SKIN © XR3X
x

Jump to content


* * * * * 1 votos

Saint Seiya: COSMO WARS

Guerra Santa del Siglo XVI

  • Por favor, entra en tu cuenta para responder
61 respuestas a este tema

#21 ALFREDO

ALFREDO

    Miembro de honor

  • 2,599 mensajes
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Libra
Desde:
Iquique, Chile

Publicado 02 diciembre 2016 - 20:46

¡Hola Castor! Aquí va el cap 2.

Capítulo de transición, pues no avanzó mucho la trama, debido a q se concentra mejor en la pelea y los personajes del momento. Aunque conocimos a Lionel de Leo, q lo recordaba como uno de tus mejores personajes. Y esta espectro no tanto, bastante cruel su destino, y su transformación, de victima a victimaria. Pero sabía que terminaría así, pues ya me ha dado cuenta del patrón que tienes con ciertos personajes a darles vidas retorcidas jeje.

Aunque algo q me vino a la mente y encontré como contradicción, es el hecho de que no se si los espectros debiesen recordar sus vidas, pues tenía entendido que cuando la masei reencarnan en ellos, los posesionan y seguramente lo hacen para mantener la lealtad a Hades, pues dudo mucho q las almas a las que toman mantengan ese compromiso con Hades. Hasta ahora solo en el ND, el único espectro que guarda relación con su vida actual y mantenido su conciencia es Suikyou.

Asi que creo q debieses ondar en eso, ya que en contexto si quieres seguir explotando a los espectros para que no sean simple carne de cañon y darles una razón a que recuerden sus vidas actuales, sin que presente un conflicto con su compromiso como espectros hacia su dios. Incluso serias más responsable q kuru q todavía no explica por qué Suikyou tiene ese privilegio.

Fuera de eso el capítulo estuvo entretenido, Lionel es bastante agradable y todo un caballero jaja. Lysander por otro lado, no sé qué hacía ahí, que no estaba con Vlinder y Piscis. Cuanto tiempo ha pasado desde eso?

Algo que no note, o se me paso por alto, es para que querían la mandrágora. Pues al final se la llevan.

Bueno es todo nos vemos por tu fic o el mío.


fics2017_escena_sadica_by_bytalaris-dazo

FANFIC: La condenación de los caballeros de Athena

Capitulo 44 .-  desde el (06/04/2017)

Fichas de personajes


#22 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 mensajes
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Publicado 25 enero 2017 - 14:16

Respecto a los espectros la verdad es que eso no queda claro ni en el manga original. Myu explica que a pesar de ser espectros ellos son humanos que en determinado momento despiertan su poder. Pero nunca queda claro si pierden sus recuerdos o no.
Es muy buena observación la qué haces en realidad. En The Three Wars Queen de Alraune consume la mandrágora y gracias a eso puede recordar su vida pasada como humano normal, mientras que el resto de espectros no lo hace por estar "poseídos" por la estrella como bien mencionas. Sin embargo, creo que Suikyo en ND no es un caso aislado, creo que así será con todos los espectros, por eso he tomado ese nuevo camino en mi fic. Si no fuese así, seguramente tendríamos a Minos de Grifo otra vez y no a Vermeer.

Pasaron algunos días desde que Pandora y Aslan raptaron a Lazarus en Anthea.

Lionel quiere las mandrágora para consumirlas, debido a sus supuestos efectos psicotrópicos. XD
En el fic original tiene todo tipo de hierbas raras en su templo, y hasta tiene un jardín secreto de marihuana cerca del santuario jajaj.

Saludos!

Este fin de semana público el cap 3.

Editado por Cástor_G, 25 enero 2017 - 14:20 .


Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#23 ℙentagrλm ♓Sнσgōкι

ℙentagrλm ♓Sнσgōкι

    The Digger

  • 7,050 mensajes
Pais:
Espana
Sexo:
Masculino
Signo:
Geminis

Publicado 25 enero 2017 - 15:11

Venga Cástor que se me va a olvidar la historia si no te das prisa.


ib5Zs2uw_o.gif

Pincha en la foto para leer Rosas desde el Siglo XVIII

Ranking de resistencia dorada


#24 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 16,112 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 26 enero 2017 - 15:53

CAPITULO 1: 

 

 

-¿en tu fic las armaduras se colocan pieza por pieza como en el manga?

 

-¿un caballero dorado lleva un oso de felpa?

 

-fue interesante el duelo de piscis

 

-es muy..................extraño que Vlinder de Escorpión. tenga tecnicas relacionadas con las mariposas

 

 

 

-


fwoTpjp.pngd2846x5-c33eb060-952a-40e4-b79b-ac99f8b9

 

 

 


#25 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 16,112 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 27 enero 2017 - 21:24

2

 

pobre de la  viuda Sarah Sloothaak

 

fue muy  triste  el pasado del espectro de mandrágora


fwoTpjp.pngd2846x5-c33eb060-952a-40e4-b79b-ac99f8b9

 

 

 


#26 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 mensajes
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Publicado 13 febrero 2017 - 20:38

.

 

 

CAPÍTULO 3:

El Hombre con el Puño de Hielo

 

La mente es como una maravillosa caja en la cual podemos atesorar nuestros más hermosos recuerdos. Podemos abrirla de vez en cuando, y con nostalgia, vivir nuevamente los momentos más felices de nuestro existir. Ojalá pudiésemos ponerle llave, y así evitar que terceras personas perturben nuestras memorias.

 

1. Denon de Acuario
Después de haber estado en Ruthenburg, Lysander y Lionel regresaron al Santuario; Lionel traía consigo un saco colmado de mandrágoras, mientras que Lysander traía un cargo de conciencia abrumador por haber dejado el Santuario en un momento en el que definitivamente no era prudente hacerlo.

 

—No me apetece escuchar el sermón del gran Patriarca —dijo Lionel apenas pisó el templo del león; ambos habían recorrido los primeros templos del zodiaco. El resto de Caballeros de Oro estaba al tanto del comportamiento rebelde de estos jóvenes, sin embargo, no habían emitido comentario alguno al respecto mientras Lysander y Lionel cruzaban sus respectivos templos—. Me quedaré aquí.

—Valiente amigo que eres, Lionel —gruñó Lysander; ahora tenía que enfrentar las consecuencias de sus actos completamente solo­—. Continuaré sin ti entonces.

 

El camino de escalones que otras veces Lysander consideraba tedioso y casi infinito, parecía haber reducido considerablemente el número de peldaños; jamás lo había sentido tan corto, en un abrir y cerrar de ojos ya estaba frente al palacio del gran Patriarca, más allá del duodécimo templo zodiacal.

Lysander tenía que rendir cuentas no solo por haber abandonado el Santuario, también debía hacerlo por la misión que le había sido encomendada. Estaba consciente de que había fallado ante los ojos del Santuario, por tanto, era de vital importancia pensar muy bien lo que iba a decir. Inquieto, pasaba las manos sobre su rostro y cabello una y otra vez, tratando de pensar, tenía que mentir puesto que estaba seguro que decir la verdad definitivamente no era una opción, sin embargo, lo único que conseguía era esparcir la suciedad que llevaba consigo; había tenido una pelea en Ruthenburg y ni siquiera tuvo la oportunidad de limpiar su cuerpo, que se encontraba cubierto de polvo y sangre seca.
Cuando Lysander finalmente entró al salón principal, caminó por el pasillo alfombrado de rojo profundo, y al estar frente al trono del Patriarca, se inclinó.

—Gran Patriarca, he venido a presentar el informe de la misión que se me encomendó días atrás —dijo Lysander, su mano temblorosa dejaba en evidencia los nervios que sentía en ese momento. A pesar de ser un Caballero rebelde por naturaleza, le resultaba vergonzoso tener que rendir cuentas sobre algún asunto fallido.
—No es necesario que lo hagas, Lysander de Sagitario —dijo el hombre «quizá anciano» desde el trono—. Denon de Acuario me ha contado los detalles.

—¿Denon? —Con tan solo escuchar ese nombre, una chispa parecía haber encendido la mecha de la cordura de Lysander, una mecha que se antoja corta—. Con todo respeto… él no tenía por qué hacer tal cosa.

—¡Vaya desvergüenza la tuya, Lysander! —señaló una voz desde las sombras—. Al llegar aquí, tus primeras palabras debieron ser una disculpa por el pésimo desempeño que has mostrado últimamente.

 

Aquellas incisivas palabras eran pronunciadas por un joven alto y rubio, y atractivo también; su piel era tan blanca, que sus ojos azul cielo brillaban como dos zafiros parcialmente ocultos en la nieve; y su larga cabellera se perdía entre el brillo dorado de su armadura, el cual además revelaba el rango que tenía dentro del ejército ateniense.

