SKIN © XR3X
x

Jump to content


* * * * * 1 votes

Saint Seiya: COSMO WARS

Guerra Santa del Siglo XVI

  • Please log in to reply
61 replies to this topic

#1 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 posts
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Posted 07 November 2016 - 20:49 pm

Hola.

 

Después de tanto tiempo he decidido regresar con esta "nueva" y corregida (espero) historia. Una nueva versión de mi Fic anterior (Saint Seiya: THE THREE WARS), que espero sea de su agrado.

 

Saint Seiya: COSMO WARS narra la historia de los Caballeros de Athena del Siglo XVI, la generación anterior a la vista en Next Dimension o Lost Canvas (O alguna otra línea temporal).

 

A pesar de que aún conservo el plan de hacer tres guerras, he decidido que eso no sea lo primordial, y dejar que la historia avance y las cosas se den por sí solas.

 

Espero esta vez ser mucho más constante en la publicación!

 

De antemano, gracias a todos por su lectura.

 

 

ÍNDICE

 

Prólogo

1. El Joven en la Torre

2. Corazón de Mandrágora

3. El Hombre con el Puño de Hielo

4. Fractura

5. La Fuerza

6. El Prisionero de Abaddon

7. Declaración de Guerra

8. Reunión Dorada

9. La Tumba de las Luciérnagas

10. El Joven Envidioso

11. El León de Nemea

12. El Ejército de LionelNew!

..

.


Edited by Cástor_G, 15 July 2021 - 19:32 pm.


Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#2 ALFREDO

ALFREDO

    Miembro de honor

  • 2,599 posts
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Libra
Desde:
Iquique, Chile

Posted 07 November 2016 - 21:01 pm

Que bien, adelante entonces con el prologo...

 

Creo q aun recuerdo el antiguo..


fics2017_escena_sadica_by_bytalaris-dazo

FANFIC: La condenación de los caballeros de Athena

Capitulo 44 .-  desde el (06/04/2017)

Fichas de personajes


#3 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 posts
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Posted 07 November 2016 - 23:06 pm

Saint Seiya:

COSMO WARS

 

Prólogo

“Nadie habría creído que, desde el principio de los tiempos, nuestro mundo estaba siendo vigilado por inteligencias superiores a la nuestra, y que mientras los hombres atendían a sus diversos asuntos, éstas les observaban y estudiaban del mismo modo que un hombre puede escudriñar con un microscopio las criaturas que pululan y se multiplican en una gota de agua. Infinitamente satisfechos de sí mismos, los hombres iban y venían por el globo, seguros de dominar el mundo. Pero a través del abismo del espacio tiempo, inteligencias frías, vastas y hostiles contemplaban nuestro planeta con ojos envidiosos… y lentas pero seguras, trazaban planes de conquista” – Herbert George Wells.

 

1. El inicio de todo

En tiempos remotos, la diosa Athena consideró que la Tierra era el lugar en el que tenía que vivir; como diosa protectora de este mundo, debía caminar, comer y dormir al lado de aquellos a quienes decidió proteger desde el inicio de las guerras santas: los humanos.

A pesar de haber enseñado al hombre a utilizar el poder del cosmos, estos seguían siendo vulnerables al ataque de algunos invasores, que sobre su cuerpo llevaban sólidas corazas, capaces de soportar los puños que desgarraban el cielo.

Fue entonces que Athena, con ayuda del polvo de estrellas, y las manos de los más hábiles herreros del legendario continente Mu, construyó ochenta y ocho poderosas armaduras, cada una de ellas inspirada en las constelaciones que brillan en el firmamento al caer la noche; cuarenta y ocho armaduras de bronce, veintiocho de plata y doce de oro, siendo estas últimas las más poderosas, portadas únicamente por la élite del ejército ateniense.

Solo de esta forma pudieron hacer frente a las terribles amenazas que a través de los siglos fueron apareciendo, siendo Hades, el señor del Inframundo, el enemigo más terrible que enfrentaría cada doscientos años.

 

 

2. La misión

En los límites de Atenas, tras elevadas e incontables colinas que fungen como gigantes de hierro protegiendo una fortaleza, se levanta un recinto sagrado, que desde tiempos mitológicos ha sido en la Tierra el hogar de Athena, diosa de la sabiduría y la guerra justa, y de sus valientes guerreros, los Caballeros.

Este santuario ha sido estratégicamente diseñado por Athena, y su estructura, aunque mantiene la base establecida desde hace miles de años, varía en ciertos aspectos con el pasar de las guerras.

 

En lo alto de una montaña, en el punto más importante del Santuario, se encuentra un templo, construido mayormente con mármol y piedra caliza. Tras los enormes pilares que le sostienen se encuentra un pasillo; escalofriante y oscuro camino alfombrado de rojo profundo; éste conduce al salón principal. Al final, un trono, y sentado en él se encuentra el hombre que lidera a los ochenta y ocho Caballeros de Athena.

Sobre su cuerpo anciano y desnudo porta el alba, amplia y blanca túnica de seda que le cubre del cuello a los tobillos, sujeta a la cintura por un cíngulo de lino; dicha prenda simboliza la pureza del corazón, que sirve como protección frente a los demonios. Sobre el alba, lleva puesta una casulla, pieza alargada de lana color lila, con una abertura en el centro por la cual sobresale la cabeza. El color de esta prenda representa la situación que se vive dentro del santuario; el dorado hace referencia a las importantes reuniones que se llevan a cabo, a las que por ningún motivo se puede faltar; el color lila simboliza la incertidumbre que se vive antes de que una guerra de inicio; cuando la guerra ha iniciado, se utiliza el color representativo de la sangre, el rojo; cuando la guerra ha terminado, el color que se utiliza es aquel que representa la luz, el fin de la guerra, el amarillo; el color negro representa los funerales de guerreros caídos en batalla. Sobre la casulla lleva una estola, cruzada del hombro izquierdo hacia el derecho, en forma descendente, del mismo color que la prenda anterior, combinando tenuemente el blanco. Sobre su cabeza una mitra de metal dorado, con la figura de un niño alado en el centro: la mitra está colocada de tal forma, que el rostro del hombre permanece parcialmente oculto bajo su sombra. Al final del tembloroso brazo de aquel hombre, enredado en su puño izquierdo, pende un rosario de oro, por el que lentamente recorre con sus dedos cada una de las cuentas que lo componen, hasta llegar a una brillante cruz, que representa el sacrificio por la humanidad.

 

—Recibí su llamado, gran Patriarca —dijo un joven de resplandeciente ropaje dorado y castaña cabellera. Rápidamente se inclinó, mostrando el respeto que merecía aquel anciano sentado en el trono—. He venido desde el templo del centauro a escuchar su petición.

—Lysander de Sagitario, has sido convocado para una misión de suma importancia.

—¿De suma importancia dice? —preguntó Lysander, cambiando el gesto de seriedad con el cual llegó por uno de sorpresa— ¿Cuál es esa misión y por qué es tan importante?

—Como se informó en la última reunión dorada, el sello de Athena que mantenía confinado en las tinieblas al dios del Inframundo, ha perdido su efecto. Hades se ha liberado junto con sus ciento ocho estrellas malignas.

—Sí, es por eso que el Santuario se encuentra en estado de alerta, debido al inminente ataque de Hades. Desde ese momento los Caballeros de Oro hemos permanecido en nuestro templo. Somos la defensa más poderosa con la que cuenta Athena.
—Así es, sin embargo, aún tenemos la posibilidad de evitar un baño de sangre como en guerras anteriores.

—¿Evitarlo dice? —preguntó Lysander, que sorprendido rompió la postura de reverencia y se levantó, acercándose al anciano—. ¿Cómo? ¿Cómo podemos evitarlo?

—Hades es un Dios tan orgulloso como precavido, en cada guerra santa toma posesión de un cuerpo humano; aquel que tiene el alma más pura entre los mortales.

—Eso es ridículo ¿Cómo es posible? ¿Acaso es una forma en la que Hades se burla de los humanos? ¿Cómo se atreve a corromper un alma pura con su repugnante y sucio espíritu? —preguntó Lysander, visiblemente molesto.

—Eso es algo que nosotros no podemos entender… y que tampoco nos corresponde hacerlo —respondió el gran Patriarca, levantando un poco la cabeza, quizá con molestia—. Como comprenderás, no podemos perder el tiempo cuestionándonos sobre cosas que poca o ninguna influencia tienen sobre la guerra que está por comenzar. Los motivos por los cuales Hades realiza dicho acto, no importan. Lo que realmente interesa, y por lo que estás aquí en este momento, es la forma en que podemos evitar que Hades se apodere de dicho cuerpo, que sin duda ya ha sido elegido.

—¿Evitar la posesión dice?

—Así es, Lysander. Tu misión es buscar el cuerpo de ese humano… y matarlo sin contemplaciones.

—¿Matarlo? —exclamó Lysander.

—¿Acaso no eres capaz de hacerlo, Lysander de Sagitario? —preguntó el gran Patriarca, y lentamente se acercó al castaño Caballero.

—Claro que puedo hacerlo —dijo Lysander—. Claro que puedo hacerlo —pensó—. Pero… ¿Por qué razón me ha elegido a mí?

—Porque el cuerpo elegido por Hades se encuentra en Anthea, lugar donde tú naciste.

—Anthea…

—De cualquier forma, no estarás solo. Alrisha de Piscis y Vlinder de Escorpión te acompañarán.

—Entonces, que así sea.

 

Mientras seres de infinito poder y sabiduría observan nuestro mundo con envidia, esperando el día oportuno para atacar, jóvenes de sangre caliente y voluntad inquebrantable se preparan día con día, listos para vestir poderosas vestimentas de bronce, plata y oro, que les ayudarán a hacerle frente a cualquier enemigo, en cualquier época.

Esta es la historia de los Caballeros de Athena, la generación del Siglo XVI, la época en que se vivieron las batallas más violentas de la historia, las guerras más sangrientas que Athena ha enfrentado.

 

 

 “El hombre tiene que establecer un final para la guerra. Si no, la guerra establecerá un final para la humanidad” – J. F. Kennedy.

 

 

*****

 

Información Adicional:

Lysander: Lysander deriva del nombre griego antiguo "Lysandros", que a su vez proviene de las palabras "Lisis" que significa "Liberación o Desprendimiento", y "Andros" que significa "Hombre". Por tanto, el nombre Lysander significa "Libertador".

 

Curiosidades:

  1. Si alguien recuerda mi fic anterior, notará que este pequeño prólogo es una combinación del prólogo y el capítulo #1 del fic en cuestión.
  2. El nombre del protagonista ha cambiado. Deos de Sagitario se convirtió en Lysander de Sagitario. Esto debido a la confusión que se generaba con el Caballero de Oro Denon de Acuario.

 

Saludos!


Edited by Cástor_G, 28 November 2016 - 21:19 pm.


Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#4 ℙentagrλm ♓Sнσgōкι

ℙentagrλm ♓Sнσgōкι

    The Digger

  • 7,050 posts
Pais:
Espana
Sexo:
Masculino
Signo:
Geminis

Posted 08 November 2016 - 05:27 am

Completo, conciso, contundente. Las tres 'ces' de tu nueva historia. En apenas mil palabras has hecho gala de unos movimientos estilísticos sino propios, bastante alejados de los rasgos comunes de este foro en el que nos encontramos.

Primero de todo: el título. Eso es lo menos original que tienes. Cosmo Wars no es, a mi juicio (quizás acertado, quizás erróneo) algo que despunte de los títulos medios de este sitio. Y te lo digo a ti por ser alguien con vasta experiencia en el mundillo, como Rexo o Kill, veteranos desaparecidos. The Three Wars vendía una premisa bastante buena, arrolladora y fulgurante. Por alguna razón, siempre me atrajo dicho título. Pero bueno, ahora ya está.

La ortografía es perfecta, poco que añadir excepto en la parte de la alfombra. Has dicho que hay un pasillo 'alfombrando'. Has errado usando el participio en vez de el gerundio correcto que sería 'alfombrado'. Por lo demás, ningún fallo.

De la historia poco y nada voy a decir. Has ido al grano y eso me gusta. La pequeña introducción a lo Kurusensei de los Caballeros de Atenea, con una explicación acerca de esta.

Ya nos iremos viendo.

ib5Zs2uw_o.gif

Pincha en la foto para leer Rosas desde el Siglo XVIII

Ranking de resistencia dorada


#5 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 posts
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Posted 08 November 2016 - 19:22 pm

Hola Pentagram! Gracias por leer y opinar!

 

He corregido el detalle de la alfombra xD. Gracias por el dato.

 

El próximo lunes (O antes dependiendo de lo que avance con el capítulo 2), estaré publicando el capítulo 1. Donde se verá más o menos el rumbo que tendrá esta historia!

 

Ojala consiga tu interés y el otros lectores.

 

Saludos!



Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#6 ALFREDO

ALFREDO

    Miembro de honor

  • 2,599 posts
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Libra
Desde:
Iquique, Chile

Posted 08 November 2016 - 21:07 pm

Aquí vamos castor.

Prologo cortito, sin duda. Recuerdo q el anterior eran dohko y shion quienes salían al principio y hacían mención al pasado.

Veo también que le cambiaste el nombre a Sagitario, siempre decías q se parecía mucho al de acuario, me pregunto si esa será la única diferencia, pues creo recordar q al final tu prota se perdió XD.

Además de q esta vez sagitario no ira solo a matar a hades sino acompañado, por piscis y escorpio. Creo q  este último no lo mostraste, me da curiosidad esos nombres juju.

Nos vemos.

PD: Vuestra letra se ve muy chica. Agrándala un poco.


fics2017_escena_sadica_by_bytalaris-dazo

FANFIC: La condenación de los caballeros de Athena

Capitulo 44 .-  desde el (06/04/2017)

Fichas de personajes


#7 Ivan de Virgo

Ivan de Virgo

    El Caballlero Dorado Legendario de Virgo

  • 2,978 posts
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Virgo

Posted 08 November 2016 - 22:30 pm

I

Interesante prologo

buena manera de contar los inicios de los tiempos y los caballeros

te deseo suerte en tu fic

ya nos estaremos leyendo en mi fic y/o en tu fic


Estoy escribiendo un fic en prosa y espero que me des tu opinión en el futuro

saludos

Edited by Ivan de Virgo, 08 November 2016 - 23:34 pm.

WaoYB6M.png

 


#8 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 16,112 posts
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Posted 10 November 2016 - 15:58 pm

Mucha suerte en tu fic


fwoTpjp.pngd2846x5-c33eb060-952a-40e4-b79b-ac99f8b9

 

 

 


#9 girlandlittlebuda

girlandlittlebuda

    Souldgodiana de corazón

  • 2,253 posts
Pais:
Mexico
Sexo:
Femenino
Signo:
Virgo

Posted 12 November 2016 - 13:18 pm

Hola Cástor_G!

