y van hacia el lugar, de forma que puedan encontrar ayuda. El camino los lleva a un prado abiertos, en el cual parecía era una enfermería. Un joven de cabello verde se acerca a los santos con mucha cordialidad.

  • Athena… Santos de Bronce… - Dice el joven con una pacífica sonrisa – Este lugar es muy peligroso, aunque ustedes piensen lo contrario, el santuario no los ha perdido de vista y han enviado un santo de plata para darles cacería.
  • ¿Quién eres tú? – Pregunta yoga amenazantemente
  • No hay necesidad de alarmarse. No los había visto nunca, pero recibí el llamado de Athena, tal y como creo que lo deben haber hecho ustedes.
  • ¿Cómo supiste que era Athena y no Eris? – Pregunta Shiryu
  • Es simple, el cosmos de Athena es cálido, Eris es la diosa de la destrucción, de la sangre y la muerta, casi todo lo que pueden ver en este pueblo. La verdad es que seguí el cosmos hasta un pueblo, pero lamentablemente llegué tarde y había sido destruido. Estuve vagando por días. Hasta que un cosmos me indicó que viniera aquí, que eventualmente acudirían a mí.
  • ¿Athena? – Dice Seiya
  • No, Seiya… no fue Athena – Responde el joven – Mi nombre es Shun. Soy el santo de bronce de Andrómeda y recibí tu llamado. Ahora… ¿Qué es lo que hacen aquí?
  •  Estamos buscando a un herrero… para reparar una armadura – Dice Athena.
  • ¿Buscan a Mu? – Dice Andrómeda – He escuchado historia de él, es uno de los pocos de la raza de ese continente. Puedo llevarlos, pero deben saber que el camino lleva hacia el santuario, y no estaremos seguros.
  • Debemos intentarlo – Dice Athena

                Los 5 jóvenes se dirigen en dirección a una colina, estos continúan hablando sobre lo ocurrido y se cuentan sobre sus vidas, ya que si debían depender del otro, lo mejor sería conocerse. Casi a punto de llegar al lugar, estos son detenidos por un pequeño ejército del santuario, estos observan que han sido rodeados. A la cabeza se encontraba un hombre alto, este vestía una armadura de plata. 

  • Traidores – Dice el santo – Vengo en nombre del patriarca a decirles que han cometido traición, y yo, Moses de ballena tomaré la cabeza de esa falsa Athena. Prepárense.

                Un hombre alto, con una armadura que al parecer era de plata se abalanza contra los santos. Este muestra ser más rápido que los cuatro santos de bronce y los derriba solo con un movimiento de mano. Este confiado en que había derrotado a sus oponentes, se dirige hacia Athena, pero es detenido por una fuerza que él no entendía.

 

                Shun había logrado esquivar el movimiento letal de su oponente, y vistió su armadura rosa de Andrómeda. Este con ayuda de sus cadenas había inmovilizado una pierna y un brazo del santo de Plata. Moses sorprendido intenta agarrar la cadena, pero este es electrocutado por el arma del santo.

  • Las cadenas son indestructibles Moses – Dice Shun – Los santos de bronce están agotados, así que yo seré tu oponente en este momento.
  • Eso crees – Dice el santo de plata que logra soportar el dolor y lo lanza lejos con la ayuda de las propias cadenas de Andrómeda.
  • He escuchado de ti, Andrómeda, el santo en eterna búsqueda, el que no quiere matar. Eso te costará caro.

                Moses se dispone a atacar a su oponente, pero Shun al levantar su brazo hace una barrera con su cadena que lo protege ante el daño. Este logra detener a su oponente y le propina un golpe certero en la cara al santo de Ballena. Su oponente se ve completamente inútil en el suelo y Shun le advierte por última vez.

  • No es correcto que nos matemos entre santos de Athena, no es correcto luchar y levantar tu puño hacia Athena. – Pero Shun se detiene – Por lo que no es correcto hacerte más daño – Este le da la espalda – No puedo lastimar a nadie más.
  • ¡Cuidado Shun! – Dice Hyoga que detiene un ataque a traición de Moses ante un desprevenido Shun.
  • ¡Hyoga! – Pero este también es arremetido por la fuerza de su oponente.

                El santo de ballena se estaba preparando para darles el golpe final a los santos de bronce, pero en un momento, una imagen incandescente aterriza en el centro de la batalla, una llama que surgió desde el cielo detiene el ataque de su oponente. En esta llama se encontraba un hombre alto. Shun aprovecha esta oportunidad y derrota con su cadena a Moses gracias a la distracción.

 

                La ola de fuego desaparece del lugar dejando solo un rastro de ceniza. Shun ayuda a los demás a colocarse de pie. Estos no entienden mucho sobre lo ocurrido, pero Shun menciona saber quién podría haberlos ayudado, pero que les contaría en el camino, ya que la casa del herrero se encontraba muy cerca de su posición.

 

                En otra parte del mundo, en una isla volcánica un hombre se encuentra en el centro. Este observa como una luz se acerca a él. Este la reconoce y vuelve a su estado de meditación.

  • Shun… Hermano… - Dice el joven – Mi presencia no es necesaria en este momento, solo puedo ayudarlos esta vez con guiarlos y protegerlos. Athena… - Mira hacia el cielo – Pronto podré ser útil para ti. Espero nuestros caminos se crucen.


#43 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 15,962 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 19 febrero 2020 - 14:40

4.- El sacrificio

 

el fenix como de costumbre salvando a su hermano XD

 

buen capitulo



#44 Cannabis Saint

Cannabis Saint

    Miembro de honor

  • 1,327 mensajes
Pais:
Honduras
Sexo:
Masculino
Signo:
Sagitario

Publicado 19 febrero 2020 - 18:02

Muy interesante el cambio en el fénix, a esperar como y cuando se encontrarán, a ver cómo haces a Mu

#45 Pojoyuelo

Pojoyuelo

    Miembro habitual

  • 46 mensajes
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Virgo

Publicado 20 febrero 2020 - 10:06

5.- El herrero

 

 

                Las horas pasaban y la cima aún no era visible.  Cuando estos finalmente llegan a un terreno árido, una figura pequeña encapuchada los estaba esperando. Los santos de bronce se colocan en posición defensiva, pero el misterioso ser les hace una señal para que se detengan y luego les dice que lo sigan.