 

—¿Qué haces aquí, Denon? —preguntó Lysander visiblemente molesto—. Deberías estar cuidando el templo de la urna sagrada —Por el coraje apenas contenido en su mirada, se podía intuir que entre ambos Caballeros de Oro no existía una relación cordial.
—Lysander… —musitó Denon y sonrió sarcásticamente—. Desde hace algunos días debiste haber llegado de tu misión en Anthea, sin embargo, lo haces hasta ahora, dejando en evidencia tu ineptitud, tu poco sentido de urgencia y tu falta de compromiso. ¿Crees que el gran Patriarca tiene necesidad de estar esperando a un Caballero insolente como tú? Estamos en guerra, deja de actuar como un niño.

—Debí ser yo quien le contase los detalles, no tú.

—Lástima —dijo el rubio, y sonrió—. Debiste pensar eso antes de desaparecer.

—¡Suficiente Denon! —gritó Lysander, aún más molesto si eso fuese posible—. Es suficiente —Se incorporó, y con una mirada que amedrantaría a cualquiera, se dirigió hacia su impertinente compañero—. Hoy no es un buen día para entablar una discusión contigo. Estás acabando con mi paciencia.

—Tú has acabado con la nuestra desde hace mucho tiempo —replicó el rubio Caballero, y sonrió nuevamente; mientras más crecía el enojo en Lysander, Denon parecía estar más feliz—. ¿Es necesario hacer un recuento? Hace unos días se te encomendó la misión de asesinar al humano elegido para albergar el alma de Hades en esta época, y no lo hiciste. O quizá sea necesario hurgar en acontecimientos de años pasados…

—No te atrevas a mencionar eso… fue un accidente…

—Hace dos años partiste rumbo a la Isla de la Reina Muerte. Algunos Caballeros Negros estaban actuando de forma violenta y se te encomendó la misión de detenerlos. Un Caballero de Plata te acompañaba… Herman de Cetus. ¿Qué fue lo que ocurrió Lysander?

—Fue un accidente…

—¡Lo asesinaste!

«Aunque ciertamente debí ser más cuidadoso, tan solo fue un lamentable accidente», reflexionó Lysander mientras de sus puños manaba un hilo de sangre. Su mente parecía estar conteniendo la ira, pero su cuerpo no.

—Eres un desastre Lysander. ¿Por qué no renuncias? Renuncia al Santuario, y busca un agujero en el cual puedas esconder tu vergüenza.

—¿Qué dices?

—Digo que eres el epítome de la mediocridad. No asesinas cuando debes, y asesinas cuando no deberías hacerlo. En otras palabras, eres un estorbo.

—Fue un accidente…

 

2. Herman de Cetus

En el Pacifico Sur, bajo el Ecuador, hay una isla maldita que ha dado origen a las más terribles historias de crueldad, horror y supervivencia. En el centro de esta, permanece activo un volcán milenario, cuyas erupciones constantes elevan la temperatura del lugar a niveles insospechados, provocando que la tierra arda y que durante todo el año caigan insufribles y abrazadoras lluvias de fuego. Es un infierno ardiente sobre la Tierra… es la Isla de la Reina Muerte.

 

El hombre de ropaje negro corría a través del valle de tierra rojiza, y el Caballero de oro iba en pos de él. El lugar era inhóspito, caluroso y desprovisto de cualquier rastro de vida. Pocos allí tenían la dicha de conocer el hermoso azul del cielo, pues una densa nube de ceniza volcánica permanecía perenne flotando sobre la isla; agobiante, pesada y oscura, casi apocalíptica.

 

—¡Detente! —ordenó el de ropaje de oro, se detuvo y empuño el arco—. ¡Es la última advertencia!

—¡Vete al infierno Caballero de Athena! —Haciendo caso omiso al consejo del Ateniense, el hombre de negra armadura siguió su camino.

 

En ese momento, un destello dorado apareció bajo el cielo oscurecido, y en forma de relámpago, salió disparado hasta hundirse en el muslo izquierdo del Caballero Negro. Éste cayó al suelo; la flecha clavada en su pierna le había dejado inmóvil, y con una herida que sangraba profusamente.

 

—¡Señor Lysander! ¡Señor Lysander! —gritaba un jovenzuelo tratando de alcanzar al de ropaje de oro. También llevaba puesta una armadura, sin embargo, el brillo de esta parecía ser plateado.

—Necesitas ser más rápido, Herman —dijo Lysander cuando el joven Caballero de Plata le alcanzó.

­—Señor Lysander, aunque quisiera, sería imposible para mí alcanzar la velocidad de los Caballeros de Oro… —dijo el de ropaje plateado, jadeante. Herman era apenas un muchacho, quizá rondaba los quince años, pero ya era un Caballero de Plata. Su cabello colorado y las pecas en su rostro le convertían en alguien fácilmente reconocible en el Santuario, aunque en batalla no tuviese logros aún.

 

Lysander tenía intención de interrogar al de ropaje oscuro, pues sabía que ese hombre no era el líder de los Caballeros Negros. Los rumores decían que un tal Layard de Black Leo dirigía un grupo de Caballeros Negros rebeldes y desquiciados, que traían consigo destrucción y muerte por doquier. La pésima reputación que precedía a estos guerreros, era suficiente para captar la atención del Santuario.

Ambos atenienses se acercaron con recelo al Caballero Negro que yacía tendido en el suelo; no había recibido una herida mortal, sin embargo, el dolor en su pierna parecía suficiente para tenerlo inmóvil.

El hombre no sólo estaba quieto y con el rostro clavado al suelo, también permanecía en absoluto silencio. Esto despertó una corazonada en Lysander que le hizo apresurarse a levantar al de armadura negra. Cuando vio su cara, quedó horrorizado; los ojos se le habían pasmado en blanco, y de su boca manaba sangre a borbotones. El Caballero Negro mordió su lengua, la partió en dos y se ahogó con su propia sangre.

De haber tenido la oportunidad de conocer a ese desquiciado rebelde, Lysander habría sabido que su nombre era Musashi, y habría entendido que su orgullo era tan grande, que jamás permitiría ser asesinado por un Caballero de Athena.

 

—Parece que finalmente no obtendré información alguna de este hombre —masculló Lysander, retiró la flecha del cuerpo inerte del renegado, y junto a Herman siguió su camino.

 

Después de haber caminado un poco más, los atenienses llegaron a lo que antes parecían ser colinas escondidas entre la bruma espectral, para descubrir que no eran más que enormes montículos de esqueletos apilados unos sobre otros. El paisaje era macabro, sombrío y desolador, capaz de robar la esperanza del más valiente de los guerreros. En la punta de una de aquellas lomas tristes y fúnebres, cual piedra azabache se dejó ver un hermoso y enorme león de negro pelaje.

 

—Caballeros de Athena —profirió el león oscuro—, entre todos estos huesos, pronto estarán los suyos.

—¡Ese león puede hablar! —exclamó Herman. Como Caballero de Athena había visto cosas raras a lo largo de su vida, sin embargo, escuchar que los animales pronunciasen una palabra siquiera, no estaba entre ellas.

—Soy más que un león —gruñó el felino, transformándose en un hombre ante la atónita mirada de los Atenienses—. Soy Layard de Black Leo.

—Su armadura es idéntica a la de Lionel —aseguró Lysander.

—¿Sorprendido?

—Parece que los Caballeros Negros cuentan con muy buenos herreros, incluso pueden crear réplicas de las armaduras de oro —dijo Lysander—. Sin embargo, aunque se vistan como nosotros, e imiten nuestras habilidades, jamás dejarán de ser la sombra de los Caballeros de Athena. En el color de su armadura llevarán la penitencia por siempre.

—¡Cierra la boca! —ordenó Layard—. ¡Caballeros Negros! ¡Vengan ante mí!

 

De entre las sombras, aparecieron cerca de veinte hombres, todos ellos protegidos por una armadura negra. Sin duda se trataba de los Caballeros Negros comandados por Layard, que desde hacía unos días estaban provocando alborotos en esa y otras islas cercanas.

 

—No importa cuántos lacayos tengas, no tienes oportunidad contra mí —dijo Lysander confiado—. Sin embargo, te diré tres cosas. Número uno: Soy un hombre benévolo, sólo en última instancia hago uso de la violencia. Número dos: No he venido a matarte. Y número tres: Es imperativo que dejes de causar alborotos, y lastimar a la gente. Ahora bien, te haré una pregunta: ¿Dejarás de provocar la ira del Santuario con tus actos violentos? Si respondes “sí”, me iré tranquilamente. Si respondes “no”, entonces tendrás que ignorar mi punto número dos, porque entonces sí tendría que matarte.

—¡Estúpido! —exclamó Layard, mientras los otros Caballeros Negros guardaban apiñados entre los esqueletos, expectantes, mudos—. ¡Esta es mi respuesta!