Vengó a realizarte la más cordial invitación para que participes en el 1er Concurso de One shots titulado "Una Navidad con los golds saints".

Te dejo el link para que cheques la convocatoria.

http://saintseiyafor...s/#entry2392660

Espero te animes a participar.

ZVUEAsd.jpg?1

 

"Aunque nadie puede volver atrás y hacer un nuevo comienzo, cualquiera puede comenzar a partir de ahora y hacer un nuevo final"


#10 Patriarca 8

Patriarca 8

    Miembro de honor

  • 16,112 posts
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Posted 13 November 2016 - 14:41 pm

1.

 

 

cuarenta y ocho armaduras de bronce, veintiocho de plata y doce de oro,-me agrada que hagas

un recuento oficial de la cantidad de armaduras que existen

 

 

 

2

 

 

si le daban esa mision a Dm o a Shura  ya hubiesen ganado a guerra XD


fwoTpjp.pngd2846x5-c33eb060-952a-40e4-b79b-ac99f8b9

 

 

 


#11 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 posts
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Posted 13 November 2016 - 19:27 pm

Hola!

 

Tenía pensado publicar el Capítulo 1 el día de mañana, pero lo haré hoy (mañana hay trabajo y no quiero arriesgar la publicación).

 

Espero que sea de su agrado!

SAINT SEIYA:

COSMO WARS

 

CAPITULO 1: El Joven en la Torre

 

Cuando un animal de campo toma una decisión, el resultado de esta determinará qué tan larga será su vida. Cuando el hombre toma una decisión, se presentará la oportunidad de tener una vida próspera, o vivir en decadencia. Pero, cuando un Caballero de Athena toma una decisión, en sus manos queda el destino no solo de sí mismo, sino de todo aquello que le rodea.

 

1. Lysander de Sagitario

En la vida hay cosas que nunca cambian. Cuando era un niño y entrenaba para convertirme en Caballero, ocurría algo que jamás pude entender: la noche antes de algún evento importante, me resultaba difícil conciliar el sueño. Lo sé, suena tonto, pero es verdad. Esto ocurrió mi primera noche en el Santuario; quizá fue por la ausencia de mi madre y mis hermanos; ocurrió también la noche antes de batirme a puños con mi primer oponente; estaba demasiado nervioso, temía ser derrotado; y volvió a ocurrir la noche antes de conocer a nuestra diosa, Athena.

Sucedió muchas veces más, como anoche.

 

—¡Despierta cabeza dura! —gritó un entusiasta muchacho, y recorrió la cortina que cubría el lecho de su compañero Lysander—. ¡Despierta ya!

­—¡Serás animal! —preguntó Lysander molesto. El susto del joven fue tal que le hizo brincar fuera de la cama—. ¿Cómo se te ocurre despertarme de esa manera, Alrisha?

—El alba ha llegado —dijo el joven de larga cabellera clara y castaña, Alrisha, después de haber reído un poco—. Los primeros rayos del astro rey iluminan Atenas y sus alrededores. Recuerda que debemos partir apenas el sol se deje ver tras las colinas.

—Lo sé —musitó Lysander con un profundo suspiro—. Muero de sueño; parece que anoche no hubo cupo para mí en los brazos de Morfeo. Pero veo que tú ya estás listo.

 

El joven de larga cabellera vestía un resplandeciente ropaje dorado que le cubría casi todo el cuerpo; sin duda llevaba puesta una de las doce armaduras de oro, las más poderosas dentro del ejército ateniense.

 

— ¡Vamos, vamos! —instó Alrisha—. Viste tu armadura y bajemos hacia el templo del Escorpión Celeste, Vlinder debe estar esperando.

— ¡Está bien, está bien! —Calmadamente, Lysander se incorporó e hizo lo necesario para estar listo tan pronto fuese posible; primero hurgó entre un apilo de trastos y ropa sucia, tomó su armadura «también de oro», y pieza por pieza la colocó sobre su cuerpo; después, tomó el cántaro que yacía al lado de su cama y vació el agua sobre su cabeza «quizá solo con esto despertaría completamente»; por último, acomodó su alborotado pero corto cabello, y salió del templo del Centauro junto a su compañero.

 

2. Vlinder de Escorpión

Los jóvenes descendieron poco a poco por el largo camino de escalones que no terminaría hasta toparse con un templo más. Fuera de éste, ya les esperaba Vlinder, también vestido con ropaje dorado.

 

—Parece que la puntualidad no está dentro de las costumbres de algunos Caballeros —dijo el joven que yacía recostado bajo la sombra de un frondoso manzano, erguido fuera del templo; su cabello era relativamente corto y de un color azul profundo, igual que sus enigmáticos y brillantes ojos—. El sol se ha dejado ver desde hace un rato.

­—Disculpa la tardanza ­—dijo Alrisha—. De no ser porque Lysander durmió más de la cuenta, habríamos llegado mucho antes.

—Pero… ¿Qué dices idiota? Ha sido todo lo contrario… no dormí lo suficiente.

—Lo siento amigo. Había olvidado tu inesperado pero muy conveniente insomnio de esta noche —dijo Alrisha, dibujando apenas una juguetona sonrisa en su rostro.

—Típico de Lysander —agregó Vlinder—. Ahora estamos retrasados con algunas horas. 

—Pues basta de habladurías entonces —gruñó un enfadado Lysander—. Partamos de una vez.

¿Escuchaste eso Milo? —preguntó Vlinder y se incorporó. Sobre la cintura llevaba puesto un cinturón de cuero, y pendiente de éste, se balanceaba un pequeño y tierno oso de felpa con el cual parecía platicar, aunque este no respondiese—. Este hombre no tiene vergüenza.

—¡Vaya! —exclamó Alrisha—. Te conozco desde hace años Vlinder, y te he visto caminar todo el tiempo con ese osito tan curioso, pero apenas hoy he conocido su nombre ¿Milo eh?

 

 

3. Pandora

Se dice que la llegada de Athena a la tierra, viene acompañada de una serie de eventos terribles y desafortunados, que ponen el destino de la humanidad en un hilo.

Desde la época del mito, Athena ha tenido que enfrentarse una y otra vez a terribles enemigos que buscan apoderarse del mundo que juró proteger, siendo el más terrible de ellos el emperador del Inframundo… Hades.

 

El bullicio y los crímenes de la gran ciudad, palidecían ante las tenebrosas historias que se contaban de un castillo a las afueras de Londres. Los horrores que este castillo albergaba, solo podían compararse con las más terribles pesadillas del hombre.

 

—Finalmente llegó el día —Su voz resonaba a lo largo del oscuro pasillo, apenas iluminado por la débil llama en los faroles—. ¿Has podido sentir ese inconfundible cosmos, Pandora? ­—preguntó el hombre de ropaje oscuro al entrar al salón principal.

—Querido Aslan… Ya es hora de reunirnos con el señor Hades —dijo la enigmática mujer. Su vestimenta era tan oscura, y su piel tan blanca, que parecía ser una hermosa aparición fantasmal. En la diestra sostenía una copa de vino, en la cual podía verse el reflejo de sus bellos e inquietantes ojos púrpura.

­—Me pregunto por qué el señor Hades acostumbra tomar posesión de un cuerpo humano en cada guerra santa. ¿Acaso tú conoces la razón, Pandora?

—Es muy simple. Hades es un dios muy desconfiado y precavido. No está dispuesto a poner en riesgo su esencia verdadera. Seguramente su cuerpo está en algún lugar de los Campos Elíseos.

­—Muy sabio de su parte. Y muy conveniente para nosotros. ¿No es así, querida Pandora?

 

El frio siniestro que envolvía el ambiente, poco a poco se disipó, dejando entrar una onda de calor infernal que venía acompañada de un hombre, envuelto en ropaje oscuro; sin duda uno de los ciento ocho Espectros al servicio de Hades.

 

­—Señor Aslan —dijo el hombre y se inclinó—. Cutral Có de Haborym, Estrella Terrestre de la Asistencia a su servicio —Sus brillantes ojos carmesí parecían tener más fuego que los faroles del pasillo.

—Serás nuestro asistente en una importante misión —dijo Aslan—. Que el calor de tus llamas convierta en cenizas a todo aquel que pretenda interponerse en nuestro camino.

 

4. Alrisha de Piscis

Desde hacía unos días, se corría el rumor que en Anthea, una pequeña población al sur de Grecia, los muertos estaban volviendo a la vida. Para la gente común esto podría tratarse de simples cuentos difundidos de voz a voz, sin embargo, para quienes tenían conocimiento sobre la existencia del dios del Inframundo, estos rumores se convertían en valiosa información que debía ser investigada. Estos hechos inexplicables sembraron la duda en el hombre que lee las estrellas, el gran Patriarca del Santuario.

 

—Finalmente llegamos a Anthea —dijo Lysander nostálgico. Sus ojos tenían un brillo especial… el brillo que solo puede verse en aquellos que después de mucho tiempo de estar ausentes regresan a casa—. No ha cambiado mucho desde la última vez ­—De su frente escurrían algunas gotas de sudor. Quizá por el calor de aquella mañana, o quizá por los nervios de estar en el lugar que lo vio nacer. De cualquier forma, tomó el odre de cuero que pendía de su cintura, y bebió un poco de agua.

—¿De verdad creen que en este lugar los muertos se estén levantando de su tumba? —preguntó Alrisha—. El pueblo luce muy tranquilo. Quizá el gran Patriarca se equivocó esta vez. No parece que el dios del Inframundo haya estado aquí.

—Lo mejor será que cada uno tome una dirección distinta —dijo Vlinder—. Si de verdad algo raro está pasando en este sitio, tarde o temprano lo descubriremos. Aquel que encuentre primero a Hades, será quien deba asesinarle.

 

Fue así como cada uno tomó un rumbo distinto, sin imaginar que cualquier dirección que tomasen los pondría en terribles peligros de los que difícilmente saldrían con vida. Un día que había iniciado como cualquier otro, terminaría con el estallido de una nueva guerra santa.

 

—Me pregunto por qué repentinamente se ha disparado la temperatura del lugar ­—Alrisha parecía estar desconcertado. Mientras más avanzaba por los desolados caminos del pueblo, el calor se hacía cada vez más intenso—. No sabía que en esta región la temperatura era tan elevada.

—Parece que el calor está empezando a afectarte, Caballero de Athena —Resonó inquietante una voz perdida en el horizonte.

—¿Quién eres? —preguntó Alrisha.

 

A lo lejos, se vislumbró la figura ondulada de un hombre, surgido del vapor asfixiante que envolvía el lugar. Más que un hombre, parecía ser un amenazador monstruo de tres cabezas.

 

—Soy un Espectro al servicio de Hades —dijo el hombre—. Cutral Có de Haborym, Estrella Terrestre de la Asistencia —dijo al momento de revelarse completamente. Su cuerpo estaba cubierto por un ropaje tan oscuro como la noche. En cada hombro el metal formaba una horripilante cabeza: del lado izquierdo se podía ver la forma de un felino, mientras que del lado derecho sobresalía la cabeza de una diabólica serpiente—. No dejaré que te entrometas en los planes del señor Aslan y la señorita Pandora.

—Así que las sospechas del gran Patriarca tenían fundamento. Realmente Hades está por hacer su aparición; de no ser así, sus lacayos no estarían rondando por la Tierra.

—¿Lacayo dices? ¡Qué insolencia! Ahora mismo reduciré tu cuerpo a cenizas. ¡Arde en el fuego infernal y muere, Caballero de Athena!

 

¡Feurige Schalange!

(Serpiente de Fuego)

 

Cuando Cutral Có levantó el brazo, la palma de su mano se convirtió en el epicentro de un incendio infernal, que pronto tomaría la forma de una horrible serpiente. Aquel monstruo envuelto en llamas voló hasta impactar el cuerpo de Alrisha, quien no pudo evadir el ataque, recibiéndolo de lleno.

 

—Así que este es el poder de los Espectros —musitó Alrisha desde el suelo; el golpe lo había derribado—. No está mal —agregó y se incorporó—. Sin embargo, solo he sufrido algunas quemaduras superficiales.

—¡Imposible! ¿Cómo has podido sobreponerte a mi ataque?

­—Necesitarás un fuego más intenso para derretir mi armadura de oro.

—Ya entiendo ­—murmuró el Espectro y sonrió—. Perteneces a la élite del ejército ateniense, eres uno de los doce Caballeros de Oro.

—Así es. Mi nombre es Alrisha de Piscis.

—Muy bien —dijo el Espectro—. Ahora sé el nombre que llevará tu tumba.

 

¡Feurige Schalange!

(Serpiente de Fuego)

 

Justo como había ocurrido anteriormente, el Espectro de Haborym provocó un abrazador incendio que rápidamente cubrió el lugar, pero esta vez fueron dos gigantescas serpientes de fuego las que fueron lanzadas contra el hombre de ropaje dorado.

 

—¡Tonto! —exclamó Alrisha—. ¡Contra un Caballero de Athena no puedes utilizar el mismo ataque dos veces! ¡No importa cuántas serpientes sean!

 

¡Twin Fish Attack!

(El ataque de los Peces Gemelos)

 

Rompiendo las llamas que cubrían el lugar, hicieron su aparición dos enormes peces cósmicos envueltos en una marejada descomunal. Cada uno de ellos golpeó una serpiente de fuego, haciéndolas desaparecer hasta la última llamarada.

—Miserable… ­—gruñó Haborym—. Eres hábil. La reputación de los Caballeros de oro definitivamente tiene fundamento.

—Me halagan tus palabras, Espectro. Sin embargo, tu destino ya está decidido. Morirás en este lugar —dijo Alrisha. La sonrisa dibujada en su rostro mostraba la confianza que tenía en sí mismo.

—En un momento esa sonrisa se convertirá en un gesto de terror y dolor insoportable. Te mostraré la técnica secreta de Haborym.

 

¡Hölle Endlösung!

(Holocausto Infernal)

 

Como si la tierra misma sintiera el terror de aquel ataque, una gran explosión sacudió al pequeño poblado de Anthea, cubriéndolo con una densa nube de ceniza volcánica.

Alrisha se encontraba en una situación verdaderamente crítica: no lograba contener completamente la respiración, y sentía como sus pulmones poco a poco se llenaban de hollín. En un acto desesperado, logró concentrar la humedad del ambiente y se envolvió en una capsula de agua, permitiéndole disipar un poco la negrura que cubría el lugar.