 

                Este ser entra en una cueva muy oscura, que solo era iluminada por el brillo de las armaduras de bronce y el báculo de Athena. Mientras más se adentran a la oscuridad del lugar, este hombre les hace otra señal para que lo esperen ahí.

  • Santos de Athena – Dice el ser al quitarse la capucha y mostrar que era un niño – Mi maestro me ha encomendado la misión de indicarles el camino correcto, sigan por este paraje y encontrarán la torre del herrero. – El niño al decir esta palabras desaparece en el instante.
  • ¿Quién era ese niño? – Pregunta Shiryu - ¿Cómo pudo desaparecer?
  • Debemos seguir el camino hacia el herrero – Contesta Athena tomando la delantera

                Los santos de bronce continúan con su camino hacia las profundidades de la cueva, y observan a la distancia una salida, la que llevaba a un sendero árido, con un puente que dirigía hacia una torre alta. Cuando estos pisan el lugar fuera de la cueva, sienten como una fuerza les arrebata las armaduras. Estas instintivamente se dirigen a la torre.

 

                Los santos deciden proseguir su camino hacia la torre, al caminar por el puente observan como en el vacío se encontraban miles de cuerpos en estado de descomposición. Estos parecían tener muchísimo tiempo ahí, de forma que solo eran reconocibles sus huesos. Finalmente llegan a la entrada del templo en donde un joven y el niño que habían visto antes los esperaban.

  • He escuchado los rumores – Dice el joven hacia los santos – Dicen que en realidad eres Athena, y no la reencarnación de Eris. – El joven se acerca a Athena – Me temo que debo hacer esto para estar seguro.

                El joven levanta su brazo, los santos de bronce tratan de socorrerla, pero son detenidos por Athena. El joven continúa con lo que hacía y coloca un dedo en la frente de la Diosa, esto genera una pequeña luz. Al instante el muchacho se arrodilla ante la joven con lágrimas en sus ojos.

  • No solo pude ver por lo que has pasado, pude sentir el sufrimiento de alguien más. – Dice el joven – Mi nombre es Mu, y tal como ustedes soy un Santo… un Santo de Athena… Este aquí – apuntando al niño – Es Kiki, mi aprendiz – El joven se dirige nuevamente hacia los santos – Están muy cerca del Santuario ¿Qué es lo que les trae a este lugar?
  • Necesitamos que repares una armadura Mu – Dice Shun hacia el joven
  • No veo que sus armaduras estén destruidas – Dice mu al observar las cuatro armaduras que reposaban cerca del templo.
  •  La señorita Athena trae consigo una armadura que necesita reparación. – Dice Hyoga
  • La armadura de Oro de Sagitario – contesta Seiya

                El santo al observar la caja dorada se asombra y les dice que esa armadura había estado perdida durante 18 años. Normalmente las Cloths regresan a su lugar de origen luego de que su dueño de esa generación muriera, pero hace esa cantidad de años, y luego de la muerte de Aioros, esta nunca había regresado.

  • Mi abuelo me decía, que la armadura, a pesar de estar rota, me cuidaba desde pequeña.
  • Puedo sentir la presencia aún de Aioros en esta. – Dice Mu – Repararé la armadura, pero deben entender que hacerlo no es tan simple como una de plata o bronce.
  • ¿Una? – Dice Seiya - ¿Cuántas armaduras doradas son en total?
  • Mientras reparo esta armadura quizás sería bueno que aprendan la historia sobre estas Cloths, no solo las de oro…

                El joven levanta su brazo y una armadura de plata cae cerca de ellos, esta se abre y muestra dos herramientas, una que parecía un martillo y otra que parecía un cincel. Este cierra sus ojos y concentra gran parte de su energía en ambas herramientas, con un golpe certero hace que brille y retome su forma original. Luego de esto el joven cae agotado al suelo.

  • ¡Maestro Mu! – Dice el niño
  • Estoy bien… Santos… Escuchen bien… - Mu se levanta y se dirige a los demás – Desde la era de los mitos, 88 guerreros han protegido a Athena, la encargada de la tierra, contra Poseidón, Hades e incluso una vez contra el mismo Zeus. La guerra generó muchas muertes, y los santos no podían defenderse completamente. Es por eso que Athena mandó la construcción de 88 armaduras similares a la suya para poder proteger a sus guerreros. – Mu hace una pausa – El material de la armadura no hace el poder, sino que habla del potencial. Actualmente en el santuario existen 12 armaduras de oro, cada una, a excepción de la que tienen aquí, tiene un dueño de generación.
  • Mu… debemos ir donde el patriarca… el debe saber que yo no soy Eris. – Contesta Athena
  • Me temo que no te escuchará Athena… durante años el patriarca a avanzado mucho en la protección del santuario, pero su manera es violenta y terrible, solo se queda con los santos más fuertes, estoy seguro que el saber que existes podría ser una amenaza.
  • Debo ir Mu – responde la Diosa
  • Muy bien… - Mu apunta un camino – Sigan ese camino y llegarán al santuario. Tu el santo de Pegaso – Apunta a Seiya – Supongo que sabes llegar – Mu vuelve hacia Athena – si quieren llegar al patriarca deben atravesar las 12 casas y derrotar a los santos que las protegen. Solo así podrán llegar a la verdad.
  • ¿Nos ayudarás? – Dice Shiryu –
  • Lo haré, tomen sus armaduras y veámonos en la casa de Aries, que es la primera. – Menciona el Santo mientras se retira – La armadura de Sagitario, recomiendo que la escondan en el templo. Esta sabrá cuando sea necesario ser parte de esta guerra.