 

¡Black Thunder Claw!

(Garra del Trueno Negro)

 

Cual agujero negro, el cuerpo de Layard se convirtió en negrura infinita, y en forma de relámpago oscuro, salió disparado contra el Caballero de Oro, quien ya lo esperaba acorazado detrás de las enormes y resplandecientes alas de su armadura dorada. La garra del impetuoso león se detuvo de tajo, y se vio obligado a retroceder. En ese momento, el resto de Caballeros Negros apareció para proteger a su líder.

 

—Supongo que esto significa que has rechazado mi oferta —dijo Lysander—. Es triste, pero parece que me han regalado la oportunidad de mostrar si finalmente he perfeccionado mi última técnica.

 

¡Infinity Break!

(Rotura del Infinito)

 

Una poderosa energía de luz cubrió el brazo de Lysander, y en un instante, salió disparada en forma de cientos de flechas luminosas y cegadoras, que irremediablemente atravesaron el cuerpo de los Caballeros Negros, como si estos fuesen de papel. Fue un espectáculo increíble, como ver una lluvia de estrellas fugases en medio del páramo. Layard pereció junto al resto de sus hombres.

 

Cuando el fulgor dorado desapareció, y regresó la penumbra, Lysander contempló horrorizado el cuerpo ensangrentado de Herman de Cetus. Fue un descuido terrible; una de las flechas accidentalmente desvió su curso, y atravesó el cuerpo del joven Ateniense. Entre lágrimas, Lysander tomó el cuerpo de Herman e intentó detener la hemorragia, pero ya era demasiado tarde, el joven plateado murió. La muerte de Herman parecía una maldición póstuma de los Caballeros Negros, una maldición con la cual Lysander tendría que cargar en adelante.

 

«¿Cómo podría explicarle a alguien una muerte tan absurda?», pensó Lysander por un momento. Después, tomó entre sus brazos el cuerpo aun tibio de Herman y le abrazó fuertemente, como nunca antes había abrazado a alguien.

 

3. Denon vs Lysander

La mente es como una caja que celosamente guarda nuestros más profundos recuerdos. Como recita el mito de Pandora, hay ciertas cajas que contienen espíritus malignos, por lo cual no deberían abrirse jamás. La mente de Lysander era una de esas cajas, y a Denon le apeteció abrirla.

—Es suficiente Denon —ordenó el anciano del trono—. Agradezco que me hayas informado sobre la misión en Anthea. Sin embargo, a partir de ahora debes mantenerte al margen.
—Lo siento, señor —dijo Denon y se inclinó—. Lamento haber hablado más de lo necesario —agregó y regaló una sínica sonrisa a su compañero Lysander; pocas cosas le provocaban tanto placer como el hecho de fastidiar al Caballero de Sagitario.
—¿Tienes algo que decir, Lysander? —preguntó el gran Patriarca.

—Sí —respondió Lysander—. Tengo algo.

 

¡Atomic Thunderbolt!
(Trueno Atómico)

 

Moviendo la diestra hacia atrás y luego hacia delante, Lysander generó una considerable descarga eléctrica que en milésimas de segundo cubrió completamente su brazo. Una vez que las chispas e hilos luminosos llegaron a su máxima potencia, el golpe en forma de rayo fulminante fue lanzado contra Denon de Acuario, levantando una gruesa cortina de polvo después del impacto.

Finalmente, la corta mecha de la cordura y la paciencia de Lysander terminó, y ocurrió la explosión de ira.

 

—¡Estúpido! —exclamó Denon levemente herido; su orgullo parecía haber sido más lastimado que su cuerpo—. ¡Pagarás esto! —Furibundo, salió disparado de entre el polvo, buscando el contraataque.

 

¡Diamond Dust!
(Polvo de Diamante)

 

Gracias a la ralentización del movimiento atómico «habilidad propia en los caballeros de hielo», en una fracción de segundo una onda gélida se apoderó del lugar, y en un instante, Denon consiguió reunir aquella masa de aire frio en la palma de su mano. Esta energía congelante fue lanzada en forma de pequeños cristales de hielo, impactando ferozmente el cuerpo de Lysander.

Lysander cayó después de golpear su cuerpo contra una columna. Clavado en el suelo, era difícil saber si había sufrido más por el impacto del hielo, o por el poder de congelación del ataque.

 

—¡Maldito! —gimió Lysander; aunque había sufrido solamente heridas superficiales, su cuerpo quedó entumecido por el aire frío—. ¡Toma esto! —gritó y se incorporó.

 

¡Atomic Thunderbolt!
(Trueno Atómico)

 

Nuevamente, Lysander generó una considerable descarga eléctrica que en milésimas de segundo cubrió completamente su brazo. Una vez que la energía acumulada llegó a su máxima potencia, el golpe en forma de rayo fulminante fue lanzado contra el suelo; aquel gusano eléctrico viajó subterráneamente por un momento, y brotó cual fuente luminosa en el otro extremo del salón, justo bajo los pies de Denon de Acuario.

 

—¡Imbécil! —Exclamó el rubio y saltó, tan alto que fue imposible que aquella furia eléctrica erizara sus vellos siquiera—. ¡No importa la dirección que tomen tus rayos, no podrás sorprenderme con esa técnica otra vez!

 

¡Freezing Hammer!

(Martillo Congelante)

 

La humedad del lugar parecía haberse concentrado en la palma de Denon. Cuando éste empuñó la diestra, inició un increíble proceso de cristalización; en un instante, lo que sostenía en su mano ya era un enorme báculo escarchado, y pronto, en el extremo nació una gigantesca cabeza, transformando aquella energía invernal en un poderoso y colosal martillo de hielo.

Denon dio un salto, y desde el aire, dejó caer violentamente aquella descomunal masa de hielo sobre Lysander, dejando su cuerpo aplastado y sumido en un cráter cubierto de escarcha y sangre.

 

—Maldito… —gimió Lysander malherido. El golpe había sido tan violento, que el mismo martillo de hielo se había hecho pedazos—. No me vencerás… —aseguró el de las alas de oro, tratando de ponerse en pie. El crujir de algunos huesos rotos sugería dolorosas fracturas de lenta rehabilitación, sin embargo, a diferencia de su esqueleto, su voluntad parecía ser inquebrantable.

—Pequeño estúpido —musitó el rubio Caballero; Denon era quizá solamente dos años mayor que Lysander, sin embargo, su experiencia en batalla le convertía en un oponente mucho más peligroso­— ¿Realmente pensaste que ya estabas a mi nivel?

—¿Qué todavía no estoy a tu nivel dices? —preguntó Lysander, y con gran esfuerzo, se incorporó—. No te preocupes, aún me queda vida para seguir intentándolo —su boca manaba sangre, sin embargo, sonrió.

—¡Basta! —resonó poderosa una voz desde el trono—. ¿No han tenido suficiente ya el uno del otro? —preguntó el anciano—. Athena se encuentra fuera del Santuario, en una misión muy importante. De haber presenciado esta vergonzosa pelea entre sus Caballeros, estaría muy triste.

—Gran Patriarca, me disculpo —dijo Denon, y se arrodilló.

—¿Y tú Lysander? —preguntó el anciano—. ¿Tienes algo que decir? No espero una disculpa, espero me platiques los detalles de tu misión en Anthea. Esta vez calmadamente, de ser posible.

—Antes de llegar hasta aquí, pensaba mentir. —respondió Lysander, mientras con la diestra limpiaba la sangre que manaba de su boca—. Pero realmente no tiene caso, a usted no podría engañarlo jamás. La verdad es que no me atreví a quitarle la vida a ese joven llamado Lazarus porque…
—No menciones su nombre —interrumpió el gran Patriarca del Santuario—. Se trata de Hades, no lo olvides.
—Bueno, simplemente no me atreví a matar a una persona inocente. Y no estoy seguro de estar arrepentido señor. Además, con todo respeto, usted tuvo cierta responsabilidad… debió elegir a otro para esta misión, no a mí. Alguno que no tuviera un lazo emocional con ese lugar.

—Cretino… ¿Cómo te atreves a culpar a nuestro Patriarca por tu ineptitud y tu bajo desempeño? —Nuevamente, intervino Denon; los comentarios incisivos parecían ser lo suyo.

—Silencio, Denon —ordenó el anciano—. Lysander, debes entender que no fue un acto egoísta de mi parte. Precisamente por la forma en que manejas tus sentimientos es que decidí darte esta misión, era tu oportunidad para terminar con todo aquello que te limita como guerrero, pero no lo has logrado. Eres un guerrero muy emocional, si no cambias eso, siempre tendrás problemas.
—Gran Patriarca…

Finalmente Lysander entendió la verdadera intención de aquel hombre que está por encima de los ochenta y ocho Caballeros. Sin embargo, aún sentía que había sido un acto cruel. Lysander confiaba en la posibilidad de vencer esa limitación que tantas veces le había repetido el Patriarca, de alguna otra forma, sin necesidad de hacer algo iba contra sus principios e ideales.