En un instante, el agua había formado un charco de lodo y ceniza del que paulatinamente emergía el Caballero de oro, cubierto de suciedad.

 

—¡Observa Caballero de Athena! —exclamó el Espectro—. La verdadera esencia del fuego del averno.

—¡Imposible!

 

El suelo comenzó a estremecerse hasta formar gigantescas grietas. El brillo carmesí que surgía de aquellas hendiduras, y el calor abrasador que podía sentirse emanando de ellas, parecía indicar que las puertas del infierno se habían abierto ante la atónita mirada del Caballero de Oro.

Pronto aquellas grietas dejaron ver un enorme cráter, donde rápidamente se formó un lago de lava incandescente.

En el centro de aquella formación apocalíptica, había una roca, y sobre ella, el Espectro de Haborym, esperando la oportunidad de atacar nuevamente.

 

—El poder de este hombre es increíble —murmuró Alrisha—. Ha provocado el nacimiento de un volcán en medio de este pueblo. No debo subestimarlo.

—Es muy pronto para tener miedo, Caballero. La potencia de este ataque es similar a la erupción del Monte Vesubio que hace siglos destruyó Pompeya. ¡No podrás escapar!

 

¡Dämonische Katze Fackel!

(La Antorcha del Gato Demoniaco)

 

El poder de Cutral Có de Haborym iba más allá de crear un volcán activo, incluso podía manipular el magma proveniente del núcleo de la Tierra. Gracias a esta extraordinaria habilidad, pudo crear un río de lava flotante que rápidamente impactó el cuerpo del pez dorado. Sin embargo, Alrisha no estaba dispuesto a morir antes de que iniciase la verdadera guerra.

 

—Maldito… —musitó el Espectro—. Lo hiciste de nuevo.

—No permitiré que acabes conmigo —Alrisha nuevamente envolvió su cuerpo en una impenetrable capsula de agua. Cuando el río de lava lo impactó, este se enfrío y se transformó en incontables trozos de piedra.

 

 

¡Blue Tornado!

(Tornado Azul)

 

El rastro de humo volcánico finalmente desapareció, y dio paso a la formación de incontables gotas de agua. Estás se agruparon y empezaron a girar velozmente hasta formar una violenta tromba. En una fracción de segundo, esta tormenta tomó la forma de un embudo y cubrió completamente el cráter que Haborym había creado. Cuando la cola de aquel monstruo de viento y agua tocó el suelo, su fuerza absorbió la incandescente lava que había brotado del centro de la Tierra.

Todo había sido muy rápido… en tan solo un instante, Cutral Có quedó atrapado en la fuerza descomunal de un tornado de agua, y el calor intenso del magma que el tornado había arrastrado

Cubierto de lava y agua, pronto el cuerpo del Espectro quedó completamente petrificado, y se hizo pedazos al impactarse contra el suelo. En la piedra había quedado grabado el rostro de terror de aquel poderoso Espectro que fue quemado vivo por su propia técnica.

 

5. Lazarus

Cuando Lysander llegó a Anthea, un sentimiento de nostalgia invadió su corazón, y una sonrisa apareció en su rostro. Su niñez la había vivido en ese lugar, ahí estaba la parte feliz de su vida, cuando aún no conocía la guerra, la muerte, el hambre o la peste. Pero rápidamente el sentimiento de nostalgia se convirtió en asco y nauseas. El solo hecho de pensar que mancharía con sangre inocente su hogar, hacía que su cuerpo experimentara sensaciones desagradables, hasta el punto de hacerle vomitar. Lysander tenía una orden que debía cumplir sin excusa alguna: destruir el cuerpo elegido por Hades, sin importar quien fuese. A diferencia de algunos Caballeros de Athena, Lysander no actuaba como una marioneta, y se planteaba una serie de dudas cada vez que era enviado a una misión; no era su estilo simplemente acatar órdenes… después de todo, bajo aquella coraza de oro había un humano. Lysander sentía que el hecho de tener que matar a alguien de su pueblo natal era cruel, una decisión un tanto inhumana de parte de aquel que representa a Athena en la Tierra, y por tanto también la paz. Incluso quizá tendría que matar a un amigo de la infancia, o algún familiar talvez. Conocer el lugar al cual un guerrero se dirige a cumplir una misión determinada, parecía ser más importante que los sentimientos que dicho guerrero pudiese tener. Después de todo, no son más que soldados de Dios, soldados que tienen que cumplir con su deber sin importar que personas inocentes sufran por ello. Eso era algo que Lysander no entendía, o no quería aceptar.

 

—Este lugar no ha perdido su belleza —dijo Lysander al ver un hermoso y basto campo de tulipanes, blancos como la nieve. Era el lugar más bello de Anthea, y el más alejado de la población—. Si Hades ha venido a este lugar, sin duda estará justo en esa torre.

 

En el centro de aquel florido escenario había una torre, que desde tiempos mitológicos había sido el sitio en el que los lugareños adoraban a los dioses.

Inquieto, Lysander cruzó el campo de tulipanes y subió la torre. En lo alto, encontró a la persona que cambaría su vida para siempre.

 

—¿Qui… quién eres tú? —Temeroso preguntó un joven de cabello blanco como los tulipanes, y vestido en harapos como un pordiosero—. ¿Has venido a matarme?

—¿Matarte? —preguntó Lysander sorprendido; no esperaba que fuese ese el primer comentario de aquel a quien precisamente debía matar. ¿Acaso ese joven estaba consiente de ser Hades? —. ¿Qué clase de pregunta es esa?

­—Eso es algo que los habitantes de este pueblo desean hacer —Lloroso respondió el joven de cabellos blancos—. Por esa razón estoy refugiado en esta torre.

—¿Acaso eres un delincuente? —preguntó el de ropaje dorado—. ¿Qué es lo que has hecho para provocar la ira de la muchedumbre?

—De ninguna manera. Yo solamente quería ayudar.

—¿Qué es lo que has hecho? Cuéntamelo.

—El día que nací mi madre murió… o por lo menos eso es lo que me contó mi padre adoptivo. Crecí en una pequeña granja al sur de Anthea. Desde niño he manifestado habilidades que ni yo mismo puedo explicar. Sin embargo, las había mantenido en secreto hasta hace unos días.

—¿Qué fue lo que pasó?

—Cuando paseaba por el campo escuché el lamento de una mujer mayor. Su voz era seca y estremecedora, su garganta casi se había desgarrado por tanto llorar. Estaba tumbada en la tierra, sobre la tumba de un hombre llamado Aléxandros. Esa mujer lloraba la muerte de su único hijo, que hacía cuatro días había dejado este mundo. Solo tuve que desear que ese hombre estuviese vivo para hacer el milagro. En un instante, de la tierra brotó la mano de aquel hombre que yacía sepultado; Aléxandros. En un principio la mujer sintió temor, pero cuando el cuerpo salió completamente del sepulcro, entendió que de verdad era su hijo que había vuelto a la vida. Era la primera vez que hacía esto con un humano. Anteriormente solo había puesto en práctica esta habilidad con animales.

—¿Qué ocurrió después?

—El rumor de que los muertos estaban volviendo a la vida se esparció rápidamente. Pude traer de regreso a algunos difuntos más. Pero al tercer día todos se convirtieron en polvo y desaparecieron con el viento. Fue entonces que la multitud estalló en rabia… creyeron que había jugado con sus sentimientos, pero yo solo quería ayudar. Intentaron lincharme, pero pude escapar gracias a que pocos se atreven a venir a este sitio. Ni siquiera recuerdo cómo es que llegue a esta parte de la torre, por lo que no he podido bajar.

—Imagino que no te has alimentado bien en estos días —Sonriendo, Lysander abrió el bolso que cargaba junto al odre de cuero, y extrajo algo de comida envuelta en hojas de colores—. Es pan de avena.

—Usted… —El chico de los harapos tomó rápidamente el pan, quitó las hojas de colores que le envolvían y se lo llevó a la boca en un instante; comía casi sin respirar—. Es usted tan buena persona señor —decía el joven con lágrimas en los ojos, aunque con tanta comida en la boca, Lysander apenas entendía sus palabras.

—Oye niño… ¿Cuál es tu nombre?

—¿Eh? Bueno, mi nombre es Lazarus —respondió el joven de los harapos, buscando más pan entre las hojas—. Ya no hay pan.

—No encuentro maldad en este joven —musitó Lysander—. ¿De verdad debo acabar con él?

 

6. Aslan de Grifo

El azul del cielo desapareció repentinamente, dando lugar a la aparición de oscuros nubarrones. De entre la oscuridad, emergieron dos seres, aquellos que estaban a punto de iniciar la guerra santa.

 

—¿Acaso eres un Caballero de Athena? —preguntó el hombre emergido del infierno. Llevaba puesto un ropaje oscuro, más negro que el ébano. Sus alas eran enormes, sin duda podría surcar el cielo con ellas.

—Soy Lysander de Sagitario ¿Quién eres tú? —Preguntó Lysander.

—Estrella Celeste de la Nobleza, Aslan de Grifo —respondió el hombre.

—Hemos venido por ese chico, Caballero de Athena —dijo la enigmática y bella mujer que le acompañaba, Pandora.

—¡No lo permitiré! —exclamó Lysander.

 

¡Atomic Thunderbolt!

(Trueno Atómico)

 

Con la diestra, Lysander generó una potente descarga eléctrica que rápidamente se dirigió hacia el Espectro. Aquel relámpago pronto impactó el cuerpo de Aslan, sin embargo, éste pudo repeler aquella descarga con la palma de su mano, sin siquiera mostrar dificultad alguna.

 

—¡Imposible! —Estupefacto, Lysander no podía creer tal hazaña.

—Estúpido —dijo Aslan—. Con ese nivel jamás podrías hacerle daño a un Juez del Inframundo. Esto… esto es verdadero poder. ¡Observa!

 

¡Cosmic Marionetion!

(Marioneta Cósmica)

 

Miles de hilos invisibles brotaron de los dedos del Espectro de Hades. Cada uno de estos hilos entró al cuerpo del Caballero de Oro, sellando sus movimientos casi por completo.

 

—Cosmic Marionetion —musitó Aslan—. Caballero, a pesar de que no puedes verlos, en este momento miles de hilos invisibles cubren tu cuerpo… no hay parte de ti que no esté bajo mi control… con solo mover un dedo ahora mismo podría arrancarte la cabeza —agregó, mientras de forma bizarra y misteriosa movía sus manos, como si estuviese jugando con una marioneta.

—¡Maldito! —gruño Lysander. No solo su cuerpo estaba siendo controlado, aquellos hilos le abrían cientos de heridas en su cuerpo, provocándole un inmenso dolor.

—Debo confesarte algo, Caballero de Athena —dijo Aslan—. Disfruto torturando a mis víctimas —agregó, sonriendo sádicamente—. Sin embargo, este día no cuento con el tiempo suficiente para satisfacer mis impulsos, por lo que acabaré contigo rápidamente. Prepárate… ahora mismo te arrancaré la cain cabeza.

 

Cuando la vida de Lysander estaba a punto de llegar a su fin, un hermoso espectáculo apareció y le salvó la vida; miles de mariposas se posaron sobre los hilos invisibles que mantenían prisionero al Caballero. El fulgor azul que cubría a estos pequeños insectos, generó una llamarada que un instante cubrió de llamas los hilos, quemándolos por completo.; Lysander cayó al suelo mlherido.

 

—Así que más de un Caballero de Athena ha venido a este lugar —Incrédulo, dijo Aslan—. ¿Has sido tú el que hace un momento acabó con Cutral Có de Haborym?

—Te equivocas —dijo la voz misteriosa, surgida de entre las mariposas—. Supongo que ese ha sido mi compañero Alrisha, yo soy Vlinder de Escorpión.

—Da igual cuántos Caballeros hayan venido, los exterminaré a todos.

—Así que ese chiquillo es Hades —dijo Vlinder, mientras detenidamente observaba al sorprendido joven de los harapos—. ¡Vamos Lysander! ¡Acaba con él! Yo me haré cargo de ese Espectro.

 

Lysander se incorporó y empuño su arco dorado, tomó una flecha y apuntó hacía el corazón del joven Lazarus. Tenía que matarle, era su misión. De este momento dependía el destino de la humanidad.

 

—¡Por favor señor no lo haga! —entre lágrimas, suplicó Lazarus.

—Debo hacerlo… pero…

—¡No lo haga!

—¡No puedo! —gritó Lysander—. ¡No veo maldad en este chico! ¡No le mataré! ¡Los Caballeros estamos para proteger a individuos como él, no para acabarlos!

—¡Estúpido! —gritó Vlinder, mientras sostenía un violento enfrentamiento físico contra Aslan de Grifo.

—Parece que esta es nuestra oportunidad —musitó Pandora.

 

De entre la negrura del cielo, bajó serpenteante una gigantesca culebra púrpura. En un instante, se enroscó cubriendo la torre casi por completo, y de una mordida, se tragó al joven de los harapos. Cuando esto ocurrió, tanto Pandora como Aslan desaparecieron entre la oscuridad.

 

—Imposible… se fueron —Lysander estaba desconcertado. Todo pasó muy rápido. No era capaz de entender lo que a partir de entonces ocurriría.

—¿Estás consiente de lo que has hecho Lysander? —preguntó Vlinder—. En tus manos estuvo la oportunidad de acabar con Hades y con la guerra. Tendré que informar al gran Patriarca lo que ha ocurrido en este lugar. Has fallado en tu misión.

 

Decisión… acción abstracta, pero de vital importancia, pues es la palabra que antecede al futuro. Esperanza de vida para un animal de campo, calidad de vida para el hombre. ¿Y para un Caballero de Athena? Cuando un Caballero de Athena toma una decisión, el destino del mundo queda en sus manos, si esta es correcta, disminuirá la cantidad de personas que tengan que sufrir para alcanzar la felicidad, pero si la decisión es incorrecta, el Caballero deberá atenerse a las consecuencias, pues el mundo pagará por su error.

 

"Todos los días Dios nos da un momento en que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. El instante mágico es el momento en que un sí o un no pueden cambiar toda nuestra existencia" —Paulo Coelho.

 

*****

 

Información Adicional:

Anthea: Del griego "anthos" que significa "flor". En la mitología griega, Anthea era el sobrenombre dado a Afrodita como reina de las flores. La hermana de Príamo, último rey de Troya, se llamaba Antea. 

Aslan: Aslan es uno de los personajes principales de Las Crónicas de Narnia, una serie de libros de fantasía creada por el escritor  C.S. Lewis en los años 1950. Es un león parlante, rey de las bestias, e hijo del Emperador Más allá de los Mares. Según el mismo C.S. Lewis, Aslan, que en turco significa león, es descrito como una versión alternativa de Cristo.