                Los santos continúan su camino al santuario, mientras observan como Mu y su aprendiz desaparece de su vista. La misión cada vez se veía más clara y llegar al santuario era la prioridad en este momento. 



#46 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 15,962 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 20 febrero 2020 - 15:28

5.- El herrero

 

seiya como siempre mostrando que desconoce varias cosas XD

 

todo parece indicar que la batalla de las 12 casas se aproxima



#47 Pojoyuelo

Pojoyuelo

    Miembro habitual

  • 46 mensajes
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Virgo

Publicado 21 febrero 2020 - 07:48

6.- Los santos de Plata y Bronce

                Con un destino más claro en su camino, los cuatro santos de bronce, deciden acompañar a Athena a las 12 casas del santuario, el camino se había dificultado de gran manera, ya que de vez en cuando se topaban con soldados que impedían su paso.

 

                Ya aproximándose, los santos logran visualizar dos sombras a la distancia, ambos santos de plata, los cuales los detienen con una onda de energía muy cerca de Athena. Estos se aproximan a los de bronce y se presentan.

  • Veo que han llegado muy lejos – Dice el más alto – Soy Misty de Lagarto, a mi lado esta Dali de borealis. Se nos ha encomendado a nosotros detener el avance de la falsa Athena. – El santo apunta a la joven – Ahora escucha, el patriarca sabe que tomarás el camino hacia las 12 casas, y también sabe que tiene traidores incluso en los santos de oro. Pero nosotros no dejaremos que Eris si quiera llegue a la primera casa.
  • Deja de hablar y es momento de comenzar – Señala Seiya ante un distraído Misty que es impactado de lleno por el golpe del santo.

                Misty sale despedido por los aires, pero en ese momento Seiya observa que Dali había impactado de lleno el estómago de Hyoga dejándolo tendido en el suelo, antes de poder darse cuenta, el santo de lagarto había hecho su parte y se recuperó del golpe contra atacando al santo de Pegaso.

 

                Rápidamente Shun y Shiryu van al rescate de sus compañeros, pero también caen víctima de sus oponentes. Estos comienzan a confiarse y se dirigen directamente a Athena que no luce preocupada, el santo de ballena dirige sus puños hacia ella, pero es detenido por Hyoga y Seiya, ambos santos lastimados lanzan   

 

                Misty vuelve al ataque, pero también es detenido por Shiryu y Shun. Los santos de bronce contra atacan y lanzan despedidos por el aire a ambos santos de plata, Los cuatro nuevamente se preparan y rematan nuevamente a los santos de lagarto y borealis, estos sorprendidos no pueden creer que hayan sido lastimados de esta manera.

  • Lastimados por ellos… - Dice Dali – El patriarca jamás nos perdonará.
  • El material de la armadura no señala el poder que el santo tiene. Los santos de bronce debemos esforzarnos el doble para alcanzar sus niveles, pero no es imposible – Contesta Shiryu
  • Pues bien, es momento de acabar con esto, debemos cumplir nuestra misión – Contesta Misty lanzando nuevamente un ataque directamente hacia Athena.

                La onda de choque es detenida en el aire por los escudos de la armadura de Dragón y Cisne, dando el tiempo a las cadenas de Shun de poder anular los movimientos de sus oponentes y así dar un golpe certero por parte del santo de Pegaso.

  • Es como si hayan aprendido de nosotros – Misty se dirige a Dali y observa detrás fugazmente – Es momento Dali, aunque nos cueste la vida.
  • Está bien – Contesta el santo de Boreal– Esperaba no tener que recurrir a esto. - ¡Vamos!

                Ambos santos de plata y bronce se lanzan directamente ante sus cuatro oponentes, Misty agarra a Hyoga y Shiryu, mientras que Dali agarra a Shun y Seiya, estos detienen el movimiento de los santos de Bronce. De repente, una luz atravesaba el paraje y sin que nadie se diera cuenta, observan como Athena caía de espalda al suelo.

 

                Athena estaba inmóvil en el suelo, en su pecho se podía observar una flecha dorada, de esta emanaba sangre. Los santos de bronce sorprendidos por esto atacan a sus oponentes y los lanza contra sí mismos.

  • ¡Athena! – Grita Seiya - ¿Qué han hecho?
  • Es una flecha mágica – Dice un tercer santo de plata que sale desde las sombras – Soy Maya de Sagitta, la flecha dorada, esta arma que descansa en su pecho es el precio final de parte del patriarca. Al parecer el alma de Eris es poderosa y eso evita que muera, sigue siendo una diosa aunque sea una farsante, pero yo calculo que durante unas… dos horas sufrirá eterno d… - Sagitta es interrumpido por un golpe de Seiya que lo lanza contra Misty, Dali al contraatacar es congelado y derrotado por Hyoga.

                Seiya vuelve a atacar a los santos y esquiva un ataque final de Misty paraqué Shiryu le diera el golpe final. Shun toma preso con sus cadenas al santo de la flecha, el único que quedaba en el lugar. A pesar de verse en desventaja, este ríe y se dirige a sus oponentes.

  • Aunque me asesinen, no podrán nunca quitarle la flecha de su pecho, solo el patriarca podría, pero él fue quien me envió a hacerlo. Aún así no tienen tiempo para hacerlo. – Sigue sujeto de las cadenas
  • No te muevas Sagitta, si lo haces las cadenas te atacarán para protegernos.
  • ¡Están acabados! – Grita Sagitta que es golpeado por las cadenas dándole el golpe final en el combate, este cae al lado de sus amigos. - Los santos de bronce se acercan a Athena y observan a esta en el suelo agonizando.
  • Tenemos que llevarla al gran patriarca – Dice Shiryu – Lo obligaremos a que reconozca a Athena, así le salvará la vida.
  • Si no lo hace lo obligaremos – Contesta Hyoga
  • Debemos sacarla de aquí, vamos a la primera casa, quizás en ese lugar podemos encontrar alguna solución – Contesta Shun y los santos de bronce continúan su camino hacia la primera casa de Aries con el cuerpo de Athena.