—¡Lysander de Sagitario! —exclamó el anciano—. Por no haber cumplido la importante misión que se te encomendó, y por haber abandonado el Santuario sin mi consentimiento, estarás prisionero en Abaddon durante treinta días y treinta noches. La estancia en ese lugar no es fácil de sobrellevar, medita y recapacita. Corrige tu conducta irreverente, y conviértete en un verdadero Caballero de Athena.

 

También conocido como “Palacio Negro”, Abaddon era la única prisión dentro del Santuario. Era una descomunal fortaleza que albergaba a más de trecientos delincuentes. Debido a que estaba construida sobre tierra santa, era imposible hacer uso del cosmos en dicho lugar, por lo que cualquiera que entrase allí, tendría la fuerza y la resistencia de un hombre ordinario.

 

—Nos vemos en treinta días, Lysander —musitó Denon, insinuando apenas una sonrisa.
 

 

La mente es como una maravillosa caja en la cual podemos atesorar nuestros más hermosos recuerdos. Sin embargo, aquello que no quisiéramos recordar, tristemente también permanecerá allí, a la mano de cualquiera que quisiese sacarlo a flote.

 

 

El recuerdo es vecino del remordimiento” —Víctor Hugo.

 

 

 

 

Información Adicional:

Denon de Acuario: Recibe su nombre en honor a Dominique Vivant, Barón de Denon. Famoso francés que fue artista, dibujante y grabador, escritor, diplomático, viajero, coleccionista de arte, y está considerado como gran precursor de la museología, la historia del arte y la egiptología; también fue el primer director del Musée central de la République, futuro Museo del Louvre

Herman de Cetus: Recibe este nombre en honor a Herman Melville, autor de la novela Moby-Dick.

Layard de Black Leo: Recibe este nombre en honor a Sir Henry Layard, famoso arqueólogo quien en el siglo XIX aseguró haber visto un león negro.

 

Curiosidades:

*En el Fic Original, Saint Seiya: THE THREE WARS, Denon de Acuario aparece en el capítulo 2. Esta vez hace su presentación en el capítulo 3.

*Las técnicas Freezing Hammer e Infinity Break no fueron usadas en The Three Wars.

*En el fic original, Lysander (Llamado Deos) y Denon tienen un enfrentamiento similar en el capítulo 7.

* Layard y Herman no aparecen en The Three Wars.


Editado por Cástor_G, 13 febrero 2017 - 20:56 .


Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#27 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 mensajes
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Publicado 13 febrero 2017 - 21:03

.


CAPITULO 1: 

 

 

-¿en tu fic las armaduras se colocan pieza por pieza como en el manga?

 

-¿un caballero dorado lleva un oso de felpa?

 

-fue interesante el duelo de piscis

 

-es muy..................extraño que Vlinder de Escorpión. tenga tecnicas relacionadas con las mariposas

 

 

 

-

 

Hola T-800 gracias por opinar!

 

-Las armaduras se colocan según la situación. Pueden hacerlo pieza por pieza, o invocarlas como se ve en el anime. Tengo entendido que el manga es así, de ambas formas. Bueno, eso recuerdo jeje.

-Así es, ese oso tendrá un significado importante y mediante él podremos conocer el origen de Vlinder de Escorpión. Que lo llame Milo quizá no sea una coincidencia juju.

-Esta pelea de Piscis no esta en el fic original, la verdad es de las partes que personalmente me han gustado más.

-Cuando Vlinder tenga más participación, explicaré por qué usa mariposas como técnicas =).


2

 

pobre de la  viuda Sarah Sloothaak

 

fue muy  triste  el pasado del espectro de mandrágora

 

Este capítulo fue muy similar al visto en mi fic anterior, solo cambió el hecho de que Lysander acompañó a Lionel (en lugar de Beagle de Unicornio), además en esta versión Alraune es mujer, en mi primer fic era hombre.

 

Saludos! Gracias por opinar!



Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#28 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 16,112 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 13 febrero 2017 - 22:20

 -Denon de Acuario  tiene una lengua bastante venenosa

 

-¡Ese león puede hablar!-------------que me late que llegaron a un universo paralelo de Narnia---XD

 

-pobre Herman de Cetus

 

-me pregunto porque ambos dorados se odiaran


fwoTpjp.pngd2846x5-c33eb060-952a-40e4-b79b-ac99f8b9

 

 

 


#29 ℙentagrλm ♓Sнσgōкι

ℙentagrλm ♓Sнσgōкι

    The Digger

  • 7,050 mensajes
Pais:
Espana
Sexo:
Masculino
Signo:
Geminis

Publicado 14 febrero 2017 - 02:56

Los caballeros dorados, vayamos a donde vayamos, no dejan de ser estúpidos... Denon no predica con el ejemplo de "estamos en Guerra", peleando sin ningún miedo contra un rival que tiene cosas que aportar a dicha guerra. No sé si esto ha sido intencionado, o no, pero está claro que ha sido un idiota total.

Luego, si no leo porque no tengo tiempo, es que no voy al día. Y, la verdad, prefiero ir acorde con todo ahora que tengo un hueco en mi apretada agenda. Mucha información en un capítulo, la verdad. Primero, que si Denon es un capullo, segundo, que si Lysander es un asesino involuntario, y tercero, que se pasará treinta días en una prisión del Santuario. Lo mejor de este capítulo creo que ha sido el santo de Acuario, que es un total HDP, tiene una personalidad altiva pero a su vez se arrastra como una lagartija ante el Sumo Pontífice. Esas son las personas que más detesta uno. En cuanto a fallas ortográficas, había visto un par, pero lo único que recuerdo ahora mismo al estar desde el móvil, es una coma entre Suficiente y Denon, porque ahí se hace necesaria una pausa.

Como ves, soy un tipo al que le gusta mantenerse al tanto. Aunque echo en falta que Lionel se rule algún peta de vez en cuando.

Un saludo, Castor, nos vemos a la siguiente.

ib5Zs2uw_o.gif

Pincha en la foto para leer Rosas desde el Siglo XVIII

Ranking de resistencia dorada


#30 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 mensajes
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Publicado 26 febrero 2017 - 22:54

 -Denon de Acuario  tiene una lengua bastante venenosa

 

-¡Ese león puede hablar!-------------que me late que llegaron a un universo paralelo de Narnia---XD

 

-pobre Herman de Cetus

 

-me pregunto porque ambos dorados se odiaran

 

-Demasiado venenosa xD. Y esta es solo su presentación, con el tiempo mostrará que puede ser más desagradable.

-jajaj la segunda referencia a Narnia, la primer es el nombre del espectro Grifo, Aslan.

-Será una guerra sangrienta, habrá uchas muertes.

-Efectivamente, hay un motivo... se revelará cuando la historia esté más adelantada.

 

Gracias por leer!


Los caballeros dorados, vayamos a donde vayamos, no dejan de ser estúpidos... Denon no predica con el ejemplo de "estamos en Guerra", peleando sin ningún miedo contra un rival que tiene cosas que aportar a dicha guerra. No sé si esto ha sido intencionado, o no, pero está claro que ha sido un idiota total.

Luego, si no leo porque no tengo tiempo, es que no voy al día. Y, la verdad, prefiero ir acorde con todo ahora que tengo un hueco en mi apretada agenda. Mucha información en un capítulo, la verdad. Primero, que si Denon es un capullo, segundo, que si Lysander es un asesino involuntario, y tercero, que se pasará treinta días en una prisión del Santuario. Lo mejor de este capítulo creo que ha sido el santo de Acuario, que es un total HDP, tiene una personalidad altiva pero a su vez se arrastra como una lagartija ante el Sumo Pontífice. Esas son las personas que más detesta uno. En cuanto a fallas ortográficas, había visto un par, pero lo único que recuerdo ahora mismo al estar desde el móvil, es una coma entre Suficiente y Denon, porque ahí se hace necesaria una pausa.

Como ves, soy un tipo al que le gusta mantenerse al tanto. Aunque echo en falta que Lionel se rule algún peta de vez en cuando.

Un saludo, Castor, nos vemos a la siguiente.

 

-En defensa de Denon (o la mía?) puedo decir que normalmente no actúa así, solo pierde la calma cuando se trata de Lysander, porque hay un rencor que viene desde su niñez pero la historia completa la mostraré mucho más adelante ju.

 

-Y aún no es nada, pronto veremos que Denon de verdad es un HDP xD, y no solo él, también su discípulo, el cual veremos próximamente.