Cutral Có: Cutral Có (del mapudungún: Agua de fuego) es una localidad petrolera de la provincia de Neuquén (Argentina).

Haborym: Haborym es un demonio del fuego y del holocausto. Es un duque del infierno que comanda 26 legiones infernales. Tiene tres cabezas, una de humano, una de gato y una de serpiente. Lleva consigo una antorcha con la que incendia pueblos y ciudades.

the-demon-haborym.jpg

Lazarus: Lázaro de Betania (Lazarus of Bethany) es un personaje bíblico del Nuevo Testamento, hermano de María y Marta de Betania. Vivió en Betania, un pueblo a las afueras de Jerusalén. En su casa se alojó Jesús al menos en tres ocasiones. Es muy famoso principalmente porque según el Evangelio de Juan, fue revivido por Jesús. A partir de esta historia su nombre es utilizado frecuentemente como sinónimo de resurreción.

180px-Juan_de_Flandes_001.jpg

 

Curiosidades:

  • Este primer capítulo guarda parecido con el primer capítulo del fic original. Con la diferencia de que en el fic original, solamente Lysander (Anteriormente llamado Deos) parte a Anthea, y nadie lo acompaña. Además, en la torre no se enfrentaba al Grifo, sino a otros Espectros (Giganto de Cíclope y Valentine de Arpía).
  • Aunque originalmente el cuerpo de Hades llevaba el nombre "Lázarus", en el fic original siempre se le llamaba "Lazarillo", en referencia a la novela española "Lazarillo de Tormes".
  • En el fic original Saint Seiya: The Three Wars, los Espectros llevaban el mismo nombre del manga original (Minos, Lune, Valentine, etc). En este remake he decido darle nuevos nombres, como Kurumada lo ha hecho en Next Dimension.
  • En Saint Seiya: The Three Wars, Alrisha de Piscis hizo su aparición hasta el capítulo 7.
  • Vlinder de Escorpión no apareció en Saint Seiya: The Three Wars, solo se le mencionó en algunos capítulos.
  • Cutral Có de Haborym no apareció en Saint Seiya: The Three Wars.

 

 

Espero que haya sido de su agrado!


Edited by Cástor_G, 14 November 2016 - 20:08 pm.


Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#12 ℙentagrλm ♓Sнσgōкι

ℙentagrλm ♓Sнσgōкι

    The Digger

  • 7,050 posts
Pais:
Espana
Sexo:
Masculino
Signo:
Geminis

Posted 14 November 2016 - 07:06 am

Ahora que he tenido un rato libre y he visto que habías actualizado, decidí lanzarme a la aventura y empezar a leer el remake de Three WarsCosmo Wars

 

Si bien ya veo a dónde se dirige tu historia, todos los fics tienen algo que los diferencia entre sí. Los personajes principales suelen ser los caballeros dorados, cuyas referencias se basan en los ya vistos (ya sea Milo, Kardia o Zaphiri), copiando sus personalidades. Lo de Lysander es un caso parecido al ya visto tanto de Sísifo como de Aioros, así como el Seiya de Omega. Todos son los más fieles a la diosa Atenea y no pueden llevar a cabo acciones que manchen su buen Karma. Si lo hubiese hecho un Cáncer o un Virgo, gente que no d euda, según Kurumada, ante ningún tipo de orden, ya sea matar o pelear contra una mujer indefensa, me hubiese parecido mejor. Que un caballero dorado no pueda equipararse a un juez del Infierno me hace pensar que, o el juez es en extremo poderoso, o el caballero es débil. Ya iremos viendo cuál es la opción, aunque Lysander parece ser el protagonista indiscutible de esta historia, así que irá subiendo de nivel paulatinamente según avance la trama. Alrisha es el personaje típico de Saint Seiya: bueno, confiado y amistoso. De Vlinder podría decir cosas, pero todas sin fundamento ya que no se ha visto nada de él.

 

Entrando en el tema ortografía y saliendo del de personajes e historia. Has cometido errores puntuales que, a mí, me sacan de la ambientación que creas. Eso es un fallo común. No sé si han sido sin querer o, por el contrario, te confundiste y cometiste un dedazo, como diría el desaparecido Killcrom. No podría decirte ahora mismo con exactitud dónde se hallan, pero sí puedo citar cosas como "habría", cuando te referías a "abrir", pues los hilos invisibles abrían heridas en su cuerpo. También se te olvida poner algún que otro signo de exclamación o interrogación cuando hablas del muñeco de Vlinder, Milo. Antes, en la expresión "Serás animal", lo pusiste entre interrogaciones, lo cual no es correcto. Lo bueno sería situarlo entre exclamaciones, ya que está exclamando algo. "¡Serás animal!"

 

Por lo demás, usas un lenguaje avanzado pero claro, con palabras que todo el mundo, si no es tonto, fácilmente puede entender.

 

Te dejo un saludo y esta reseña. Nos volveremos a ver.


ib5Zs2uw_o.gif

Pincha en la foto para leer Rosas desde el Siglo XVIII

Ranking de resistencia dorada


#13 ALFREDO

ALFREDO

    Miembro de honor

  • 2,599 posts
Pais:
Chile
Sexo:
Masculino
Signo:
Libra
Desde:
Iquique, Chile

Posted 14 November 2016 - 19:44 pm

Hola castor. Aquí va mi primera crítica, q tiempo en q no entraba a leer uno de tus capítulos…

Veamos todo comenzó con Lisandro, perdona q lo llame en latino XD, me parece alguien muy amable como para ser sagitario q son bastante impulsivos, me recordó a Shun.

A medida q bajamos los templos conocimos a Alrisha q lo recordaba sutilmente, y a Vlinder q tiene un nombre bastante infantil XD, y además de q le puso milo a un osito XDD

A pesar de que conozco a algunos personajes, creo q entraron bastantes para ser el primer cap, pues solo se desarrolló Lisandro y Lazaro, más el primero, los demás solo fueron sutilmente presentados. Me refiero en cuanto a su historia y su personalidad q fue lo que se hondó.

En cuanto a la pelea estuvo entretenida, lo que si el nombre del espectro de Cutral Có de Haborym, me sonaba muy difícil de recordar, q bueno q murió en este cap. Me sorprendió q tomaras un nombre de una provincia americana juju.

Creo q Aslan, Vlinder y Pandora fueron los que menos relevancia tuvieron. Pero por qué introducirlos del principio y no después en el mismo capítulo donde ellos tomen importancia. Aunque claro alguien tenía q secuestrar a Hades XD. Quizás pandora se hubiese visto muy baddas para tu gusto si hubiese capturando a Hades burlando a tres gold…

Me agrado las habilidades de Alrisha, son tipo agua como las q planeo darle a mi Piscis también.  Aunque creo q tu Piscis es más joven, el mío es más maduro.  Lo que sí hay algo q noté como innecesario, creo q no deberías secundar tanto q los gold son la elite, creo q los lectores lo deducimos de un principio, como q lo escuche bastante en este capítulo. Es más, el espectro lo reconoció después de los primeros golpes, cosa q me pareció algo torpe, con ver la armadura q traía bastaba para darse cuenta, que Alrisha era un dorado XD.

Por un momento pensé q Papillon entraría en escena en vez de Vlinder, q cambio tan radical de habilidades jeje.

La imagen del espectro da miedo, la hubieras colocado en spoiler, voy a tener pesadillas XD. Aunque igual e visto peores juju.

En cuanto al final sucedió lo q supuse la indecisión.

Bueno es todo nos vemos..


fics2017_escena_sadica_by_bytalaris-dazo

FANFIC: La condenación de los caballeros de Athena

Capitulo 44 .-  desde el (06/04/2017)

Fichas de personajes


#14 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 posts
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Posted 14 November 2016 - 20:06 pm

Aquí vamos castor.

Prologo cortito, sin duda. Recuerdo q el anterior eran dohko y shion quienes salían al principio y hacían mención al pasado.

Veo también que le cambiaste el nombre a Sagitario, siempre decías q se parecía mucho al de acuario, me pregunto si esa será la única diferencia, pues creo recordar q al final tu prota se perdió XD.

Además de q esta vez sagitario no ira solo a matar a hades sino acompañado, por piscis y escorpio. Creo q  este último no lo mostraste, me da curiosidad esos nombres juju.

Nos vemos.

PD: Vuestra letra se ve muy chica. Agrándala un poco.

 

Sí, le cambié el nombre porque se prestaba mucho a confusión con Denon juju. Esta vez no lo voy a desaparecer... por tantos capítulos xD


I

Interesante prologo

buena manera de contar los inicios de los tiempos y los caballeros

te deseo suerte en tu fic

ya nos estaremos leyendo en mi fic y/o en tu fic


Estoy escribiendo un fic en prosa y espero que me des tu opinión en el futuro

saludos

 

Gracias Ivan, te estaré visitando en tu fic. 


Mucha suerte en tu fic

 

Gracias!!


Hola Cástor_G!

Vengó a realizarte la más cordial invitación para que participes en el 1er Concurso de One shots titulado "Una Navidad con los golds saints".

Te dejo el link para que cheques la convocatoria.

http://saintseiyafor...s/#entry2392660

Espero te animes a participar.

 

Hola!! Suena interesante, aunque no sé qué tan bueno pueda ser en temáticas navideñas xD


1.

 

 

cuarenta y ocho armaduras de bronce, veintiocho de plata y doce de oro,-me agrada que hagas

un recuento oficial de la cantidad de armaduras que existen

 

 

 

2

 

 

si le daban esa mision a Dm o a Shura  ya hubiesen ganado a guerra XD

 

1. En un principio me iba a guiar por lo que todos creen, 24 de plata, pero tengo algunas historias interesantes para algunos caballeros de plata, y no quiero tener un número tan limitado xD

 

2. jajaja principalmente a DM xD



Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#15 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 posts
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Posted 14 November 2016 - 20:24 pm

Ahora que he tenido un rato libre y he visto que habías actualizado, decidí lanzarme a la aventura y empezar a leer el remake de Three WarsCosmo Wars

 

Si bien ya veo a dónde se dirige tu historia, todos los fics tienen algo que los diferencia entre sí. Los personajes principales suelen ser los caballeros dorados, cuyas referencias se basan en los ya vistos (ya sea Milo, Kardia o Zaphiri), copiando sus personalidades. Lo de Lysander es un caso parecido al ya visto tanto de Sísifo como de Aioros, así como el Seiya de Omega. Todos son los más fieles a la diosa Atenea y no pueden llevar a cabo acciones que manchen su buen Karma. Si lo hubiese hecho un Cáncer o un Virgo, gente que no d euda, según Kurumada, ante ningún tipo de orden, ya sea matar o pelear contra una mujer indefensa, me hubiese parecido mejor. Que un caballero dorado no pueda equipararse a un juez del Infierno me hace pensar que, o el juez es en extremo poderoso, o el caballero es débil. Ya iremos viendo cuál es la opción, aunque Lysander parece ser el protagonista indiscutible de esta historia, así que irá subiendo de nivel paulatinamente según avance la trama. Alrisha es el personaje típico de Saint Seiya: bueno, confiado y amistoso. De Vlinder podría decir cosas, pero todas sin fundamento ya que no se ha visto nada de él.

 

Entrando en el tema ortografía y saliendo del de personajes e historia. Has cometido errores puntuales que, a mí, me sacan de la ambientación que creas. Eso es un fallo común. No sé si han sido sin querer o, por el contrario, te confundiste y cometiste un dedazo, como diría el desaparecido Killcrom. No podría decirte ahora mismo con exactitud dónde se hallan, pero sí puedo citar cosas como "habría", cuando te referías a "abrir", pues los hilos invisibles abrían heridas en su cuerpo. También se te olvida poner algún que otro signo de exclamación o interrogación cuando hablas del muñeco de Vlinder, Milo. Antes, en la expresión "Serás animal", lo pusiste entre interrogaciones, lo cual no es correcto. Lo bueno sería situarlo entre exclamaciones, ya que está exclamando algo. "¡Serás animal!"

 

Por lo demás, usas un lenguaje avanzado pero claro, con palabras que todo el mundo, si no es tonto, fácilmente puede entender.

 

Te dejo un saludo y esta reseña. Nos volveremos a ver.

 

 

Hola Pentagram! gracias por leer y opinar.

 

Quizá sea porque la historia va empezando, pero mi intención es alejarme lo más que pueda de las clásicas personalidades que todos conocemos en los caballeros de oro. Con el pasar de los capítulos, estas diferencias se harán más notables. Lo prometo!

 

Respecto a por qué fue Lysander el elegido para la misión, en realidad no fue solo por ser su ciudad natal, sino que también era un prueba que debía pasar pues es uno de los Caballeros de oro más jóvenes. En el fic original pude explicar esto con más detalle, espero hacerlo en este también. Decidí no enfocarme mucho en físico o edad a la hora de describir en este primer capítulo, pues sentí que ya estaba quedando muy largo para ser el inicio xD.

 

Sobre el nivel de poder, mi visión sobre los Jueces es que estos son superiores a la mayoría de Caballeros de Oro, principalmente comparándolos con Caballeros novatos como Lysander. Podrás notarlo más adelante ya que Aslan de Grifo tendrá una participación muy activa en la primera parte del fic, como ocurrió en Saint Seiya: The Three Wars.

 

Respecto a la ortografía, eso de "habría" fue un descuido, se me fue la H por error, no la vi xD. Y como el corrector no la detectó pues también existe, se me fue. Ya la corregí!

 

Lo de los signos creí que también era correcto hacerlo en forma de pregunta, pero ya lo he corregido también!

 

Saludos y gracias por tu opinión. =)


Hola castor. Aquí va mi primera crítica, q tiempo en q no entraba a leer uno de tus capítulos…

Veamos todo comenzó con Lisandro, perdona q lo llame en latino XD, me parece alguien muy amable como para ser sagitario q son bastante impulsivos, me recordó a Shun.

A medida q bajamos los templos conocimos a Alrisha q lo recordaba sutilmente, y a Vlinder q tiene un nombre bastante infantil XD, y además de q le puso milo a un osito XDD

A pesar de que conozco a algunos personajes, creo q entraron bastantes para ser el primer cap, pues solo se desarrolló Lisandro y Lazaro, más el primero, los demás solo fueron sutilmente presentados. Me refiero en cuanto a su historia y su personalidad q fue lo que se hondó.

En cuanto a la pelea estuvo entretenida, lo que si el nombre del espectro de Cutral Có de Haborym, me sonaba muy difícil de recordar, q bueno q murió en este cap. Me sorprendió q tomaras un nombre de una provincia americana juju.