                A la distancia, en el último templo un santo de Oro, Aioria de Leo, se acerca a la cámara del patriarca, este se dirige lentamente y observa como un hombre cubierto por un casco dorado y una máscara se encontraba en un trono.

  • Gran patriarca – Dice Aioria en reverencia – Tenemos noticias de los caballeros de Bronce han entrado a la primera casa. Continúan pensando que traen a la verdadera Athena.
  • Siento dudas en ti Aioria… - Contesta una voz fría en el trono.
  • Hace 17 años… Cuando mi hermano… ¿Hay alguna posibilidad de que esta sea la verdadera Athena?


#48 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 15,962 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 21 febrero 2020 - 14:32

6.- Los santos de Plata y Bronce

 

 

buen combate



#49 Cannabis Saint

Cannabis Saint

    Miembro de honor

  • 1,327 mensajes
Pais:
Honduras
Sexo:
Masculino
Signo:
Sagitario

Publicado 21 febrero 2020 - 18:04

La gusta la dinámica de las peleas, van a los doce templos a ver cómo serán los combates, muy agradable la historia, y dan ganas de leer mas! Saludos

#50 Pojoyuelo

Pojoyuelo

    Miembro habitual

  • 46 mensajes
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Virgo

Publicado 24 febrero 2020 - 09:45

7.- Mu de Aries

 

                Los santos de Bronce llevaban el cuerpo de Athena durante el comienzo de las doce casas, estos finalmente llegan a la primera, la que era custodiada por el santo de Aries. Los santos de bronce dejan a Athena en la entrada e ingresan al templo, en el centro observa a un joven cubierto completamente por una armadura de color dorado, esta brillaba más que cualquiera otra que hayan visto antes. Este joven al retirarse su casco muestra un rostro conocido.

  • ¡Mu! – Dice Shiryu
  • ¿Eres el santo de Aries? – Contesta Shun
  • No hay tiempo que perder – Contesta Mu – Síganme, y traigan a Athena

                El santo dorado los conduce al centro de su templo, en este coloca a Athena y la rodea de un muro invisible, este se coloca de pie y les menciona a los santos ella se debe quedar en el templo. Asegurando su salud.

  • Podemos confiar en ti mu… - Siento un gran poder en ti, solo puedo imaginar que los santos de oro son iguales.
  • No deben confiarse – Contesta mu dirigiéndose a los santos de bronce – Deben saber algo antes de comenzar su travesía – Mu toma una pausa y se dirige nuevamente a los jóvenes – Ustedes saben que de las 88 constelaciones que pertenecen al ejercito de Athena, existen 12 principales, estas corresponden a las doce constelaciones del zodiaco. Cada uno en algún momento fueron casi divinos, es por esto que para vérselas por igual con ellos deben alcanzar ese tipo de nivel.
  • ¿Qué debemos hacer? – Contesta Hyoga
  • Al despertar su séptimo sentido, el cosmos fundamental, podrán luchar mano a mano con los santos dorados, no les prometo que los derroten, ya que nosotros dominamos ese tipo de poder. Pero durante milenios los santos de Bronce han tenido un gran potencial, que con un gran trabajo puede generar milagros.

                Los santos vuelven a preguntarles sobre el séptimo sentido, pero el santo de Aries regresa al cuerpo de Athena, este se queda observándola, y vuelve a dirigirse a los santos de Bronce. Este toma una pausa y lanza gotas de sangre de Athena a las armaduras de los jóvenes. Luego se acerca a la salida y observa una torre lejana. Este al levantar su brazo hace que doce flamas se encienda.

  • Puedo ser capaz de mantener a Athena con Vida durante 12 horas, o quizás menos. Durante este tiempo deben llegar al gran patriarca, deben convencerlo de cuál es la situación. Pero para eso también deben convencer a los 11 santos restantes. Créanme que si logran un milagro, es posible que estos logren ver la luz. La sangre de Athena recuperara sus armaduras.
  • Debemos partir en seguida entonces Mu. – Contesta Shiryu
  • He logrado reparar parte de los daños de su armadura, antes de ir sería bueno que recuperaran sus energías ya que el combate contra los santos de Plata los debe haber desgastado.

 

                Mu saca 4 botellas de la nada, estas cubiertas de un líquido verde, estas son bebidas por los santos de Bronce, e inmediatamente generan un efecto placentero en los santos.

  • Al cabo de 30 minutos sus cuerpos estarán sanados por completo – Dice Mu al ver a los confundidos santos – Les recomiendo que esperen ese tiempo en este templo, solo así podrían tener alguna oportunidad.
  • Mu – Se refiere Shun – ¿Qué nos puedes decir de los doce santos de oro?
  • No tengo mucha información, ya que no los conozco a todos por completo. Pero el camino continúa con los once siguientes templos, el siguiente es el de Tauro, ahí será su primer enfrentamiento, pero a la vez oportunidad. Aldebarán es un santo bueno de corazón, si logran demostrar su determinación serán premiados. – Géminis ha desaparecido hace años, al igual que Sagitario. Hay santos que pueden razonar ante ustedes, pero otros no querrán escuchar.  Otros en cambio, ya los conocen.
  • Camus – Dice Hyoga – Camus de Acuario fue mi maestro desde pequeño
  • Dohko de Libra – Contesta Shiryu – Mi maestro también.
  • Aioria de Leo, fue el compañero de mi maestra Marín, lo conozco y estoy seguro que podré convencerlo – Contesta Seiya.
  • Efectivamente Camus y Aioria se encuentran en sus templos, espero puedan llegar a ellos, por otro lado, el gran maestro Dohko, el continúa en los siete picos, como tú sabes Dragón.