 

-Pronto veremos más de Lionel, aunque no se haya visto su castigo en este capítulo, él también abandonó el Santuario, por lo que también será prisionero en Abaddon  le hará compañía a su amigo Lysander..

 

Gracias! Nos vemos por aquí o por allá.

 

---

 

Aquí dejo un dibujo que me hizo el gran artista Afo por allá en el 2009-2010 cuando inicié la primera versión de este fic.

 

921a835826586e6e907012a50473e501o.jpg

 

Pronto crearé el tema de fichas para conocer un poco más acerca de los personajes de este fic.

 

Saludos!


Editado por Cástor_G, 26 febrero 2017 - 23:08 .


Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#31 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 16,112 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 27 febrero 2017 - 17:08

MUY BUENA IDEA LO DE LAS FICHAS


Editado por T-800, 02 septiembre 2017 - 15:03 .

fwoTpjp.pngd2846x5-c33eb060-952a-40e4-b79b-ac99f8b9

 

 

 


#32 ALFREDO

ALFREDO

    Miembro de honor

  • 2,599 mensajes
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Libra
Desde:
Iquique, Chile

Publicado 27 febrero 2017 - 20:25

Hola Castor.

Capítulo 3.-

Fue un capitulo con algunos matices muy esenciales para evidenciar bastante las personalidades de Lysander y Denon.

Lo que sí no entendí como Denon sabía de la misión habría fracasado y me pareció injusto q el papa haya escuchado su versión si ni siquiera estuvo allí. Solo supo los hechos, pero es un tercero, los q estaban eran Piscis y Escorpio.

La pelea entre los dos ya me lo esperaba jeje, esta vez la adelantaste desde el principio.

Lo del flash de Lysander me sorprendió, hacia la isla de la reina muerte juju. Pero más q en tú fic existan black gold, me pregunto cuál sería la diferencia entre una black leo y una surplis de leo XD…

Lo que sí vuestro cap, me pareció una especie de deja vú, no porque haya leído el fic anterior, si no por las cosas nuevas, pues algunas cosas me sonaron guiño a mi fic.

Lo del león hablando, también tengo una escena similar, pero con un tigre. Creo q sale como en el cap 16 o 17.

La escena del Infiniti Break, q por cierto es una muy buena técnica inventada por Okada, comparable al galaxias explosión. Donde Lysander por accidente se lleva la vida de Hernan de Ballena también ocurre con mi prota, pero creo q es más insignificante, ya q no es en una pelea sino con una persona normal. Donde Enoc lo mata por accidente XD en el cap 9 si no me falla la memory.

Esperaba q al final Lysander dijera q se va o el papa lo destierre, pero lo encerró en una prisión q me parece lo mismo q el CaboSunion. Por algo Kanon tampoco podía escapar siendo un santo de Oro, ese lugar es santo igual. No entiendo por qué no usaste eso, pero menos mal q no usaste la mazmorra donde encerraron a tenma, donde hasta un bronceado como Yato sabia escapar.

Esta vez no entendí por qué el papa los dejo pelear, más encima en su templo. Debió cobrarles las reparaciones jaja.


Editado por ALFREDO, 27 febrero 2017 - 20:26 .

fics2017_escena_sadica_by_bytalaris-dazo

FANFIC: La condenación de los caballeros de Athena

Capitulo 44 .-  desde el (06/04/2017)

Fichas de personajes


#33 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 16,112 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 25 junio 2017 - 14:56

Ojala te animes a continuar con este fic


fwoTpjp.pngd2846x5-c33eb060-952a-40e4-b79b-ac99f8b9

 

 

 


#34 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 mensajes
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Publicado 01 septiembre 2017 - 19:29

Ojala te animes a continuar con este fic

 

Hola!

 

Estuve desconectado varios meses por razones de fuerza mayor, pero pronto estaré de regreso. Ojalá aún haya interés en esta historia!

 

Saludos a todos!



Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#35 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 mensajes
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Publicado 17 abril 2018 - 12:49

Hola Castor.

Capítulo 3.-

Fue un capitulo con algunos matices muy esenciales para evidenciar bastante las personalidades de Lysander y Denon.

Lo que sí no entendí como Denon sabía de la misión habría fracasado y me pareció injusto q el papa haya escuchado su versión si ni siquiera estuvo allí. Solo supo los hechos, pero es un tercero, los q estaban eran Piscis y Escorpio.

La pelea entre los dos ya me lo esperaba jeje, esta vez la adelantaste desde el principio.

Lo del flash de Lysander me sorprendió, hacia la isla de la reina muerte juju. Pero más q en tú fic existan black gold, me pregunto cuál sería la diferencia entre una black leo y una surplis de leo XD…

Lo que sí vuestro cap, me pareció una especie de deja vú, no porque haya leído el fic anterior, si no por las cosas nuevas, pues algunas cosas me sonaron guiño a mi fic.

Lo del león hablando, también tengo una escena similar, pero con un tigre. Creo q sale como en el cap 16 o 17.

La escena del Infiniti Break, q por cierto es una muy buena técnica inventada por Okada, comparable al galaxias explosión. Donde Lysander por accidente se lleva la vida de Hernan de Ballena también ocurre con mi prota, pero creo q es más insignificante, ya q no es en una pelea sino con una persona normal. Donde Enoc lo mata por accidente XD en el cap 9 si no me falla la memory.

Esperaba q al final Lysander dijera q se va o el papa lo destierre, pero lo encerró en una prisión q me parece lo mismo q el CaboSunion. Por algo Kanon tampoco podía escapar siendo un santo de Oro, ese lugar es santo igual. No entiendo por qué no usaste eso, pero menos mal q no usaste la mazmorra donde encerraron a tenma, donde hasta un bronceado como Yato sabia escapar.

Esta vez no entendí por qué el papa los dejo pelear, más encima en su templo. Debió cobrarles las reparaciones jaja.

 

 

-Denon seguramente se enteró por Alrisha o por Vlinder jejej. O quizá alguno de esos se lo comentó a alguien más y se corrió el rumor por todo el santuario.

-Así es. Esta pelea también ocurría en el fic original (Saint Seiya: THE THREE WARS), pero mucho más adelante. Además la hice un poco diferente.

-Esta parte de los Santos Negros no estaba en el fic original, sin embargo, siempre lo tuve en mente. Más adelante tendrán mayor participación.

-No he llegado a esa parte de tu fic :O

-No usé cabo sunion porque tengo un capítulo dedicado a esta prisión original más adelante, en un par de capítulos más juju.

 

Saludos! Gracias por leer, pronto estaré de regreso.

 

:D



Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#36 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 mensajes
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Publicado 11 enero 2020 - 18:08

Hola. Ha pasado tanto tiempo que no sé si aún lo vaya a leer alguien xD. Pero pues de todas formas publicaré los capítulos que tenía inconclusos desde hace años y que poco a poco ya estoy terminando. 

 

 

CAPÍTULO 4:

Fractura

 

 

 

1. El Hombre Alto y Nagy
Dentro de los dominios del Santuario, muy cerca de los doce templos del zodiaco, había una edificación construida ladera abajo en la montaña, y servía principalmente como coliseo de batallas para el duro entrenamiento que cientos de jóvenes realizaban antes de convertirse en Caballeros. Los muros de éste parecían permanecer apenas en pie; el tiempo podía verse en el desgaste de las paredes, y la potencia de los entrenamientos podía verse en las grietas de las columnas.

Aquella mañana, justo en el centro de la arena, permanecía inmóvil cual estatua de bronce, un enorme perro negro «quizá un sabueso de Transilvania». No importó el frío matinal de las montañas, ni el calor del medio día, el perro había permanecido allí desde el amanecer, tranquilo y expectante.

 

—Te has escapado otra vez Nagy —dijo un hombre de resplandeciente ropaje dorado, y de prominente estatura; posiblemente estaba cerca de los tres metros—. Es hora de volver a casa —agregó al entrar a la arena.

 

El perro permaneció en silencio, quieto y con la mirada fija hacia el horizonte. Esta no era una situación aislada. Nagy escapaba casi todos los días de su hogar, y corría hacía el coliseo. ¿Pero cuál era el motivo de tan extraña conducta?

Nagy esperaba a alguien que años atrás se había marchado, alguien a quien anhelaba volver a ver.

 

Quizá pronto se cumpliría su deseo.

 

—Está bien amigo, puedes quedarte un poco más si quieres —dijo el hombre alto y se tumbó en el suelo, justo al lado del perro negro—. Sólo un momento más y volveremos a casa.

 

2. Novak y Draco

Para saber quién es esa persona a la que Nagy estaba esperando, resulta necesario viajar al pasado, tan solo tres años atrás.