Creo q Aslan, Vlinder y Pandora fueron los que menos relevancia tuvieron. Pero por qué introducirlos del principio y no después en el mismo capítulo donde ellos tomen importancia. Aunque claro alguien tenía q secuestrar a Hades XD. Quizás pandora se hubiese visto muy baddas para tu gusto si hubiese capturando a Hades burlando a tres gold…

Me agrado las habilidades de Alrisha, son tipo agua como las q planeo darle a mi Piscis también.  Aunque creo q tu Piscis es más joven, el mío es más maduro.  Lo que sí hay algo q noté como innecesario, creo q no deberías secundar tanto q los gold son la elite, creo q los lectores lo deducimos de un principio, como q lo escuche bastante en este capítulo. Es más, el espectro lo reconoció después de los primeros golpes, cosa q me pareció algo torpe, con ver la armadura q traía bastaba para darse cuenta, que Alrisha era un dorado XD.

Por un momento pensé q Papillon entraría en escena en vez de Vlinder, q cambio tan radical de habilidades jeje.

La imagen del espectro da miedo, la hubieras colocado en spoiler, voy a tener pesadillas XD. Aunque igual e visto peores juju.

En cuanto al final sucedió lo q supuse la indecisión.

Bueno es todo nos vemos..

 

Hola Alfredo!

 

-Sobre la personalidad de Lysander, en realidad quiero mostrarlo como alguien rebelde, a quien no le gusta acatar órdenes que considere incorrectas. Pero eso ya se verá más adelante.

-Por qué te parece infantil Vlinder? xD. Vlinder significa mariposa... pero no recuerdo en que idioma!!! jajaja. Por eso no lo he puesto en la información adicional. Como este Caballero no apareció en mi otro fic, no recuerdo que nacionalidad le había asignado. Lo investigaré antes de llegar a los capítulos donde tiene mayor relevancia xD.

-El osito es un detalle muy importante que tendrá relación con el origen de Vlinder, pero eso se verá mucho después juju.

-Quise mostrar más personajes por el hecho de que alomejor algunos ya los conocen, y no tiene caso esperar tanto para presentarlos nuevamente xD. Más adelante todos tendrán participación más relevante.

-Tampoco me agradó mucho el nombre Cutral Có, sin embargo me gustó mucho su significado juju

-Vlinder de Escorpión tendrá tecnicas relacionas con mariposas y fuego jujuj. Nada al zar, todo tiene que ver con la constelación, pero lo explicaré más adelante.

 

Gracias por opinar!


Edited by Cástor_G, 14 November 2016 - 20:34 pm.


Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#16 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 posts
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Posted 27 November 2016 - 20:49 pm

CAPÍTULO 2:
CORAZÓN DE MANDRÁGORA

 

En el mundo existen millones de corazones humanos, iguales en cuanto a forma física se refiere, pero muy diferentes por los sentimientos que guardan; los hay puros y limpios, sin algo oscuro que esconder; los hay tristes y solitarios, que no logran la felicidad por algún motivo; los hay sucios y malsanos, llenos de sentimientos horribles como el odio, el rencor, la depravación o la ira.

1. La Bruja de Rothenburg
Con el nacimiento de la Santa Inquisición, se inició la sanguinaria persecución en contra de mujeres y hombres sospechosos de practicar brujería y festejar ritos satánicos. Para condenar a una persona y terminar con su vida de la forma más cruel que alguien pudiera imaginar, bastaba sólo una denuncia… una palabra… una mala intención quizá.

La joven y bella viuda Sloothaak jamás pasaba desapercibida en Rothenburg, un pequeño pueblo al sur de Alemania. No había mujer más hermosa que hubiese nacido en ese lugar; su cabello era largo y ondulado, de un color púrpura sinigual; su piel era tan blanca como leche; y sus ojos violáceos y brillantes podrían cautivar a cualquier hombre que les mirase.

Hace catorce años salió de su hogar rumbo al campo, como tantas otras veces, en busca de plantas y flores que con frecuencia utilizaba en pociones y ungüentos medicinales. Pero ese día sería diferente; apenas consiguió avanzar unos cuantos pasos, cuando un objeto golpeó su cabeza. Lentamente y sin reaccionar del todo aún, levantó la diestra colocándola justo donde aquello había golpeado, bajó su mano, y al instante notó como una sustancia amarilla y de nauseabundo hedor, escurría entre sus blanquecinos y delicados dedos; un repugnante y hediondo huevo podrido fue lo que con toda saña le habían lanzado. Mientras dirigía la mirada hacía un lado y hacia el otro buscando al agresor, recibió un golpe más; ahora el huevo había golpeado su frente, cubriendo de porquería el bello rostro de aquella dama. Después vino otro, y otro, y otro más. Pronto ya no sólo eran huevos lo que golpeaba a la pobre mujer, sino toda clase de inmundicias, incluyendo tomates putrefactos y alimentos rancios. El pueblo entero parecía haberse reunido con la intención de cazar a la mujer.

—¡Basta por favor! —llorosa suplicó la joven viuda que yacía tendida sobre el suelo, cubierta de mugre y desperdicios—. ¿Por qué hacen esto? —cuestionó temblorosa, tratando inútilmente de cubrirse el rostro.
—¡Bruja! ¡Bruja! —gritaba la turba enardecida—. ¡Quemen a la bruja!
—¡Deténganse! –gritó la mujer, que en un momento de desesperación se incorporó para emprender la carrera, tratando de escapar de la desquiciada muchedumbre.

Mientras la mujer corría despavorida, no podía evitar pensar que el fin estaba cerca. Sus más profundos temores se estaban convirtiendo en una espantosa realidad. Hacía varios días que mientras caminaba por las calles del pueblo que la vio nacer, escuchaba a la gente murmurar. Todos especulaban acerca del oficio que podría estar practicando la enigmática viuda Sarah Sloothaak junto a su madre, Mary Diermissen. Algunos afirmaban que la viuda Sloothaak había inducido el aborto a varías jóvenes del pueblo, mediante el uso de ciertas hierbas prohibidas, mientras que otros aseguraban haber visto a estas mujeres flotar por el aire después de haber realizado un pacto diabólico con un ente desconocido.
Las graves acusaciones que en algún momento Sarah llegó a escuchar, le hicieron ver que su vida pendía de un delgado y frágil hilo, pero sólo hasta el momento en que se vio envuelta en una violenta trifulca, comprendió que la explosión del trágico evento que presentía, llegó más rápido de lo que esperaba.
De forma abrupta consiguió entrar a su hogar tras haber escapado de aquella colérica turba que la perseguía.

—Mamá… ¿Qué pasa? —preguntó una pequeña de no más de seis años a la desaliñada mujer que entró estrepitosamente a su casa—. ¿Qué ocurre mamá? —Nuevamente cuestionó la niña de rizos tan púrpura como los de su madre.
—Winifred, hija mía —musitó la mujer, que entre lágrimas y sollozos acariciaba el rostro de la pequeña y consternada niña de ojos amatista—. Lo lamento tanto…
—Sarah… ¿Qué es lo que te ha pasado? ¿Qué ocurre ahí afuera? —preguntaba la mujer de edad avanzada, mientras observaba a la turba iracunda a través de la ventana—. Sarah…
—Madre… —musitó la viuda poco antes de guardar agónico silencio—. Vienen por nosotras.

 

2. Lionel de Leo

En lo más profundo de un espeso bosque, y a los pies de un enorme y frondoso pino, estaba sentado un hombre de resplandeciente ropaje dorado. De su boca salía un delgado tubo de arcilla, que de forma ligeramente retorcida descendía hasta el suelo, teniendo en el extremo de éste una pequeña cámara en forma de hornillo, cuyo fin era la combustión de diferentes hierbas. Lo que hacía diferente a esta pipa de arcilla de otras, era una serie de orificios de diferente tamaño colocados en línea a lo largo del tubo, y que el hombre de larga cabellera verde y ropas de oro, cubría con cada uno de sus dedos. El hombre llevaba los ojos escondidos tras un mechón de cabello que caía sobre su rostro, y exhalaba repetidamente cantidades obscenas de humo, que variaban dependiendo de cuál orificio en el tubo estuviese cubierto, pues estos funcionaban como escaparate para la humareda, produciendo además una sutil melodía.

—Lionel, creo que debemos continuar; la colina norte de Rothenburg está muy cerca de aquí —dijo el muchacho de cabello castaño; parecía estar impaciente—. La guerra contra el ejército de Hades está por comenzar, es imperativo que regresemos al Santuario lo antes posible.

—¡Tranquilo Lysander! —exclamó el peliverde, y sonrió—. ¿Cuál es la prisa? De cualquier modo, serás castigado.

—¿Qué dices?

—Hace unos días estuviste en Anthea, tu pueblo natal. Se te asignó la misión de destruir el cuerpo elegido por Hades en esta época. Escuché rumores de que habías fallado; al parecer no fuiste capaz de matar a ese humano elegido a pesar de que tuviste la oportunidad. ¿Temes ser castigado por escapar del Santuario conmigo? ¿Acaso no resulta mucho peor haber molestado los planes del gran Patriarca al no destruir el cuerpo de Hades? Escuché que ni siquiera te has aparecido por el templo de Athena a darle la cara al gran Patriarca.

—No me preocupa el severo castigo que recibiremos ambos por haber salido del Santuario cuando la guerra contra Hades está a punto de iniciar —dijo Lysander, mientras el despreocupado Lionel seguía envuelto en una intoxicante cortina de humo—. Me preocupa que el Santuario sea atacado por los Espectros. En Anthea he conocido el poder de estos… y es terrible. Así que debemos avanzar y regresar lo antes posible.

—De acuerdo, mi estimado Lysander —dijo Lionel al incorporarse—. La verdad es que hablas tanto… que es imposible disfrutar el exquisito arte de fumar en tu presencia. Lo mejor será avanzar —agregó sonriendo, y llevó la larga pipa de arcilla hacia su espalda, colocándola como si fuese una espada.

Los dos jóvenes Caballeros de Athena continuaron su viaje, caminando entre la espesa neblina que cubría gran parte del bosque, y entre aquellos tétricos y enormes árboles que parecían cerrarles el paso. Cuando finalmente consiguieron salir, se encontraron con la colina del norte de Rothenburg, en cuyo centro sobresalía un gigantesco roble carente de hojas, completamente seco y de aspecto fúnebre. El lúgubre lugar culminaba su horror, con cientos de cuerpos cadavéricos balanceándose ligeramente con el viento nocturno, entre chillidos espeluznantes que erizaban los vellos de cualquiera que tuviese el infortunio de escucharlos. Aquellos esqueletos horripilantes pendían de una soga sujeta alrededor de lo que quedaba de su cuello, y que caía desde cada uno de los retorcidos brazos de aquel árbol yermo y macabro. Dicho escenario, era uno de los utilizados para aquellos condenados a muerte por herejía en el pueblo de Rothenburg.

—¿Estás seguro que aquí es donde podemos encontrar la famosa mandrágora, mi estimado Lysander? —preguntó Lionel desconcertado al observar el desolador paisaje.
—Por supuesto —respondió Lysander de Sagitario, impresionado por el tenebroso lugar—. Nadie en el Santuario sabe más acerca de hierbas y plantas raras que el señor Myosotis. Te he dicho que ha sido él quien me ha dado la información. Información que ahora me arrepiento de haber compartido contigo.
—Sin embargo, aquí no hay más que cadáveres, Lysander. Lo único que veo aquí es el horror de la santa inquisición.
—Precisamente Lionel —dijo el joven Sagitario, mientras lentamente se acercaba al enorme y torcido roble—. El señor Myosotis me comentó que la mandrágora es una planta muy rara y difícil de encontrar. Sin embargo, éste lugar es perfecto para el nacimiento de estas. Cuando una persona muere, su espíritu abandona el mundo terrenal, pero el cuerpo permanece vivo por unos instantes más, por lo que es natural que ciertos fluidos sean segregados una vez muerto el hombre. Lo que ocurre con los ahorcados, es que mientras sufren por la asfixia, o incluso después de que mueren, arrojan fluidos como el semen, que una vez eyaculado escurre por su cuerpo hasta llegar a la tierra; esta es de cierta forma fecundada, permitiendo el nacimiento de tan extraña raíz.
—Algo sórdido y repugnante el origen de esta planta ¿no te parece? —cuestionó Lionel, desconcertado y maravillado a la vez—. Espero que el viaje alucinógeno de éste tubérculo valga la pena —agregó e inmediatamente soltó la carcajada.
—¡Oh! ¡Mira eso! —exclamó Lysander sorprendido, señalando en dirección al roble.
—A ese hombre lo han colgado de los pies… pero antes ha sido decapitado —comentó Lionel mientras observaba como el cadáver fresco de aquel infeliz aún salpicaba sangre.

Justo en ese momento, un individuo de ropaje oscuro se acercaba a la colina, tirando del brazo derecho una decena de sogas que arrastraban cadáveres descabezados sujetos a ellas. El misterioso individuo oscuro parecía estar feliz; había arrastrado los cuerpos desde el pueblo de Rothenburg, dejando un nauseabundo y viscoso rastro de sangre.

—Parece que mi arribo a éste lugar será más provechoso de lo que pensaba —dijo el de ropaje oscuro apenas llegó a la colina—. Además de estos infelices que he asesinado hace sólo un momento, tendré el placer de arrancarle la cabeza a dos Caballeros de Athena —agregó el individuo de mirada diabólica mientras observaba fijamente a los jóvenes atenienses.

—¿Pretendes matarnos a ambos? —preguntó Lionel—. Yo, Lionel de Leo, soy más que suficiente para acabar contigo.
 

3. La Mujer en la Guillotina
Todo el pueblo se había reunido en la plaza principal de Rothenburg, curiosos por presenciar la ejecución de más de una decena de personas acusadas de herejía. Una densa cortina de humo cubría el cielo en aquella ocasión; tal humo provenía de la hoguera en la que cuatro mujeres ardían entre espeluznantes gritos de agonía.
Cerca de ahí, un hombre era obligado por otros dos a introducirse dentro de una efigie de hierro con forma de toro, a través de una pequeña compuerta que debido a su reducido tamaño, provocaba que los huesos de aquel infeliz se rompieran a causa de la presión ejercida; una vez que el hombre entró completamente, la compuerta se cerró dejando atrapado al hereje de los huesos rotos sin posibilidad de escapar. Entonces, se prendió fuego a la madera que bajo el toro metálico se encontraba, por lo que la temperatura de aquella figura infernal empezó a aumentar considerablemente; el hierro incandescente quemaba al hombre haciéndole proferir angustiosos gritos de dolor que salían por un orificio situado en la boca del animal, simulando macabramente que aquella bestia bramaba, lo que divertía especialmente a los presentes.
Mary Diermissen y Sarah Sloothaak habían sido llevadas a la plaza de los horrores acusadas de brujería. En dicho lugar recibirían el castigo pertinente según la ley de Dios: la muerte. Ambas mujeres serían ejecutadas frente a todo el pueblo, entre el cual se encontraba la pequeña hija de la joven viuda, Winifred, quien fue puesta en custodia de una familia honorable y respetada.