                El tiempo avanzó y ya llegado los 30 minutos, los santos de bronce sienten el máximo efecto de las pociones que tomaron. Estos vuelven a vestir sus armaduras y antes las palabras de consuelo del santo de Aries que mantendría a Athena con vida, se preparan para dirigirse al segundo templo, el de Aldebarán de Tauro.

 

                En otro lado y al mismo tiempo, el Santo de Libra, el maestro de Shiryu de Dragón, seguía observando las cataratas, de la cual no se había movido hace más de 200 años. Este no pierde la vista del lugar y vuelve a cerrar sus ojos mientras piensa sobre sí mismo los hechos que han ocurrido durante el mismo día.

 

                A la distancia se puede observar a una mujer que lo observa, esta también vivía con el anciano y estaba preocupada porque el dragón no había regresado hace semanas. El anciano vuelve a abrir sus ojos y hace que un destello dorado salga de la catarata. Dentro de esta se encontraba una caja brillante que se ve ante la presencia de Dohko.

  • Amiga mía… - Dice el anciano hacia la caja – Es el momento. Ve a tu lugar de descanso y lleva mi energía para que esto se resuelva de la mejor manera – La armadura desaparece en el acto y el anciano vuelve a hablar para sí mismo. – Shiryu, perdón por no estar ahí, pero por orden de Athena no puedo ser parte de esto. Tengo mis dudas, pero sé que pronto sabremos la verdad… - Este mira nuevamente al cielo – Shion… amigo… ¿Qué es lo que está pasando en el santuario en este momento?

                La caja dorada viaja miles de kilómetros a la velocidad d la luz y se detiene en el santuario, esta cae gentilmente en el centro de la casa dorada de Libra donde nuevamente comienza a reposar y esperar la llegada de los santos de Bronce. 



#51 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 15,962 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 25 febrero 2020 - 14:05

7.- Mu de Aries

 

eso quiere decir que en esta versión las armaduras de bronce se vuelven semidivinas

 

 

si Dohko de Libra hubiera estado ahi habría logrado vencer a todos los dorados XD



#52 Pojoyuelo

Pojoyuelo

    Miembro habitual

  • 46 mensajes
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Virgo

Publicado 26 febrero 2020 - 11:58

8.- Aldebarán de Tauro

 

                El espacio que se ocupaba entre la casa de Aries y la de Tauro era bastante amplio, rodeado de un paisaje desértico, y marcado solamente por miles de escalones, que para un ser humano común sería una pesadilla viviente. Los cuatro santos de Athena se dirigen con paso decidido a su primer desafío en la segunda casa de Tauro.

 

                El templo era similar en vista al de Aries, pero en el centro la imagen de un toro gigante era la que más llamaba la atención. Los santos de bronce ingresan al templo, en este observa a un hombre de al menos unos 30 años. Este hombre era muy alto y musculoso, lo que hacía que los de bronce parecieran solo niños a su lado.

 

                El hombre que se encontraba parado con sus ojos cerrados y sus brazos cruzados no hacía nada ante la presencia de los santos. Estos se acercaron con mucha precaución, y al ver su oportunidad los cuatro atacaron al mismo tiempo al dorado, lo que no genera respuesta ni daño en el.

  • Había escuchado los rumores – Dice el hombre al abrir sus ojos y observar por primera vez a sus oponentes – Santos de Bronce que pretenden atacar al santuario con una falsa Athena.
  • No es una falsa Athena, es la real y el patriarca debe saber esto. – Contesta Seiya lanzando un golpe que es detenido fácilmente por el hombre.
  • Mi nombre es Aldebarán, soy el santo de oro de Tauro. Escuchen santos de Athena. No tengo intenciones de que pierdan sus vidas, pero debo proteger este templo. Los derrotaré, los dejaré con vida, ya que la sangre sagrada de los caballeros jamás debe ser derramada en vano, incluso la de bronce. – Si alguno de ustedes logra dañar mi armadura podrán pasar al siguiente templo.
  • Entonces eso haremos – Contesta Hyoga atacando, pero siendo rechazado por su oponente automáticamente

Aldebarán esquiva sus ataques hasta que cansa a sus oponentes. En un momento crítico, este logra lastimar a sus cuatro rivales, lastimándolos de forma importante. El santo de Tauro les vuelve a repetir que se retiren y se rindan, pero Seiya y Hyoga vuelven al ataque.

  • Aun no puedo entender, como un santo tan sabio como lo es Mu de Aries los haya dejado pasar. – Contesta Aldebarán luego de enviar lejos a Seiya y Hyoga – Mu es uno de los dos santos que tienen sangre del pueblo perdido. Jamás traicionaría al santuario.
  • Eso es porque decimos la verdad – Contesta Shun – Aldebarán, al igual que tu no tengo ganas de lastimar a nadie, pero estamos contra las cuerdas y el tiempo. – Shun lanza su cadena y atrapa al santo de oro, Hyoga y Shiryu toman ambas piernas y Seiya ataca directamente a Aldebarán.

                El santo de oro recibe un golpe en su cara directamente lo que hace que el casco salga despedido por los aires, pese a esto, el cuerpo del santo no se inmuto, y al abrir los brazos los cuatro salen despedidos por los aires. Aldebarán vuelve a colocarse su casco.

  • Entiendo lo que dices Andrómeda – dice Tauro – Es por eso que los dejaré fuera de combate solo con este último golpe, espero el patriarca tenga piedad con sus vidas, tienen mucho potencial – Aldebarán levanta sus brazos, pero es sorprendido por la imagen en donde los cuatro santos de bronce.