Habían pasado algunas horas desde que el astro rey se asomó tras las colinas que rodeaban al Santuario. El calor era intenso y húmedo, pero no insoportable; por momentos, ligeras corrientes de aire fresco removían la hierba seca del camino, y helaban el cuerpo empapado en sudor de dos jóvenes Caballeros que, bajo el sol y como todos los días, entrenaban arduamente y sin descanso. 

 

—Nuestro poder es bastante mayor al de un Caballero de Bronce —dijo Novak. La fuerza de sus puños parecía estremecer la arena del coliseo—. El Sumo Sacerdote es un estúpido, debió otorgarnos armaduras de oro —agregó muy seguro de sí mismo.

—Relájate hermano —instó Draco, insinuando apenas una sonrisa—. No importa si nuestra armadura es de bronce, plata u oro. Nuestro poder no conoce fronteras, y tarde o temprano el mundo será testigo de nuestras habilidades.

 

Ambos jóvenes parecían tener la misma edad, sin embargo, Novak era un año más grande. Era difícil no darse cuenta que Draco y Novak eran hermanos, pues su increíble parecido les delataba; ambos tenían el cabello tan blanco como el algodón, y hechizantes ojos azul profundo.

 

—¡Novak de Hidra! —pronunció un hombre desde las sombras—. ¡Draco de Dragón!  —siguió—. Su fuerza e ímpetu es admirable. Felicidades. 

—Señor Denon de Acuario —dijo Draco, reconociendo al instante al Caballero de Oro que recién llegó—. Es un honor para nosotros escuchar tan gentiles palabras.

 

Denon era un personaje controvertido dentro del Santuario. Como guerrero gozaba de una excelente reputación, sin embargo, como persona no tanto. Su lengua era más afilaba que una navaja, y sus palabras eran más tóxicas que el veneno de una serpiente. Quizá fue por esta peculiar y reconocida personalidad que Novak no había pronunciado palabra alguna ante las palabras del Caballero de Oro, dudaba que hubiera sinceridad en ellas.

 

Tenía razón.

 

—Sin embargo, de momento no contamos con armaduras de oro disponibles —dijo el rubio Caballero de Acuario, esbozando una cínica sonrisa—. Ni siquiera armaduras de plata, así que no importa cuánto se esfuercen, seguirán siendo Caballeros de Bronce.

—¡¿Qué dices?! —preguntó Novak iracundo. A pesar de ser el hermano mayor, era mucho más impulsivo que Draco, el cual prefería no utilizar la violencia a menos que fuese completamente necesario.

 

De entre las gradas, se dejó venir un enorme perro negro que hasta el momento había sido solo un espectador. Rápidamente y sin dudarlo, se interpuso entre Denon y su amo, Novak. Totalmente furioso, no dejaba de ladrar, parecía que en cualquier momento se abalanzaría sobre el Caballero de Oro, y le arrancaría la piel a mordiscos.

 

—Además, he escuchado rumores acerca de su origen —dijo Denon—. He escuchado que pertenecen a la familia Meggyesfalvi. Esa infame familia húngara que desde hace siglos mantiene una relación estrecha con el dios del Inframundo.

—Señor Denon —profirió Draco—. Con todo respeto, es injusto que seamos juzgados por el oscuro pasado que envuelve a nuestros ancestros.

­—Se dice que hace siglos, en Transilvania, había una familia de campesinos que era muy pobre —relataba el rubio—. Tan pobre que dos de los cinco hijos del matrimonio ya habían muerto por inanición. Totalmente desesperado, un día el padre salió en busca de alimento, y al no encontrar absolutamente nada, imploró ayuda a su dios, sin embargo, éste no le escuchó. Abatido por la desesperación, el campesino tomó del suelo una roca afilada y la enterró en sus muñecas; no soportó la idea de ver morir al resto de su familia, y decidió quitarse la vida. Sin embargo, ya en el umbral de la muerte alguien vino a él. Era Hades, el dios del Inframundo, quién parecía sí haber escuchado sus ruegos. Hades le ofreció la oportunidad de vivir nuevamente, y no solo eso, le ofreció también poder y riqueza.

 

Pero en esta vida todo tiene un costo.

 

—Es sólo una leyenda —interrumpió Novak—. Tan sólo eso.

—Aún no he terminado —dijo Denon—. Después de aceptar el trato que Hades le ofreció, el humilde jacal en el que la familia Meggyesfalvi vivía, se transformó en un enorme y lujoso castillo, y los campos que antes eran yermos ya no lo eran más, ahora eran verdes y fructíferos. Pero como en esta vida nada es gratis, el precio que el campesino tuvo que pagar fue su propia descendencia. A partir de entonces, y cada doscientos años, los miembros más jóvenes de la familia tendrían que convertirse en Espectros y formar parte del ejército del dios del Inframundo.

—Sinceramente no me apetece escuchar estas historias —dijo Novak. No era la primera vez que Denon le humillaba, sin embargo, se conocía a sí mismo bastante bien, y sabía que faltaba muy poco para que el rubio Caballero le hiciera perder los estribos—. ¡Vámonos Nagy! —ordenó al perro y pretendió dejar el lugar.

—No te atrevas a darme la espalda, Caballero de Bronce —Denon era un Caballero de Oro, Novak no podía desafiar su autoridad, así que tuvo que tragar su orgullo y muy a su pesar, detuvo su apresurada partida. Volvió hacia Denon y a regañadientes escuchó el resto—. Lo llevan en la sangre —Denon no parecía estar dispuesto a marcharse sin antes haber destilado todo el veneno posible—. En cualquier momento traicionarán a Athena. ¿Creen que el gran Patriarca sería tan estúpido como para entregarle una armadura de plata u oro a hombres como ustedes?

­—¡No somos unos traidores! —exclamó Novak.

—Tal vez no. Pero lo serán algún día. Por esa razón, son y seguirán siendo insignificantes Caballeros de Bronce, vigilados en do momento aunque ustedes no se den cuenta.

 

Aunque Denon había sido demasiado incisivo con sus comentarios, lo cierto es que no había dicho mentira alguna. Definitivamente existía ese trato entre la familia Meggyesfalvi y Hades.

Lastimosamente, Denon no era el único que mostraba desconfianza, gran parte del ejército ateniense mantenía la atención en este par de hermanos, pues conocían la leyenda y creían que en cualquier momento les traicionarían. Para muchos, Draco y Novak eran Caballeros con alma de Espectros.

 

3. El Mensajero y Kratos

Apóstolos era un soldado raso en el Santuario, un tanto delgado para formar parte de la primera línea de defensa del ejército ateniense. Por este motivo, recientemente había sido reubicado en el área de mensajería. La decisión fue tomada por el Consejo de Guerra Cósmica Ateniense, presidido por el caballero de oro Láncelot de Capricornio. A pesar de que dicha decisión no fue muy bien recibida por Apóstolos, no había algo que pudiese hacer al respecto, sólo el sumo sacerdote del Santuario tenía autoridad para intervenir en cuestiones militares dictaminadas por Láncelot.

A regañadientes, entregaba cada uno de los mensajes que se le encomendaban diariamente. Aquella mañana, debía atravesar los templos del zodiaco, y entregar una carta muy importante. No tuvo problemas en cruzar el templo del Carnero Blanco, sin embargo, apenas llegó al segundo de los templos, cuando tuvo su primer inconveniente.

 

—¿Quién eres? —preguntó el hombre de prominente estatura y guardián del segundo templo; firme como roble al pie de la escalera.

—Señor Kratos de Tauro, mi nombre es Apóstolos —respondió el soldado—. Soy un mensajero del Santuario. Solicito su permiso para cruzar el templo del Toro Dorado.

—¿Hacia dónde te diriges y cuál es tu propósito? —preguntó el hombre grande y musculoso, totalmente intimidante. Estaba ahí, cruzado de brazos, como una mole de fuerza impenetrable.

—Mi destino es el templo de la Urna Sagrada —Su voz flemática le hacía parecer atemorizado, y quizá lo estaba—. Tengo en mis manos una carta que debo entregar al señor Denon de Acuario.

—¿Quién ha escrito esa carta?

—El señor Novak de Hidra.

—¿El Caballero de Bronce?

—Es correcto señor.

—Tengo entendido que ese muchacho ha sido humillado públicamente por Denon en varias ocasiones... ¿Por qué razón le escribiría una carta?

—Lo ignoro señor. Yo sólo recibo órdenes.

—Entrégamela —ordenó Kratos y extendió el brazo.

—Pero señor Kratos, no cr-creo qu-que sea correcto —titubeó Apóstolos.

—Entrégame esa carta —ordenó nuevamente ante la negativa del dubitativo mensajero.

 

Dentro del Santuario, desafiar a un Caballero de Oro no era una idea muy inteligente. En esta situación, Apóstolos no tenía elección, y tuvo que entregar a Kratos la carta que debía haber entregado a Denon.