—Winifred… —musitó una joven mujer elegantemente vestida, al momento que colocar la diestra sobre el hombro de la pequeña de ojos violáceos—. Cualquiera diría que es un terrible acto de crueldad permitir que veas la ejecución de tu propia familia. Sin embargo, no debes verlo como un acto cruel, sino compasivo, pues se te está dando la oportunidad de ver lo que puede pasar contigo si es que sigues los pasos de estas personas —profirió al momento de presionar fuertemente el hombro de la pequeña—. Ahora tendrás una nueva familia, una nueva vida. Eres sólo una niña… pero algún día lo entenderás.

Aquella niña de rizos púrpura y ojos color violeta estaba totalmente impresionada. Las escenas de extrema violencia vistas en ese momento le habían paralizado los pies; apenas podía moverse. Lo peor llegó cuando finalmente, y entre los condenados, logró ver a su querida y afligida madre. Sarah estaba recostada sobre una plancha de madera, con el cuello colocado arriba de un medio círculo, tallado en un tablón ensangrentado que caía verticalmente. Después de un instante, un hombre de blanca túnica fue el encargado de cerrar el cepo, bajando un tablón más, de tal forma que la cabeza de la mujer quedara expuesta y sin posibilidad de movimiento, atrapada entre los dos tablones. En lo alto de aquella mortífera estructura, reposaba silenciosa una enorme y pesada navaja triangular, sujeta fuertemente a una rugosa soga de esparto. Dicha soga pasaba sobre una rechinante polea de metal oxidado, y su extremo yacía en la parte baja del armazón, enroscado en un carrete también de metal y atrancado mediante un seguro de hierro ovalado.

—¡Mamá! —gritó la desconsolada chiquilla, derramando incontables lágrimas de dolor—. ¡Mamá! ¡Mamá!
—Winifred… —musitó la mujer desvanecida en llanto—. Siempre te querré, adorada hija mía.

Inmediatamente después de que Sarah pronunció lo que serían sus últimas palabras, el seguro que sostenía la palanca del carrete fue retirado. En ese momento, la soga empezó a girar en sentido contrario alrededor del carrete, y se deslizó rápidamente por la polea de metal, haciendo que la pesada navaja triangular cayera sin remedio sobre el cuello de la joven viuda, decapitándola.
La niña de los ojos violáceos veía como la cabeza de su madre caía lentamente dentro una sucia bolsa de cuero, en la que también pudo observar lo que había quedado de su abuela Mary. Estaba tan cerca, y no pudo hacer nada para evitar el triste final de su madre, pues sólo era una niña. Winifred era demasiado joven por aquel entonces, no entendía exactamente lo que ocurría a su alrededor, sólo sabía que el mundo estaba habitado por gente malvada y sin escrúpulos… personas sin corazón. Ese día, la niña de los rizos púrpura empezó a sentir una abrumadora ira creciendo en su interior, una ira tan intensa que posiblemente jamás podría ser sosegada.

 

4. Winifred de Alraune

En lo alto que aquella fúnebre colina, un individuo envuelto en metal oscuro parecía haber surgido desde lo más profundo del infierno; apareció con un malévolo y desquiciado gesto dibujado en su rostro, con una mirada sedienta de sangre, y con una energía interior tan agresiva que desbordaba de su cuerpo en forma de diminutas luces púrpura.

—¿Quién eres? ¿Eres un Espectro de Hades? —preguntó Lysander; jamás había sentido un cosmos tan agresivo.

—Estrella Celeste de la Magia. Winifred de Alraune —dijo el Espectro.

—¡Oye Lysander, amigo! —exclamó Lionel—. Esta pelea es mía, no te entrometas.

—¡Ustedes dos! —irrumpió el Espectro—. Lamento interrumpir su entretenida plática, pero no puedo perder mucho tiempo con ustedes, así que de una vez voy a arrancarles la cabeza —agregó al momento de soltar las sogas que venía cargando al llegar.
—¡Estúpido! —exclamó Lysander—. Sólo a un estúpido se le ocurre retar a dos Caballeros de oro al mismo tiempo. ¡Toma esto!

 

¡Atomic Thunderbolt!
(Trueno Atómico)

 

Moviendo la diestra hacia atrás y luego hacia delante, Lysander generó una considerable descarga eléctrica que en milésimas de segundo cubrió completamente su brazo. Una vez que las chispas e hilos luminosos llegaron a su máxima potencia, el golpe en forma de rayo fulminante fue lanzado contra el sujeto de ropaje oscuro, levantando una gruesa cortina de polvo después del impacto.

—¡Lo logré! —exclamó el Caballero de Sagitario en medio del silencio.
—No, no lo hiciste —musitó Lionel—. Mira eso… —agregó, señalando hacía el Espectro que aún podía verse entre el polvo.

Una extraña figura había aparecido bajo los pies de Winifred; un círculo que encerraba un misterioso pentagrama en él, rodeado de símbolos imposibles de descifrar. Esta misteriosa circunferencia le había servido como protección.

 

—¿Ese es el poder de los Caballeros de Athena? —preguntó Alraune—. Pues bien… ¡Este es el poder de los Espectros!
 

¡Blood Flower Scissors!
(Guillotina de Flores Sangrientas)

 

Después de un instante en que el individuo de rostro desquiciado observó fijamente al muchacho de oro, continuó con la batalla; levantó sus manos entrelazadas para posteriormente dejarlas caer de forma estrepitosa, separándolas conforme caían, como si fuesen dos navajas. El viento cortante generado se desplazó tan rápido, que fue imposible para Lysander escapar; en sólo un parpadeo, su cuello sufrió una profunda herida.

—¡Maldito! –gruñó Lysander lastimosamente, mientras chorros de sangre brotaban de su cuello.
—Estúpido, con ayudarlo sólo has alargado su sufrimiento —profirió el Espectro de Hades, dirigiendo la mirada hacia Lionel de Leo—. De no haber intervenido, mi ataque lo habría decapitado.
—La verdad es que éste muchacho es mi responsabilidad, no puedo regresar al Santuario sin él jeje. —respondió Lionel al momento de llevar a Lysander a un lugar seguro—. Decidió acompañarme en este viaje sabiendo que sería castigado por ello. En verdad somos grandes amigos.
—Tonterías. Solamente has alargado su vida unos instantes. Pero si quieres ser el primero en morir, te daré ese gusto.

 

¡Blood Flower Scissors!
(Guillotina de Flores Sangrientas)

 

Nuevamente Alraune utilizó su sanguinario ataque; esta vez en contra de Lionel de Leo. Para sorpresa del Espectro, el peliverde caballero de Athena pudo deslizarse a gran velocidad, evitando las ráfagas mortales de viento cortante, pudiendo así asestar un fuerte golpe directo al pecho del sujeto de ropaje oscuro.

 

—¡Estúpido! —exclamó Lionel—. ¡Contra un Caballero de Athena no puedes utilizar el mismo ataque dos veces!

 

¡Lightning Beast!

(Bestia Relámpago)

 

Del puño izquierdo de Lionel, salió disparada la figura de un destellante león, tan luminoso que por un momento cegó la vista de todos los presentes. Aquella energía luminosa golpeó directamente el cuerpo del Espectro, rompiendo parte de la protección oscura que le cubría el pecho.

 

—¡Imposible! —exclamó Lionel; la parte de metal oscuro que cubría el pecho del Espectro había sido destruida, dejando su seno izquierdo expuesto—. ¿Eres una mujer?

—¿Tienes algún problema Caballero de Athena? —El impacto también le había arrancado el casco, dejando al descubierto su delicado, aunque desquiciado rostro, así como su hermosa cabellera púrpura—. Te aseguro que mi fuerza es igual a la de un hombre.

—No lo dudo, Winifred. Sin embargo, no acostumbro pelear con mujeres. Puedes irte.

—¿Acaso tienes miedo?

—Eres una mujer, te estoy dando la oportunidad de salir de este lugar con vida. Si insistes en pelear, tendré que matarte.

—Inténtalo.

—Como tú quieras. Sin embargo, antes de continuar… me gustaría que respondieras a una pregunta, Winifred. ¿Por qué el sadismo? ¿Qué fue lo que te hicieron esas personas que has asesinado con tal saña? Ellos no tenían nada que ver con la guerra entre mi diosa, y tu dios.
—En realidad no tengo por qué contestar tu pregunta…. sin embargo, lo haré, sólo para que sepas la clase de basura que Athena intenta proteger —respondió Alraune seriamente—. Hace mucho tiempo que el mundo se encuentra en una etapa de intolerancia… de persecuciones… de matanzas. El árbol que tienes frente a ti es prueba de ello. Aquí son colgados aquellos acusados de herejía, delito que sólo existe como un pretexto para mantener a la población bajo control absoluto. Mi madre y mi abuela fueron decapitadas en la guillotina… fueron decapitadas por las personas a las que hoy les he arrancado la cabeza… ¡Esa es la verdadera justicia! No la de Athena que, sin importarle, protege también a personas que no merecen vivir.

—Sin embargo, ahora tú has cometido la misma monstruosidad que hace años cometieron estas personas.

—Las mandrágoras nacen por los fluidos de gente muerte colgando en los árboles. Son plantas hermosas, pero su origen es siniestro. Yo soy como ellas; mi origen es oscuro, pero mi venganza es muy hermosa.
—Ya veo… —murmuró el pensativo joven de Leo—. Así que la mandrágora… esa planta es muy especial —agregó mientras observaba la gran cantidad de mandrágoras que enterradas estaban por todo el lugar—. Pero te diré algo: creo que tú eres igual que estás personas que has matado, pues dentro de ti sólo existe miseria y violencia.
—No me interesa la conclusión a la que hayas llegado —dijo la de la Estrella de la Magia secamente—. Como tú lo has dicho, la mandrágora es una planta muy especial, y ahora mismo lo vas a comprobar.

 

¡Abrada Kedabra!
(Muere como las Palabras)

 

El Espectro Celeste levantó la diestra señalando al joven ateniense, y en un instante, una serie de ondas sónico-cósmicas color púrpura empezaron a ser emitidas desde su dedo índice. Debido a la vibración generada al ras del suelo, las raíces de mandrágora empezaron a emerger a la superficie, mostrando su horripilante forma; aquellos eran tubérculos retorcidos y arrugados con desagradable apariencia humanoide, cuyo rostro deforme y áspero revelaba una profunda agonía. Una vez que tales criaturas abrieron su repulsiva cavidad bucal, empezaron a emitir espeluznantes y estridentes gritos.
Lionel cayó arrodillado al suelo, mientras fuertemente cubría sus orejas con la palma de sus manos. El sonido emitido por aquellos ensordecedores alaridos, hacía que los gritos de dolor de Lionel se perdieran en el viento.
No había pasado mucho tiempo, cuando Lionel empezó a expulsar chorros de sangre de sus cavidades auditivas; la sangre escurría por todo su cuerpo, como cascada carmesí cayendo en la montaña.

—En realidad es algo impresionante —musitó el adolorido león de oro apenas cesaron los espantosos gritos—. Afortunadamente mi amigo Lysander me comentó tan extraña y legendaria reacción de estas plantas al ser arrancadas, por lo que he venido preparado —agregó y tomó de su espalda la pipa de arcilla con la que momentos antes fumaba, y que lucía seriamente agrietada debido a las fuertes vibraciones.
—¿Eres estúpido Caballero? —preguntó curiosa Alraune. ¿Era ese un momento oportuno para fumar? ¿O era esa su arma defensiva?—. ¿Cómo podría una simple pipa detener el llanto de mis preciadas mandrágoras?
—Te sorprenderá saberlo —dijo justo en el momento que rompió en mil pedazos la pipa de arcilla, revelando lo que se encontraba en su interior.
—¿Una flauta? —preguntó Alraune, al ver que lo que había salido de aquel objeto recién roto, era una resplandeciente flauta dorada—. Hum… debo admitir que no lo esperaba, pero aun así ¡No podrás escapar!

 

¡Abrada Kedabra!
(Muere como las Palabras)

 

Los horripilantes tubérculos vivientes nuevamente ascendieron a la superficie, emitiendo gritos agonizantes más intensos que la primera vez; pero estos fueron completamente anulados por la dulce melodía proveniente de la flauta dorada que en ese momento, Lionel tocaba. Dicha melodía transmitía paz y tranquilidad, por lo que las mandrágoras cayeron en un profundo sueño, del cual no volverían a despertar.

—No puedo creer que hayas… ¡No puede ser! —decía Winifred desconcertada—. ¿Qué cosa es ese objeto?
—Es la Flauta Celeste —respondió el Caballero, que aún sangraba profusamente—. Uno de los Doce Regalos Olímpicos.
—¿Regalos olímpicos? —cuestionó Winifred sorprendida.
—Objetos sagrados que cada uno de los dioses del olimpo entregó a Athena en la era mitológica, y que han pasado a ser propiedad de los Caballeros de Oro —respondió el león dorado, que había recuperado la sonrisa perdida—. Que las mandrágoras emitan gritos ensordecedores cuando son arrancadas del suelo es una leyenda muy conocida, según me contó mi estimado y fiel amigo, Lysander. Por esa razón he traído conmigo éste objeto tan poderoso, aunque en realidad la pipa de arcilla en la que se encontraba siempre está conmigo jeje. Sin embargo, prefiero no utilizarla en un combate; no me parece del todo honesto, así que no te preocupes, no la usaré contra ti.
—Desgraciado… No te limites conmigo, que no soy cualquier oponente. Te aseguro que vas a terminar como las personas que arrastré hasta éste lugar, y como todas las personas de éste pueblo miserable.
—¿A qué te refieres con eso? —preguntó Lionel, presintiendo una terrible respuesta.
—Sí, eso que estás pensando —respondió Alraune sonriendo malévolamente—. Absolutamente todos los habitantes de Ruthenburg están muertos, yo mismo he decapitado a cada uno.
—¿Cómo pudiste hacer tal cosa? —preguntó el joven león invadido por la ira—. ¿Incluso has matado a los niños?
—Principalmente a los niños. Sus padres necesitaban sufrir antes de morir, y matar a sus hijos frente a ellos era el método perfecto. No podía simplemente darles una muerte rápida… no sería justo. Algunos merecían lo que les hice por haber matado a mi familia, y otros por no haber hecho nada al respecto.
—¡No puedes tratar de castigar un acto cruel con uno doblemente sádico! —exclamó el león dorado mientras su cosmos se elevaba rápidamente—. Has asesinado a decenas de inocentes, y tienes que responder por eso.