                Los santos vuelven a contra atacar con la misma estrategia, pero esta vez su poder aumento de gran manera, lo que generó que el santo de oro no pudiera defenderse, la estrategia funciona de forma en que logran romper el cuerno del casco de Tauro. Aldebarán sorprendido admite su derrota ante los jóvenes.

 

-          Me parece difícil creer que cuatro santos de broncees lograran este milagro por sí mismos. Siempre había sabido que el poder y potencial no depende del material de la armadura, pero nunca me imagine, ser derrotado por cuatro jóvenes. – Aldebarán toma una pausa y se mueve del camino – Pueden pasar santos de Athena. Pero debo admitirles que el camino que les espera no será tan simple. No todos los santos de oro son personas que entenderán lo que quieren hacer a la primera. No todos son como Mu o yo. Ahora avancen que el tiempo corre.

 

                El santo de Tauro observa como los jóvenes avanzan con mucha determinación. Cuando estos desaparecen, su sonrisa cambia a una imagen de preocupación. Este hombre se sienta en el suelo y con ambos brazos cruzados comienza a meditar. Sobre lo ocurrido.

 

                Ya al haber salido de la casa de Tauro, los santos de bronce avanzan en las escaleras hacia el siguiente templo, el de géminis. Los jóvenes entran sin pensar mucho, especialmente porque el tiempo estaba avanzando.  Lamentablemente ellos no esperaban que ese templo no solo tuviera a un santo, sino que estos se sorprenden al ver que cuando pensaban que habían salido del templo, solo habían regresado al principio del mismo. Los santos deciden ingresar nuevamente, pero esta vez separados.

 

                Nuevamente en la casa de Tauro, el santo se coloca de pie y comienza su camino hacia el templo de Aries, este hombre se mantiene en silencio hasta que en la casa puede notar al santo de Aries, junto a su discípulo, estos rodeaban a una mujer que estaba en el suelo.

 

·         Mu, ¿Esa es la chica? – Pregunta Aldebarán hacia su compañero.

·         ¿Por qué los dejaste pasar con tanta felicidad Aldebarán? – Contesta el santo de oro.

·         Se me había olvidado que eres igual a tu maestro, solo respondes la preguntas con más preguntas – Contesta sonriente el santo de Tauro. – No lo sé, hay algo en ellos, quizás les crea, quizás quiero saber hasta qué punto son capaces de llegar. Es un grupo interesante, los alumnos de Dohko y Camus, un joven con un alma pura, y la nueva reencarnación de Pegaso.

·         Desde la era del mito, solo dos santos han sido los más cercanos a nivel personal con la diosa, y esos lo eran el santo de Pegaso y el de Sagitario. – Mu hace una pausa y se coloca en frente de Tauro – Creo que hemos cometido un grave error. Pero la única manera que lo entiendas es que sientas el cosmos de ella. Siente el cosmos de Athena, y sabrás la verdad. – Tauro accede y con su mano absorbe la energía de Athena.

                  ·         Aioros… - Entre lágrimas habla Aldebarán - El era un gran amigo… Lo siento…



#53 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 15,962 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 26 febrero 2020 - 12:10

8.- Aldebarán de Tauro

 

El caballero de tauro es bastante noble

 

fue entretenido el capitulo

 

mucha suerte en tu fic



#54 Pojoyuelo

Pojoyuelo

    Miembro habitual

  • 46 mensajes
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Virgo

Publicado 26 febrero 2020 - 12:12

Gracias y eso que no has visto lo que tengo preparado en la siguiente saga para el. Todos los dorados tendrán redención. Gracias x el apoyo!

#55 Cannabis Saint

Cannabis Saint

    Miembro de honor

  • 1,327 mensajes
Pais:
Honduras
Sexo:
Masculino
Signo:
Sagitario

Publicado 26 febrero 2020 - 22:47

Me agradan las doce casas, y esa batalla en conjunto estuvo muy bien, a ver qué les espera a los santos en Géminis, y ya quiero ver cómo redimes a los maltratados santos

#56 Pojoyuelo

Pojoyuelo

    Miembro habitual

  • 46 mensajes
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Virgo

Publicado 27 febrero 2020 - 07:45

9.- El Laberinto de Géminis

 

                La vista cada vez se hacía más difícil para el santo de la constelación de Andrómeda. El templo parecía no tener final. El santo continua caminando, pero se detiene al darse cuenta que ya había recorrido el mismo piso que antes. Este llama a sus compañeros, pero no hay respuesta.

 

-          ¡Seiya! ¡Hyoga! ¡Shiryu! – grita Shun sin recibir respuesta – Espero que hayan logrado llegar a la salida antes que yo, solamente necesitamos que uno de nosotros llegue a la recámara del gran patriarca.

-          No lo harán, Andrómeda – Contesta una voz dentro de la oscuridad – Ellos ya han fracasado en su misión, y lo harás tu también.

 

                Un hombre que Shun reconocía muy bien se acercaba hacia él. Efectivamente cuando se acerca al santo, este puede observar que su hermano mayor Ikki, había entrado al templo. Ante la felicidad de Andrómeda, este descubre un aterrador escenario. Es golpeado en su estómago por su propio hermano.

 

-          Shun, siempre has sido débil – Contesta Ikki ante un abatido Andrómeda – Tus amigos están muertos. Eres el único aquí.

-          Hermano, que haces en este templo, pensé que habías sido tu el que me había ayudado hace unas horas. – Shun se coloca de pié y observa sus cadenas – Tú no eres Ikki… Si realmente fueras mi hermano, mis cadenas no habrían reaccionado. Ahora dime quien eres.

-          Interesante – dice una voz lejos mientras el santo del Fénix desaparece en la oscuridad. – Tus amigos cayeron por mucho menos, pero obviamente tus cadenas te han salvado de eso… pero no de mi.

 

                Una sombra se acerca al santo de Andrómeda, este vestía una armadura dorada como las demás, su rostro estaba cubierto por el casco que este tenía, en sus esquinas se podía observar dos caras que representaban emociones distintas.