Apóstolos debió sentirse un tanto deprimido; se le reubicó en un área con tareas mucho más simples a las que tenía anteriormente, y una vez más no cumplió con las expectativas.

 

4. Kratos y Novak

Aquella misteriosa carta no era más que un desafío de Novak de Hidra. El atrevido Caballero de Bronce había invitado cordialmente a Denon de Acuario a tener una pelea a muerte. Cansado de las humillaciones, Novak estaba decidido a terminar de una vez por todas con el rubio engreído, que además se había encargado de difundir la leyenda del origen de los dos hermanos húngaros, provocando la desconfianza en gran parte de ejército ateniense hacia estos.

 

La hora dictada en aquella carta había llegado, y el Caballero de Oro arribó al coliseo, donde Novak ya esperaba impaciente.

 

—Parece que el mensajero despistado entregó la carta al Caballero equivocado —dijo Novak—. No es usted a quien esperaba, señor Kratos de Tauro.

—Desiste Caballero de Bronce —ordenó Kratos—. Denon no es un hombre con el cual deberías jugar.

­—¿Quién ha dicho que esto es un juego?

—¿Es que acaso no aprecias tu vida? No tienes oportunidad frente a un Caballero de Oro. De seguir con esta estupidez perderás la vida. El despertar de Hades está cerca, esta no es una buena época para tener bajas en nuestro ejército.

—Denon tiene una boca muy grande, creo que alguien debería enseñarle a mantenerla cerrada. Nadie necesita escuchar palabras pronunciadas por lenguas viperinas.

—Cuando un campesino se topa con una serpiente en sus cultivos, le rodea y deja que esta siga su camino, no intenta matarla. Las serpientes son peligrosas, pero también exterminan a los roedores que devoran las cosechas.

—¿De qué hablas? —preguntó Novak.

­—Denon es la serpiente y tú eres el campesino. Aprende a no prestar atención a las personas nocivas. Ambos son miembros importantes en nuestro ejército, y deben permanecer con vida para la guerra que se avecina.

—Es inútil que intentes convencerme, si no es hoy, será otro día, pero tarde o temprano pelearé con Denon de Acuario hasta las últimas consecuencias.

—No me dejas otra alternativa —advirtió Kratos—. Es preferible que sea yo quien te detenga.

­—Si es necesario para llegar a Denon, también te derrotaré a ti… ¡Kratos!

 

¡Poisonous Hydra Fang!

(Colmillo de Hidra Venenosa)

 

Ferozmente, Novak se abalanzó sobre el gigantesco Kratos de Tauro. De sus nudillos metálicos brotaron garras envenenadas, enormes y filosas también, cual colmillos de serpiente buscando a su presa. Pero estos colmillos resultaron inútiles al encontrarse con una armadura de oro, y en un instante se hicieron trizas.

 

—¡Perdóname Novak! —exclamó Kratos—. ¡Pero no me dejas otra opción!

 

Cual muñeco de trapo, Kratos tomó a Novak por el cuello con una de sus manos, y con la otra, una de sus piernas. Posteriormente, levantó su cuerpo en el aire, y lo dejó caer violentamente contra una de sus rodillas, rompiéndole la espina dorsal. El cuerpo de Novak crujió como dos rocas chocando y destruyéndose entre sí. Aquel ruido seco y escalofriante, fue seguido por calma absoluta, casi fúnebre.

 

5. La Gárgola y el Inválido

Si bien Novak no murió aquella mañana, la fractura en su cuerpo fue tan grave que a partir de entonces quedó postrado en cama, paralizado del cuello hacia abajo. Desafiar a un Caballero de Oro era un delito dentro del Santuario que ameritaba reclusión en la prisión de Abaddon. Novak no pisó el suelo del también llamado “Palacio Negro”, sin embargo, Kratos le condenó a un encierro quizá mil veces peor, pues ahora era prisionero en su propio cuerpo.

Tumbado sobre la cama, incapaz de poder levantarse, Novak vivía pensado en algún día poder recuperar la movilidad de su cuerpo y hacer arder nuevamente su cosmo, para así poder cobrar venganza.

 

—¡Largo de aquí insecto! —gritó Novak, irritado por el molesto zumbido de una mosca que volaba sobre su cara.

El calor de aquella mañana, y los insectos le hacían sentir una desesperación que jamás pensó vivir siendo un caballero. Eran cosas simples y cotidianas, sin embargo, él estaba totalmente desvalido. El sudor escurriendo por todo su cuerpo, las moscas revoloteando por su cara y la suciedad entre sus piernas pronto podrían hacerle perder la razón.

 

—Buen día Caballero de Athena —masculló una figura espectral que apareció sobre el cuerpo inmóvil del joven ateniense—.

—¡Argh! ¡Un Espectro! —exclamó Novak—. ¡Dracó!

—Tu hermano no puede escucharte, se ha dirigido al pueblo por víveres junto con tu fiel amigo Nagy.

—¡Maldito!

—Tranquilo, no he venido a matarte, sino todo lo contrario —dijo el misterioso ser.

—¿Qué dices?

—Mi nombre es Mardrön, Espectro de la Gárgola, y he venido a hacerte un ofrecimiento de parte del señor Hades.

—Hades…

—Tú y tu hermano forman parte de una familia que durante siglos ha estado al servicio del señor del Inframundo. Como si se tratase de una broma de los dioses, han terminado convertidos en Caballeros de Athena, sin embargo, su lugar no es aquí.

—¿Acaso me estas pidiendo que me una a tu ejército? ¿Te has dado cuenta de que estoy inválido, idiota?

—Jujuju. Eso no es un impedimento. No hay barrera que el señor Hades no pueda romper. Puede brindarte incluso un cuerpo totalmente nuevo y sano.

—¿Acaso es posible?

—Acepta su ofrecimiento, y en un futuro podrás vengarte del Caballero que te ha convertido en un despojo humano. ¿O acaso prefieres seguir durmiendo entre tu propia porqueria? No estás en condición de rechazar la oferta del señor Hades. Acepta y obtén tu revancha.

 

El deseo de venganza de Novak era tan grande que no pudo rechazar aquella oferta. Realmente no tenía nada que perder. Su vida como Caballero de Athena había terminado, dando inicio a su vida como Espectro de Hades.

 

6. Basilisco

Habían pasado tres días desde que misteriosamente, Novak desapareció del Santuario. Draco estaba totalmente desconcertado, no se explicaba cómo su hermano podía haber desaparecido sin dejar rastro cuando ni siquiera era capaz de ponerse en pie.

 

—¿Dónde estás hermano? —musitó Draco al viento, pensativo.

 

Su ánimo había decaído bastante desde que su hermano desapareció… no, incluso desde antes, cuando su hermano fue derrotado por el Caballero de Tauro. Desde entonces, además de cargar con el estigma de pertenecer a una familia relacionada con el señor del Inframundo, ahora tenía que soportar las burlas por la humíllate derrota que había sufrido el orgulloso caballero Novak de Hydra.

 

—Me alegra verte nuevamente, hermano —dijo un hombre aparecido frente a Draco.

—¡Novak! —exclamó Draco sorprendido—. ¿Dónde has estado? ¿Y cómo es posible que puedas estar de pie? Tu columna vertebral casi fue pulverizada.

—El señor Hades me ha regalado un cuerpo nuevo. Es allí donde he estado todo este tiempo, con él y con su ejército, al cual ahora pertenezco.

—¿Qué dices? ¡Oh! ¡Tu armadura es negra! —La sorpresa de ver nuevamente y en pie a su hermano, le había hecho pasar por alto que Novak ya no portaba más su armadura de bronce, ahora vestía un oscuro y tenebroso ropaje espectral.

—Esta es mi verdadera coraza, es el ropaje que el señor Hades me ha brindado por jurarle lealtad. Draco, ahora soy uno de los ciento ocho Espectros al servicio de Hades,  Novak de Basilisco, Estrella Celestial de la Victoria.

—Basilisco...

—Draco... hermano... toda la vida hemos tenido que soportar el rechazo y la desconfianza de los Caballeros de Athena. Jamás hemos sido considerados verdaderos miembros de este ejército. La leyenda era cierta, nuestra familia tiene un pacto con el señor del Inframundo, nuestro destino es ser Espectros que luchen por los ideales del señor Hades, este lugar no es para nosotros. He venido por ti hermano. ¿Qué necesitas que el señor Hades te ofrezca para venir con nosotros?

—La historia que me cuentas es en verdad sorprendente. Pero me conoces muy bien hermano, esto nunca se ha tratado de Athena o de Hades. Somos hermanos, y lucharé a tu lado cualquiera que sea el lugar.

 

La fractura en el cuerpo de Novak iba más allá de su columna vertebral, ese día, también su fracturó su lealtad y su respeto por Athena. Ahora ambos hermanos lucharían hasta el final como Espectros de Hades.