 

¡Lightning Beast!
(Bestia Relámpago)

 

El aura cósmica que rodeaba a Lionel tomó la forma de un imponente y resplandeciente león, y que, a la velocidad de luz, salió disparado en contra del Espectro de Hades, dejando a su paso una increíble estela de puntos luminosos.

 

—¡No funcionará! —exclamó Winifred.

 

¡Holda’s Circle!
(Círculo de Holda)

 

El círculo que había aparecido anteriormente se manifestó de nuevo. El lumínico pentagrama a los pies de Winifred le rodeaba completamente, creando un resistente campo de fuerza que impedía que cualquier ataque le tocase siquiera. Pero la fuerza de aquel resplandor dorado era devastadora, por lo que el campo invisible cedió ante el poder del león dorado, permitiendo que todo el fulgor impactara el cuerpo de la joven de ojos violáceos y cabello púrpura.
Winifred de Alraune, Estrella Celeste de la Magia, cayó al suelo, completamente derrotada.

—Aunque no lo creas Winifred… —musitó Lionel mientras observaba el cuerpo casi sin vida de su oponente—. Lamento que hayas terminado así. No me agrada el hecho de tener que matar a alguien que algún momento también fue una víctima, y que sufrió tanto. Además, eres una mujer hermosa. Pero el destino así lo ha querido.
—No… no te sientas mal… caballero —musitó agonizante la chica oscura—. La pequeña e indefensa Winifred murió de tristeza el día en que su madre fue decapitada. Así que no has asesinado a nadie que haya sido inocente en el pasado, sólo has terminado con un Espectro más de Hades: Estrella Celeste de la Magia, Alraune. Puedes estar tranquilo, tu corazón está limpio —agregó y murió.

Después de terminado tan violento enfrentamiento, Lionel de Leo y el malherido Lysander de Sagitario, emprendieron el viaje de regreso al Santuario, llevando consigo una amarga victoria, así como una planta de mandrágora entre sus brazos.




En ocasiones, cuando una persona de corazón limpio y puro es víctima de la crueldad de una mente enferma, su corazón se llena de sentimientos negativos y puede convertirse en una persona de mal corazón, y ser más cruel y sádico que su propio victimario.






 

 

 

 

 

 

 

 

 

Señor, las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias”—Miguel de Cervantes Saavedra.

 

 

 

 

*****

 

Información Adicional:

Holda: Diosa de la tradición Nórdica y de la mitología germánica que representa a la Madre-Tierra. Holda también es considerada una diosa de las brujas.

Lionel: Deriva del griego "leonellus", que significa "leoncito" o "pequeño león".

Myosotis: Conocida comúnmente como "nomeolvides", es un género de plantas perteneciente a la familia Boraginaceae. Simbólicamente se conoce como la flor del amor desesperado o el amante eterno.

myosotis.jpg

 

 

Curiosidades:

  1. Este capítulo era el capítulo #6 en el fic original Saint Seiya: The Three Wars.
  2. En el fic original, era Beagle de Unicornio quien acompañaba a Lionel de Leo, y no Lysander.
  3. En Saint Seiya: The Three Wars, Lionel de Leo aparece hasta el capítulo #6. Aquí lo ha hecho en el capítulo #2.
  4. Los nombres de Mary, Sarah y Winifred provienen de la película de 1993 llamada Hocus Pocus (El Retorno de las Brujas en España, y Abracadabra en Hispanoamérica). Mary, Sarah y Winifred eran tres brujas hermanas que robaban la juventud de muchachas vírgenes con su magia.
  5. En The Three Wars, Alraune era hombre y mantenía el nombre del manga original, Queen. En este fic es mujer.

 

 

 

 

Espero sea de su agrado.

 

Saludos!

 

 


Edited by Cástor_G, 26 February 2017 - 15:46 pm.


Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí

#17 Ivan de Virgo

Ivan de Virgo

    El Caballlero Dorado Legendario de Virgo

  • 2,978 posts
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Virgo

Posted 28 November 2016 - 07:17 am

Veo que aun mantienes esa relación de amistad y compañerismo entre Leo y Sagitario

Me gustaron las batallas sobretodo el final porque el espectro reconoció el alma pura del caballero

Saludos

WaoYB6M.png

 


#18 Rexomega

Rexomega

    Friend

  • 1,546 posts
Pais:
Espana
Signo:
Aries

Posted 28 November 2016 - 15:55 pm

Saludos

 

Es bueno verte de nuevo en el foro publicando, más aún saber que de nuevo hay posibilidades de ver The Three Wars acabada. Aunque he estado leyendo los capítulos según salían, sigo siendo tan inconstante en los comentarios como siempre, ¡debería hacerlos más cortos!

 

Advierto que todos mis comentarios seguramente contendrán spoilers de la versión original, que podrían o no ser spoilers para Cosmo Wars.

 

Desde el Prólogo empezamos a notar algunas diferencias, al punto que pensé que nos darías una sorpresa y la presencia de Vlinder y Alrisha corregiría el error del santo de Sagitario. Antes de leer el capítulo siguiente ya estaba especulando con que el ejército de Hades tendría que actuar a su propia cuenta y riesgo, tal vez dirigidos en la sombra por otro dios. ¿Qué locura, no? Luego no fue tan así, pero me doy cuenta de que puedo esperarme que cambies algunas cosas y mantengas otras que desde un inicio estaban muy bien, como las citas al inicio y final del capítulo. 

 

Curiosamente, lo que más me gustó de este parte es la vez algo que no termino de decidir si está bien o mal. Desconozco si la descripción de las ropas del Papa está basada en algo oficial o no, pero ya que las historias de Saint Seiya suelen abrir con una Guerra Santa de un modo u otro, fue interesante escoger ese momento para describirlas. Incluso si se siente más detallado que el resto del capítulo, funcionó bastante bien. ¿Estaba en la versión original? Seguro que sí /alzheimer.

 

Revisa esta parte, pues si no recuerdo mal, hay un "ceda" que debería ser "seda".

 

Va a ser extraño acostumbrarme al nuevo nombre del santo de Sagitario, Lysander. Hace muchos años, cuando recién me registraba en el foro y los dinosaurios dominaban la Tierra, leí varias historias donde el protagonista, hijo de Ikki y Shaina, se llamaba Lisandro y acababa convertido en santo de Sagitario y esposo de Asuka Lanley, de NGE... Todo es muy loco contándolo así, ¡y seguramente me voy a acordar de esa saga cada que lea Lysander! 

 

En El Joven en la Torre me encuentro con que me choca más el error de Lysander. No por él, ya que así es el personaje, sino por la elección del Papa. Más que la explicación que das más adelante, de que es necesario poner a prueba a un santo de oro primerizo, amortigua la situación la presencia de Vlinder y Alrisha. Si no fuera por los espectros, tal vez uno de ellos podría haber suplido a Lysander.

 

Entre este desliz y la primera parte del capítulo, cuando despiertan a Lysander, noto que mantienes el deseo de ofrecernos unos personajes ante todo humanos. El paso de los años me ha hecho apreciar esto más que en el pasado. Aunque sigo siendo capaz de apreciar al menos un héroe solemne y leal, entiendo que la mezcla de defectos y virtudes, junto a las más cotidianas conversaciones, son lo que impide que uno y otro personaje se acaben confundiendo y ya a no le importe al lector quién es quién. Haciendo de vidente, va a ser lo mismo con los villanos, tengo mucha curiosidad por esa parte...

 

... ¡Más o menos! Me gusta que un juez sea peligroso para un santo de oro, da más valor a las derrotas y victorias del ejército ateniense, pero cuando leí el último capítulo de la versión original, no hace mucho, me quedó la sensación de que Pandora es Cersei Lanninster era imposible que otro villano se luciera tanto como Minos.  Con Pandora no sé qué esperar, el personaje dentro de la franquicia nunca me ha llamado la atención, empezando por el rol que ocupa, pero no descarto ser sorprendido. 

 

Ya que ND nos mostró que los espectros, incluso los jueces, tienen un nombre distinto en cada generación, no me extrañó que Aslan usara ese nombre desde un principio. Años atrás me habría quejado, aún me quejo de los ascensos de Dohko y Shion, pero mientras no haya treceavo santo de oro en esta historia, todo estará bien en el universo.

 

La técnica de Vlinder me hizo recordar el desafío de descubrir quién era el maestro del santo de Fénix en la versión original, que por razones que no logro retener ahora mismo siempre pensé que era el santo de Escorpio. ¿Estaba en lo cierto? ¿No lo estaba? Lo veremos en el futuro o no.

 

Había algunos errores de dedo aquí y allá, solo que no encuentro el documento en el que los había apuntado. Lo que sí me viene a la mente es que me reencontré con un viejo amigo: ¡la caín cabeza! Y que a los nombres de las técnicas les faltan los colores, uno incluso está oscurecido.

 

Finalmente, llegamos a Corazón de Mandrágora, que me tomó por sorpresa que llegara tan pronto. Fue bueno volver a ver a Lionel, su pipa y la flauta. La idea de los Regalos Olímpicos sigue sonando bastante bien aun con el paso de los años. ¡Espero conocer el resto!

 

La primera parte del capítulo (que, por si no lo he comentado ya, es todo un acierto dividir cada título en pequeñas escenas, aunque debe ser complicado darle un nombre a cada uno), sobre el trágico destino de la madre y abuela de Winifred, me gustó especialmente. Tal y como hice al terminar el Prólogo, me puse a especular como si no hubiera mañana en cómo sería una historia donde los santos tuvieran que lidiar con problemas mundanos de esa índole. No hablo de algo abstracto como "hay que salvar el mundo, que está corrupto" o "hay que matar a los humanos, porque son malos", típicos discursos generales que no van a ninguna parte porque chocan con el discurso general en turno de parte de Saori, sus lacayos y similares, sino de problemas concretos. Claro que al final de nuevo solo estaba divagando y es un espectro de Hades el que se mancha las manos, y el alma, ya de paso.

 

Mirándolo con perspectiva, Saint Seiya debe funcionar así para que la historia no se vaya por las ramas. Pero la escena, por cómo fue descrita, me dejó pensando en esto un rato. 

 

Si debo, para variar, decir algo negativo respecto a este capítulo, es que sentí una gran diferencia entre lo que transmite la primera escena y cuando Winifred explica a Lionel el porqué de sus acciones. Desconozco si es algo que pueda cambiarse o si simplemente depende de quién lo lea, pero sentí más emotiva la parte en la que Lázarus cuenta la razón por qué acabó escondiéndose en una torre el pasado capítulo. ¿Es intencional, reflejando la diferencia entre la humana Winifred y el espectro? No lo descarto, pero por momentos me sacó de situación, impidiéndome notar del todo el horror que supone hasta dónde llegó la venganza de Winifred: la muerte de los que causaron daño y los que no hicieron nada por evitarlo, probablemente sin reparar en si podían o no repararlo. 

 

En contraposición, la descripción de los lugares y objetos, como los instrumentos de tortura, es muy buena, dejando la impresión de que leemos una novela y ayudando a que una batalla al estilo de Saint Seiya se sienta parte de la narración. Destaco, además, la forma en la que la mandrágora sirve como hilo conductor, relacionándose con la historia que se cuenta.

 

Me llama la atención la forma en que se terminó el capítulo, en parte porque se siente que no es la clase de victoria que uno recuerda con alegría, por las complejas implicaciones que tiene una lucha que no se basa en buenos/malos, pero también por las últimas palabras de Winifred. ¿Los espectros piensan eso de sí mismos, o es algo que puede ocurrir solo a las puertas de la muerte? Quizá le esté dando demasiadas vueltas y ese penúltimo párrafo era una forma de hacer el último menos desolador. Sea como sea, supongo que se suma a las cosas que sabremos en el futuro.

 

En cuanto a la ortografía, lo mismo que en el capítulo anterior, solo que en este caso recuerdo que los problemas que vi eran con las tildes de "este" y similares.

 

¡Mucho ánimo con esta historia! Trataré de ser más constante comentando de lo que fui en ese remoto pasado. 


Edited by Rexomega, 28 November 2016 - 21:06 pm.

OvDRVl2L_o.jpg


#19 ℙentagrλm ♓Sнσgōкι

ℙentagrλm ♓Sнσgōкι

    The Digger

  • 7,050 posts
Pais:
Espana
Sexo:
Masculino
Signo:
Geminis

Posted 28 November 2016 - 16:53 pm

Rayos, estar sin ordenador no me impide leer otro trepidante capítulo de Cosmo Wars, pero sí dejar una review buena y fundamentada punto a punto. Hola, Castor. Como te prometí, aquí estoy dispuesto a seguirte hasta donde me lleves con Lysander. He de decir que has conseguido infligirme dolor, hasta el punto de imaginarme algo terriblemente cruel. Yo, que vivo en España, he sido testigo no directo pero sí histórico de las atrocidades tremendas y sin justificación que la Santa Inquisición llevó a cabo. Aquí se inventó el Garrote Vil, un instrumento que, cuando apretabas, te taladraba el cráneo. Pues bien, mi querido compañero Castor. Simple y llanamente la jaula de fuego. Es horrible, y lo has detallado de manera que yo pudiese sentir en mis carnes cómo el pecho se me quemaba y los huesos se me rompían. Lo mejor, sin duda, la parte de la familia. Eso te quedó de perlas. Messi de Leo es un prototipo de Caballero común y Lysander espera a capítulos posteriores para milagrear porque está quedando por los suelos.

He visto que usas muchas comas, hasta el punto de entorpecer la lectura. Yo lo hacía hasta que el buen colega y fanficker querido por todos Killcrom me sacó de mi error. En algunas ocasiones pecas de poner demasiadas pausas cuando no son necesarias. Y tu texto es muy perfeccionista pero ese esquema se me rompe cuando veo esos "jeje" al final. Creo que acotando una pequeña risa quedaría mucho mejor.

Que no te sienten mal mis consejos. Soy un lector muy observador y bastante difícil de complacer. Si lo digo es porque no voy a decirte que todo muy bien cuando quizás no sea así. Esos son los tipos de mensajes que a mí me gusta recibir, y creo que a los demás también.