 

                Shun inmediatamente al entender el peligro, utiliza sus cadenas para cubrir su entorno y protegerse de cualquier acción que su oponente quiera tomar contra él. Este firme le pregunta al santo de Oro de Géminis.

 

-          ¿Dónde están mis amigos? – Grita el santo de Andrómeda a su oponente

-          ¿Amigos? – Me sorprende que llames amigos a estos… - El santo de Géminis señala a una proyección que este tenía enfrente. – como verás Seiya y Shiryu se encuentran bien, por el momento, continúan corriendo, frustrándose, pero ellos si cayeron en mi trampa. La única manera que los salves es que me derrotes en este momento, lo que sabemos que no pasará.

-          ¿Dónde está Hyoga? – pregunta amenazante Shun

-          ¿El cisne? – Dice el santo con un tono de burla – Alguien ya tenía otros planes, espero que entiendas que tu amigo ya debe estar muerto. Quizás deberías preocuparte solamente de ti.

 

                El santo dorado no le da oportunidad a su oponente y golpea directamente el centro de las cadenas, este logra lanzarlo contra las paredes causando un gran daño en el santo de bronce. Pese a lo ocurrido Shun se coloca de pie y ataca con sus cadenas, las cuales son detenidas con facilidad por Géminis.

 

                Shun intenta tirar sus cadenas para atacar a su oponente, pero sin darse cuenta es impactado por un golpe que lo arroja a otra dimensión. Este muy confundido intenta aferrarse a sus cadenas, mientras que el santo de Géminis continúa humillándolo.

 

-          Este combate solo sirve para dejar algo en claro, tenemos dos santos de oro que debo hacerme cargo por traición al patriarca. – Géminis se suelta de las cadenas y vuelve a lanzar contra las paredes a un herido Andrómeda. – Es imposible que derrotaran a los demás… no con este bajo poder. Ahora Andrómeda, como todos tus amigos, te vas a otra dimensión… ¿Qué? – Géminis se sorprende ante su oponente.

-          No me gusta dañar a nadie, pero no puedo negar mi misión de que debo proteger a mi diosa. Y si debo pasar por sobre un santo de oro para llegar a ello, lo haré con gusto – Shun comienza a brillar, señalando que un gran  poder se había hecho presente en el ante la sorpresa del santo de oro.

 

                Shun lanza su cadena directamente hacia la cara del santo dorado, esta atraviesa su cuerpo, y continúa su camino por un camino, que ni Shun había comprendido, esto hasta que un golpe seco detiene el movimiento. El santo de Andrómeda se da cuenta de esta situación, y automáticamente, la armadura de Géminis se despega de su dueño y vuelve a su forma original.

 

-          El santo de Géminis, nuca estuvo aquí, todo fue una ilusión… - Reflexiona el santo de Andrómeda – Creo que lo he derrotado por ahora, pero no puedo hacer nada por mis amigos, espero que se hayan podido adelantar ahora que la ilusión ha desaparecido. Debo continuar mi camino, al menos uno debe llegar.

 

                Mientras que en las afueras de la casa de Géminis, Shiryu y Seiya continúan su camino el santuario hacia la cuarta casa. Mucho más adelante se podía observar un panorama muy distinto. En el centro de la casa de libra, y solo alumbrado por la luz del sol, se encontraba un cristal gigante.

 

                Pero había algo distinto en este cristal, que parecía un iceberg. Dentro del, se encontraba una pequeña energía muy conocida. Al lado de este se encontraba un santo dorado, este observaba con tristeza su trabajo, y luego de dedicarle unas palabras decirde regresar a su templo.

 

-          Siento nuevamente el cosmos de Shun, esta detrás de nosotros Shiryu – le dice Seiya a su compañero mientras continúan subiendo las escaleras – Pero no siento el cosmos de Hyoga, espero que esté bien.

-          Lo estará Seiya, pero debo pedirte algo antes de que continuemos. – Shiryu se detiene en las afueras del templo de Cáncer. – Seiya, el santo de Cáncer, es alguien a quién conozco… Una vez intentó asesinar a mi maestro, y su gran poder… Seiya, esta será mi batalla, y necesito combatir solo. Mientras yo avanzo tu debes seguir con el temp0lo de Leo

-          Pero Shiryu, podríamos…

-          Escucha a tu amigo Pegaso… El dragón es completamente mío… - Dice una voz en los pies de la entrada del templo de Cáncer.



#57 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 15,962 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 27 febrero 2020 - 15:15

9.- El Laberinto de Géminis

 

asi que geminis puede adoptar la apariencia de otros guerreros

 

la habilidad de la cadena de atravesar dimensiones es muy util

 

el santo de Cáncer esta punto de experimentar "el temor" XD



#58 Cannabis Saint

Cannabis Saint

    Miembro de honor

  • 1,327 mensajes
Pais:
Honduras
Sexo:
Masculino
Signo:
Sagitario

Publicado 27 febrero 2020 - 18:05

Y la sensualidad

#59 Pojoyuelo

Pojoyuelo

    Miembro habitual

  • 46 mensajes
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Virgo

Publicado 28 febrero 2020 - 11:41

10.- Deathmask de Cáncer

 

                Meses antes de todo lo ocurrido, en una montaña antigua, en la cual uno de los caballeros de oro más poderosos y antiguos se encontraba haciendo un trabajo especial. Un joven santo de Dragón se encontraba entrenando.

 

                El anciano, que pasaba todo el tiempo sentado en la boca de la cascada observaba a su alumno que durante un duro entrenamiento había logrado sacar la armadura del dragón de la boca de la cascada, tal como este lo había hecho hace más de 300 años.