 

“Traición significa abandonar las propias filas e ir hacia lo desconocido”

-Milan Kundera.

 



Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#37 Rexomega

Rexomega

    Friend

  • 1,546 mensajes
Pais:
Espana
Signo:
Aries

Publicado 13 enero 2020 - 19:46

Saludos

 

En algún punto, hace mucho tiempo, no en el productivo año 2016 sino en uno anterior, tomé yo solo la decisión de comentar hasta el penúltimo capítulo de tu historia, Cástor, para nunca quedarme sin algo que leer. Es un gusto que hayas regresado y por supuesto que mi curiosidad por esas tres Guerras Santas siempre me lleva con fuerza hacia tu historia.

 

Aprovecho este comentario para hacer una ligera reseña del capítulo 3 que tenía pendiente, pero antes de que se me olvide, señalaré algunos dedazos que vi por allí: abrazadoras (entiendo que debería ser abrasadoras), sínico y fugases. 

 

Con los años que han pasado, sobre esta historia y sobre mi cabeza, ya no tengo tan presente el original Three Wars como para notar las diferencias, solo me puedo guiar por mi intuición, y mi intuición me dice que, si bien existió este choque entre Denon y Lysander, entonces Deos, ocurrió después y no estoy seguro de si acabó del mismo modo, con el encierro del Caballero de Sagitario. Del capítulo me sigue gustando el choque de personalidades, porque Denon es terrible, pero uno siente que alguien tiene que ser así. Quizá Lysander me hace más ruido en algunas escenas, como los puntos que señala en el flashback y la vez que se define a sí mismo como un Caballero rebelde. Lo primero, seguramente, se debe a que llevo mucho tiempo sin ver series donde esa clase de discurso se espera de parte del héroe, aparte de que podría necesitar habituarme a Lysander como personaje, pero lo segundo ya es más problemático, el viejo dicho de mostrar y no decir. 

 

Y en este capítulo muestra, seguro. No lo digo por el flashback, ese que empieza con una estupenda referencia a una gran saga de libros. Ese evento con Lysander y Herman, donde el Caballero de Sagitario exuda la impulsividad de la juventud, funciona bien, acorde al ritmo del capítulo. Ni se hace pesado, ni abarca demasiada extensión, es la misión de un Caballero de Oro y fin. Sin embargo, si eso fue un accidente, se me escapa cómo pudo ocurrir. Un poco como el despiste de Aioria de no ver a Shaina, pero mayor, al punto que tengo que darle la razón a Denon en esto.

 

Me refiero a la forma en la que ataca a Denon. Independientemente de que la personalidad del Caballero de Acuario no es limpia, ni pretende serlo, lo que dice no deja de ser cierto, y a pesar de ello disfruté esa explosión de ira de Lysander. Quizá porque pensaba que no podía ocurrir una pelea, incluso si la hubo en Three Wars, que el asunto se resolvería como suelen resolverse esos asuntos, el momento en que inicia la acción me pilló por sorpresa. Como estar siendo llevado por la historia en lugar de solo previéndola, paso a paso. Lysander, más que bondadoso, es emocional, tal vez en exceso, y eso se ha demostrado bastante bien a lo largo de estos capítulos, bien hecho. ¡Ahora! Tanto como doy la razón a Denon en sus críticas hacia Lysander, debo apoyar a este último sobre el Patriarca, aunque ya hablamos de esto en su día. La terminación de una Guerra Santa antes de que empiece y dar el empujón al Caballero de Sagitario para convertirse en el Guerrero Perfecto que podría ser si tan solo no lo fuera son cosas que nunca debió mezclar, incluso si en esta versión Lysander contó con apoyo por si todo se tuerce. ¿Tendrá el Patriarca otro motivo oculto? Por ahora, con mandar a Lysander a Azkaban Abbadon, tiene.

 

Lo dejo aquí, no sin antes decir que Lionel es el peor amigo del mundo darte la re-bienvenida a esta zona, porque no consigo recordar si hay otro término para estos casos y la intención es lo que cuenta. Enhorabuena por tu regreso, ¡esperemos que esta vez lleguemos hasta el final! (¿Y quién soy yo para decir estas cosas?)  


Editado por Rexomega, 13 enero 2020 - 19:48 .

OvDRVl2L_o.jpg


#38 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 mensajes
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Publicado 13 enero 2020 - 21:35

Hola Rex! Me da gusto leerte de nuevo!

 

-Una disculpa por los errores de ortografía! Eso pasa cuando se confía demasiado en el auto corrector, que al parecer, no siempre hace su trabajo xD.

-Respecto al enfrentamiento de Lysander vs Denon, en Three Wars si hubo uno, en el capitulo 7 "Reunión Dorada", sin embargo este no terminaba con Deos en prisión, sino que este desertaba renunciando a ser un Caballero de Athena y desaparecía del Santuario. La parte en que Denon lo ve humillado en el suelo después de ser derrotado por el, también ocurre en Three Wars en el capitulo 2, sin embargo, en aquel fic no fue derrotado por Denon sino por Muy de Papillon.

-Respecto a las personalidades de Lysander y Denon, hago mi mayor esfuerzo por presentar personalidades interesantes y diferentes, desde Three Wars mi intención siempre fue mostrar personajes mas humanos, la verdad es que no me agradan los personajes perfectos, no creo que en una guerra todos sean completamente buenos o completamente malos, tampoco creo que todos deban morir siendo héroes, o cosas por el estilo. Me gusta crear personajes que en determinado momento puedan morir descuartizados y completamente derrotados, incluso sin poder derrotar a su oponente. Creo que eso es mas realista.

 

-No he leído en mi vida tantos libros como quisiera ;_; , pero si he leído algunos, por lo que no será la única referencia a Stephen King en mi obra! Incluso a la saga Harry Potter de J.K. Rowling! Además de series de televisión o películas jeje. He conocido historias con palabras, frases o situaciones que se quedan en mi mente y que necesito plasmarlas de alguna manera.

-Cuando se escribe sobre la marcha (aunque a largo plazo se tenga un plan general), es común que la personalidad de ciertos personajes se pueda ver alterada, por evolución del personaje o por cambios que obedezcan a la creatividad (y humor) del escritor. Del momento podría decir, que lo que he querido hacer con Lysander y Denon es lo siguiente: Denon es el típico personaje que es capaz de sentir amor por lo demás y por sí mismo, sin embargo esto no lo convierte en una persona malvada. Seguramente en un futuro su forma de ver la vida será distinta, pero de momento es alguien que solo vive para cumplir su objetivo como guerrero, haciendo lo que considera mas conveniente. Lysander está al otro extremo, es una persona sumamente emocional, vive para hacer el bien, sin embargo, el no saber controlar sus emociones muchas veces le hace cometer errores que pueden perjudicar a mas de uno.

- La muerte de Cetus la quise mostrar como efecto secundario de una explosión de poder realizada de forma arbitraria por un guerrero arrebatado, impulsivo

 

 

Me alegra enormemente verte de nuevo por aquí. Podría asegurar que a partir del capítulo 7 podré publicar casi por semana, pues los últimos capítulos del fic original quedarán casi intactos, es el principio del fic lo que no me convencía para poder seguir la historia que tenía en mente! Espero seguir contando con tu presencia! Saludos!



Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#39 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 16,112 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 16 enero 2020 - 12:49

CAPÍTULO 4:
 
Fractura
 
 
 
Nagy demuestra ser leal
 
al parecer a Novak no le agrada el Patriarca
 
Denon de Acuario es un personaje muy peculiar
 
Hades tiene formas muy extrañas de conseguir espectros
 
Es chistoso que sea precisamente un dorado del signo de acuario que acuse a caballeros de ser traidoses ,los que han visto el anime de alma de gordo entenderán lo que digo XD
 
pobre Apóstolos siempre lo trolean
 
Kratos de Tauro es fuerte
 
la historia de Novak  es como la de un villano que diversos acontecimientos en su vida lo guiaron en forma equivocada
 
¿el hermano también se convirtió en espectro?
 
muy buen capitulo

Editado por Patriarca 8, 16 enero 2020 - 12:49 .

fwoTpjp.pngd2846x5-c33eb060-952a-40e4-b79b-ac99f8b9

 

 

 


#40 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 mensajes
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Publicado 08 febrero 2020 - 21:27

Gracias! En el Siguiente capítulo se muestra un poco más el poder de Kratos!

 

Respecto a Novak si, mi intención es que no sea un villano genérico. Realmente el tiene sus motivos para hacer lo que hace. en los próximos dos capítulos se verán un poco más de él.


Editado por Cástor_G, 08 febrero 2020 - 21:30 .


Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí




0 usuario(s) están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos


Este tema ha sido visitado por 38 usuario(s)