Un saludo Castor, nos vemos proooonto.

ib5Zs2uw_o.gif

Pincha en la foto para leer Rosas desde el Siglo XVIII

Ranking de resistencia dorada


#20 Cástor_G

Cástor_G

    Miembro de honor

  • 2,958 posts
Pais:
Mexico
Signo:
Geminis

Posted 28 November 2016 - 22:39 pm

Veo que aun mantienes esa relación de amistad y compañerismo entre Leo y Sagitario

Me gustaron las batallas sobretodo el final porque el espectro reconoció el alma pura del caballero

Saludos

 

 

Gracias Ivan! Era algo que no podía djar en el olvido. En el fic original se menciona que eran amigos, pero tienen muy poca convivencia. Quise arreglar eso mostrando a Lionel desde al capítulo #2, y no hasta el #5 como ocurría originalmente.

 

Saludos!

 


 

Saludos

 

Es bueno verte de nuevo en el foro publicando, más aún saber que de nuevo hay posibilidades de ver The Three Wars acabada. Aunque he estado leyendo los capítulos según salían, sigo siendo tan inconstante en los comentarios como siempre, ¡debería hacerlos más cortos!

 

Advierto que todos mis comentarios seguramente contendrán spoilers de la versión original, que podrían o no ser spoilers para Cosmo Wars.

 

Desde el Prólogo empezamos a notar algunas diferencias, al punto que pensé que nos darías una sorpresa y la presencia de Vlinder y Alrisha corregiría el error del santo de Sagitario. Antes de leer el capítulo siguiente ya estaba especulando con que el ejército de Hades tendría que actuar a su propia cuenta y riesgo, tal vez dirigidos en la sombra por otro dios. ¿Qué locura, no? Luego no fue tan así, pero me doy cuenta de que puedo esperarme que cambies algunas cosas y mantengas otras que desde un inicio estaban muy bien, como las citas al inicio y final del capítulo. 

 

Curiosamente, lo que más me gustó de este parte es la vez algo que no termino de decidir si está bien o mal. Desconozco si la descripción de las ropas del Papa está basada en algo oficial o no, pero ya que las historias de Saint Seiya suelen abrir con una Guerra Santa de un modo u otro, fue interesante escoger ese momento para describirlas. Incluso si se siente más detallado que el resto del capítulo, funcionó bastante bien. ¿Estaba en la versión original? Seguro que sí /alzheimer.

 

Revisa esta parte, pues si no recuerdo mal, hay un "ceda" que debería ser "seda".

 

Va a ser extraño acostumbrarme al nuevo nombre del santo de Sagitario, Lysander. Hace muchos años, cuando recién me registraba en el foro y los dinosaurios dominaban la Tierra, leí varias historias donde el protagonista, hijo de Ikki y Shaina, se llamaba Lisandro y acababa convertido en santo de Sagitario y esposo de Asuka Lanley, de NGE... Todo es muy loco contándolo así, ¡y seguramente me voy a acordar de esa saga cada que lea Lysander! 

 

En El Joven en la Torre me encuentro con que me choca más el error de Lysander. No por él, ya que así es el personaje, sino por la elección del Papa. Más que la explicación que das más adelante, de que es necesario poner a prueba a un santo de oro primerizo, amortigua la situación la presencia de Vlinder y Alrisha. Si no fuera por los espectros, tal vez uno de ellos podría haber suplido a Lysander.

 

Entre este desliz y la primera parte del capítulo, cuando despiertan a Lysander, noto que mantienes el deseo de ofrecernos unos personajes ante todo humanos. El paso de los años me ha hecho apreciar esto más que en el pasado. Aunque sigo siendo capaz de apreciar al menos un héroe solemne y leal, entiendo que la mezcla de defectos y virtudes, junto a las más cotidianas conversaciones, son lo que impide que uno y otro personaje se acaben confundiendo y ya a no le importe al lector quién es quién. Haciendo de vidente, va a ser lo mismo con los villanos, tengo mucha curiosidad por esa parte...

 

... ¡Más o menos! Me gusta que un juez sea peligroso para un santo de oro, da más valor a las derrotas y victorias del ejército ateniense, pero cuando leí el último capítulo de la versión original, no hace mucho, me quedó la sensación de que Pandora es Cersei Lanninster era imposible que otro villano se luciera tanto como Minos.  Con Pandora no sé qué esperar, el personaje dentro de la franquicia nunca me ha llamado la atención, empezando por el rol que ocupa, pero no descarto ser sorprendido. 

 

Ya que ND nos mostró que los espectros, incluso los jueces, tienen un nombre distinto en cada generación, no me extrañó que Aslan usara ese nombre desde un principio. Años atrás me habría quejado, aún me quejo de los ascensos de Dohko y Shion, pero mientras no haya treceavo santo de oro en esta historia, todo estará bien en el universo.

 

La técnica de Vlinder me hizo recordar el desafío de descubrir quién era el maestro del santo de Fénix en la versión original, que por razones que no logro retener ahora mismo siempre pensé que era el santo de Escorpio. ¿Estaba en lo cierto? ¿No lo estaba? Lo veremos en el futuro o no.

 

Había algunos errores de dedo aquí y allá, solo que no encuentro el documento en el que los había apuntado. Lo que sí me viene a la mente es que me reencontré con un viejo amigo: ¡la caín cabeza! Y que a los nombres de las técnicas les faltan los colores, uno incluso está oscurecido.

 

Finalmente, llegamos a Corazón de Mandrágora, que me tomó por sorpresa que llegara tan pronto. Fue bueno volver a ver a Lionel, su pipa y la flauta. La idea de los Regalos Olímpicos sigue sonando bastante bien aun con el paso de los años. ¡Espero conocer el resto!

 

La primera parte del capítulo (que, por si no lo he comentado ya, es todo un acierto dividir cada título en pequeñas escenas, aunque debe ser complicado darle un nombre a cada uno), sobre el trágico destino de la madre y abuela de Winifred, me gustó especialmente. Tal y como hice al terminar el Prólogo, me puse a especular como si no hubiera mañana en cómo sería una historia donde los santos tuvieran que lidiar con problemas mundanos de esa índole. No hablo de algo abstracto como "hay que salvar el mundo, que está corrupto" o "hay que matar a los humanos, porque son malos", típicos discursos generales que no van a ninguna parte porque chocan con el discurso general en turno de parte de Saori, sus lacayos y similares, sino de problemas concretos. Claro que al final de nuevo solo estaba divagando y es un espectro de Hades el que se mancha las manos, y el alma, ya de paso.

 

Mirándolo con perspectiva, Saint Seiya debe funcionar así para que la historia no se vaya por las ramas. Pero la escena, por cómo fue descrita, me dejó pensando en esto un rato. 

 

Si debo, para variar, decir algo negativo respecto a este capítulo, es que sentí una gran diferencia entre lo que transmite la primera escena y cuando Winifred explica a Lionel el porqué de sus acciones. Desconozco si es algo que pueda cambiarse o si simplemente depende de quién lo lea, pero sentí más emotiva la parte en la que Lázarus cuenta la razón por qué acabó escondiéndose en una torre el pasado capítulo. ¿Es intencional, reflejando la diferencia entre la humana Winifred y el espectro? No lo descarto, pero por momentos me sacó de situación, impidiéndome notar del todo el horror que supone hasta dónde llegó la venganza de Winifred: la muerte de los que causaron daño y los que no hicieron nada por evitarlo, probablemente sin reparar en si podían o no repararlo. 

 

En contraposición, la descripción de los lugares y objetos, como los instrumentos de tortura, es muy buena, dejando la impresión de que leemos una novela y ayudando a que una batalla al estilo de Saint Seiya se sienta parte de la narración. Destaco, además, la forma en la que la mandrágora sirve como hilo conductor, relacionándose con la historia que se cuenta.

 

Me llama la atención la forma en que se terminó el capítulo, en parte porque se siente que no es la clase de victoria que uno recuerda con alegría, por las complejas implicaciones que tiene una lucha que no se basa en buenos/malos, pero también por las últimas palabras de Winifred. ¿Los espectros piensan eso de sí mismos, o es algo que puede ocurrir solo a las puertas de la muerte? Quizá le esté dando demasiadas vueltas y ese penúltimo párrafo era una forma de hacer el último menos desolador. Sea como sea, supongo que se suma a las cosas que sabremos en el futuro.

 

En cuanto a la ortografía, lo mismo que en el capítulo anterior, solo que en este caso recuerdo que los problemas que vi eran con las tildes de "este" y similares.

 

¡Mucho ánimo con esta historia! Trataré de ser más constante comentando de lo que fui en ese remoto pasado. 

 

Hola Rex! Qué alegría verte de nuevo.
 
Respecto a tu comentario sobre el prólogo y el ejército de Hades, te comento que en The Three Wars hubo una plática entre Minos, Pandora y Yago de Cisne, en la que este último les cuestiona si realmente están trabajando para Hades, y no para otro dios, dando a entender que realmente sí hay alguien oculto jujuju. Quizá eso se mantenga en esta nueva versión.
 
Respecto a la vestimenta del patriarca, nada oficial al respecto se ha mencionado en Saint Seiya. Me he basado en las prendas que ya hemos visto a lo largo de la serie, pensando que son muy similares a las de un sacerdote católico... o más bien a las del Papa xD. Esta descripción sí estaba en The Three Wars, estaba en el capítulo #1. Y si mal no recuerdo, en aquella ocasión también fue lo que más te gusto =).
 
Lo de ceda ya quedó corregido ;o;
 
Estuve pensando muchísimo respecto al nuevo nombre para Sagitario. De verdad quería olvidarme de Deos para siempre, pero no encontraba el nombre adecuado! Un dia leí Lysander y me gusto su significado (libertador), pues eso es lo quiero que sea mi Sagitario, un libertador.
 
Respecto a presentar personajes más humanos, sí, sigue siendo mi intención. No quiero mostrar personajes perfectos... no me agradan jujuju. Tanto buenos como malos tendrán sus defectos y virtudes.
 
Los nombres de los espectros... este detalle me costó mucho trabajo, pues se me ha hecho muy difícil desprenderme de nombres con los que ya estamos muy familiarizados, como Minos, Radamanthys, Lune, etc... amo esos nombres. Pero por lo visto en ND ya no tendría sentido nombrar así a los Espectros.
 
Escorpión si era el maestro de Athan de Fénix en The Three Wars =). Se menciona en el capítulo #4. Sin embargo, no recuerdo si llegué a mencionar su nombre alguna vez... creo que no pues Vlinder se me ocurrió mucho después xD. Decidí colocar las mariposas como técnicas de Vlinder por su relación con la costelación, más adelante habrá más detalles!
 
La caín cabeza jajaj, había olvidado el filtro del foro! Creo que empezaré a recurrir a trucos por escribir p.uta y que no sea censurado xD
 
Espero pronto revelar más información sobre los Doce Regalos Olímpicos. Si mal no recuerdo, en The Three Wars llegué a mostrar solamente 3.
 
Dividir las escenas me ha ayudado muchísimo para cambiar de escenario y de época. Recuerdo que Killcrom me regaño alguna vez por casi casi escribir «flashback» antes de colocar algún recuerdo xD, o el clásico «mientras tanto en otro lugar». xD
 
Quizá haya un motivo para esa parte de la explicación de Winifred que comentas. En The Three Wars los Espectros no recordaban su vida como humanos comunes. Queen de Alraune sí recordaba su pasado gracías a que consumía de algún modo las mandrágoras y estas le regalaban el privilegio de no olvidar. Respeté gran parte del capítulo original, sin embargo cuando llegué a esta parte me topé con un problema, pues ya no contaba con la trama de «pérdida de recuerdos de los Espectros». Quizá por eso se haya sentido más forzada esa parte! ;o;
 
Verificaré las tildes ;.;
 
 
Gracias Rex! Nos vemos pronto.

Rayos, estar sin ordenador no me impide leer otro trepidante capítulo de Cosmo Wars, pero sí dejar una review buena y fundamentada punto a punto. Hola, Castor. Como te prometí, aquí estoy dispuesto a seguirte hasta donde me lleves con Lysander. He de decir que has conseguido infligirme dolor, hasta el punto de imaginarme algo terriblemente cruel. Yo, que vivo en España, he sido testigo no directo pero sí histórico de las atrocidades tremendas y sin justificación que la Santa Inquisición llevó a cabo. Aquí se inventó el Garrote Vil, un instrumento que, cuando apretabas, te taladraba el cráneo. Pues bien, mi querido compañero Castor. Simple y llanamente la jaula de fuego. Es horrible, y lo has detallado de manera que yo pudiese sentir en mis carnes cómo el pecho se me quemaba y los huesos se me rompían. Lo mejor, sin duda, la parte de la familia. Eso te quedó de perlas. Messi de Leo es un prototipo de Caballero común y Lysander espera a capítulos posteriores para milagrear porque está quedando por los suelos.

He visto que usas muchas comas, hasta el punto de entorpecer la lectura. Yo lo hacía hasta que el buen colega y fanficker querido por todos Killcrom me sacó de mi error. En algunas ocasiones pecas de poner demasiadas pausas cuando no son necesarias. Y tu texto es muy perfeccionista pero ese esquema se me rompe cuando veo esos "jeje" al final. Creo que acotando una pequeña risa quedaría mucho mejor.

Que no te sienten mal mis consejos. Soy un lector muy observador y bastante difícil de complacer. Si lo digo es porque no voy a decirte que todo muy bien cuando quizás no sea así. Esos son los tipos de mensajes que a mí me gusta recibir, y creo que a los demás también.

Un saludo Castor, nos vemos proooonto.

 

jaja gracias Pentagram! Me alegra que te haya gustado el pasado de Winifred. Ciertamente la Santa Inquisición ha dejado en la historia una huella horrorosa difícil de olvidar. Estuve tentado de colocar algunos instrumentos de tortura más, sin embargo me enfoqué en el que tendría relación directa con Alraune y sus técnicas (la guillotina), y en el toro ese de metal, que al documentarme me ha parecido de los más horribles :s.

 

Lysander aún necesita madurar como hombre y como guerrero. Es de los caballeros más jovenes, y apenas empieza a librar batallas importantes en su joven carrera como caballero de Athena.

 

Pondré más atención en las comas!

 

Saludos!


Edited by Cástor_G, 28 November 2016 - 22:41 pm.


Capítulo 12: El Ejército de Lionel
(Pincha AQUI para Leer)

ttw-leo-lionel-by-afo2006-d284jlm-fullvi
Saint Seiya: COSMO WARS
Índice de Capítulos: Aquí




0 user(s) are reading this topic

0 members, 0 guests, 0 anonymous users


This topic has been visited by 38 user(s)