  • Shiryu – Dice el anciano – Es el momento de tu última prueba. Durante años, te he entrenado desde que eras un niño. Con el apoyo de shunrei hemos sido una familia, y espero que esto continúe así. Pero es momento de una prueba final.
  • Maestro… - Dice Shiryu, pero este es interrumpido por una risa desde las cataratas.
  • Dohko… Al fin te encuentro.

                Un santo dorado sale de un portal que se había creado en las cataratas, este es un hombre joven, cubierto completamente por una armadura dorada, este venía en compañía de un santo de plata. Ambos se acercan anciano y al santo del Dragón.

 

                El hombre le da instrucción a su compañero, y este con ayuda de su escudo transforma a Shunrei, una compañera de Shiryu en piedra. Este se revela ser el santo de Perseo. Shiryu reacciona rápido ante el ataque y se protege con su escudo, pero esto no funciona.

  • Su nombre es Algol, es el santo de plata de Perseo, no observarlo tampoco te servirá joven dragón. Mientras que yo, Deathmask de Cáncer, vengo por tu vida anciano maestro. – Dohko no reacciona ante su oponente, mientras que el combate entre el santo de bronce y plata continúa.
  • Gracias Cáncer – Dice Dohko – Me has confirmado una terrible sospecha. Solo el patriarca sabe cuál es mi misión y el porqué no volveré al santuario. Pero si es el quién te envió a asesinarme, significa que esta persona no conoce la gravedad de las consecuencias de interrumpirme

                Por otro lado, Shiryu se encontraba aún combatiendo con Algol, pero este no podía evitar ser petrificado en sus extremidades, por lo que toma una medida desesperada. Despojándose del miedo, este se lesiona ambos ojos, con el fin de poder luchar sin tener que preocuparse por la habilidad de su oponente.

 

                Algol se asusta al ver esto y pierde el control del combate, finalmente Shiryu, canalizando todo su poder logra atravesar el cuerpo de su oponente con un golpe de dragón. Esto genera que su amiga Shunrei vuelva a regresar a su estado normal. Pero el combate no había terminado, ya que Cáncer atacaba a Dohko.

 

                Lamentablemente para el santo, una armadura dorada vuela y se coloca entre el ataque del santo. La armadura de libra funciona como un escudo, pero Deathmask al ver que no podía hacer nada, ataca y le da muerte a Shunrei, mientras usa el tiempo para escapar con un herido Algol.

 

  • Shiryu… dice Dohko a su alumno – Shunrei, no esta realmente muerta – Hay una manera en que la puedes traer a la vida, pero no será fácil. Debes derrotar a Deathmask. Pero antes de eso debo pedirte algo que te conducirá hacia él.  – Fueron las últimas palabras que le dio su maestro.
  • ¿Así que todo esto? – Dice Deathmask a Shiryu meses después – Es porque maté a tu amiga… Me encanta saber que soy responsable de tu  miseria. Ahora esto acabará más rápido de lo que crees.

                Deathmask, levanta su dedo e inmediatamente logra dañar gravemente a su oponente, pero su ataque tiene un resultado distinto, ya que este es transportado a un lugar muy distinto. Eso no era todo, ya que Shiryu, se había dado cuenta que había recuperado su vista.

  • Estamos en el inframundo, pero especialmente en el lugar que a mí me resulta interesante Shiryu. Mira a tú alrededor, todas las caras, todas las muertes que han sido a causa mía.
  • Los santos de Athena debemos proteger la justicia Deathmask - ¡Eres un asesino!
  • Asesino en nombre del Patriarca, tú deseas que Eris tome el control del santuario. Para mis ojos tú eres el verdadero traidor. – Deathmask perfora el estómago de Shiryu – Ahora te asesinaré tal y como lo hice con la niña.

Shiryu cae al suelo sangrando, los daños que había recibido, eran muy peligroso, este observa a su alrededor y ve como las sombras de vez en cuando tomaban forma, una de estas tomaban formas de niños inocentes, e incluso a la distancia logró observar el cuerpo sin vida se Shunrei.

  • La niña aún vive Shiryu… Pero creo que es momento de darle fin a todo esto. – Cáncer dispara en dirección a Shunrei, pero Shiryu usa su cuerpo como escudo ante la sorpresa del santo dorado.

                Este hecho hace que Cáncer se preocupe, ya que el golpe no fue letal, esto principalmente porque no se había dado cuenta que al momento de disparar el rayo, su armadura lo había abandonado por completo. Shiryu al darse cuenta de esto, se coloca de pie.

  • Asesinar a alguien sin motivo, la orden de matar a Shunrei, no fue ni del patriarca ni de Athena, fue solo maldad puramente tuya. Es por eso que la armadura de Cáncer no te reconocerá. La armadura me ha dado permiso para acabar contigo y poder darle un dueño digno a esta. – Shiryu se envuelve en una ola verde resplandeciente, haciendo que su poder se eleve. – Espero en otra vida podamos luchar mano a mano

                Cáncer intenta contraatacar, pero Shiryu logra atravesar su pecho con un golpe dándole muerte. Al momento de esto, todos son transportados inmediatamente a la casa de Cáncer. En esta, Shiryu se da cuenta que había perdido su vista nuevamente, pero esta vez tranquilo, ya que sentía como el cosmos de Shunrei había regresado a las cataratas con el anciano maestro.

 

                Mientras tanto Seiya continúa el camino a la casa de Leo, su paso es cortado por una santo de plata. Shaina de Ofiuco se presenta en la mitad del camino. Esta ataca a traición al santo, el que responde rápidamente esquivando su fuerza.



#60 Cannabis Saint

Cannabis Saint

    Miembro de honor

  • 1,327 mensajes
Pais:
Honduras
Sexo:
Masculino
Signo:
Sagitario

Publicado 28 febrero 2020 - 14:43

Corto pero muy bueno, el flashback con Algol da un giro distinto y se agradece, saludos y aún quiero mas!




0 usuario(s) están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos


Este tema ha sido visitado por 15 usuario(s)