SKIN © XR3X
x

Jump to content


* * * * - 1 votos

Los Caballeros del Zodiaco Nuevo Mundo

Saint Seiya Guerra santa Olimpo

  • Por favor, entra en tu cuenta para responder
205 respuestas a este tema

#81 T-800

T-800

    Miembro de honor

  • 9,625 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 17 abril 2017 - 15:02

fue entretenido el combate

 

y es intrigante lo del alma de la amazona de pegaso


faiyb1y.png

 

                                                         LA BATALLA APOCALÍPTICA

 

 

 

 

 


#82 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 23 abril 2017 - 14:24

Cap 27. Quimera

 

En el inframundo, cerca del Rio Lete, en un templo ubicado en el lugar Persefone se encontraba junto a Milner de Grifo e Itzal. La Diosa sostenía en sus manos un pequeño orbe brillante, mientras que recitaba algunas frases inentendibles.

¿Que esta haciendo? — pregunto Itzal confundido.

Preparando una Armadura para ti recuerda que ya no puedes portar la Cloth de Capricornio, ni tampoco una Surplice, lo que utilizaras sera una de su antiguo ejercito...los Cazadores — respondió el juez del inframundo.

Persefone extendio los brazos y la pequeña orbe, se convirtió en una esfera brillante de gran tamaño, que fue tomando la forma de un animal, hasta que finalmente el brillo desapareció y dejo al descubierto una armadura con la forma de un animal muy extraño, poseía el cuerpo de un León atacando con la zarpa derecha, pero junto al rostro del león poseía otra cabeza, la de una cabra con grandes cuernos apuntando hacia el frente, y la cola terminaba en la cabeza de una serpiente con los colmillos al descubierto. Cabe destacar que la armadura era totalmente anaranjada a excepción de los ojos de cada cabeza que eran rojizas y amenazantes.

La Quimera — indico Persefone, — producto de la unión de Tifón y Equidna, volverá a servirme una ultima vez — añadió, acariciándola.

Itzal en ese instante sintió un escalofrió al ver los penetrantes ojos rojos que la armadura poseía, ademas noto lo que parecía ser un cosmos que esta emanaba.

Ahora, debes ganarte su respeto — Dijo la Diosa apartándose, e indicando a Milner que se alejara.

El antiguo santo se quedo a solas con la Cloth de Quimera, observándola por un buen rato, hasta que avanzo hacia ella, solo para quedar totalmente paralizado, por una inmensa fuerza que provenía de esta.

Entonces la Armadura comenzó a moverse por si misma, a caminar como un felino por la habitación, Itzal se fregó los ojos y se dio varios golpes en la cabeza, para saber si solo estaba delirando o en verdad esta estaba moviéndose de un lado a otro.

No es posible — pensó, mientras se preparaba ante cualquier ataque de su inusual enemigo. La Quimera lo rodeo totalmente, y se detuvo en el mismo lugar donde estaba inicialmente, frente a el. Entonces el rostro del León cerro la mandíbula, y pareció desplazarse unos centímetros a la derecha, la cabeza de la cabra se quedo en el centro, y sus ojos brillaron con intensidad, y sin previo aviso y con gran velocidad embistió en el estomago a Itzal, haciendo que este escupiera sangre y se estrellara por la pared.

Este se incorporo rápidamente, y elevo su cosmos concentrándolo en su brazo derecho listo para atacar, pero entonces la Quimera, comenzó a saltar como una cabra de un lado para el otro a gran velocidad, Itzal le lanzo su excalibur reiteradas veces, pero era en vano, ninguna lograba su objetivo.

¡Maldición, que demonios esta pasando aquí, como es posible que no logre acertarle! — pensaba, mientras formaba una equis con sus dos brazos, — ¡Doble Excalibur! — exclamo, mientras su ataque avanzaba a gran velocidad, este con su gran agilidad se movió detrás de la Quimera, para atacarlo de espaldas también.

Pero entonces, la cola de esta se elevo y la cabeza de la serpiente abrió las fauces y sus ojos brillaron con intensidad, Itzal se quedo paralizado y la Cloth simplemente se desvaneció, dejando al joven indefenso ante su propio ataque, que lo impacto provocando le un profundo corte de x en el pecho. Este cayo al piso ensangrentado, y casi sin aliento. La armadura de Quimera se acerco lentamente hasta el caminando como un león amenazante, con la boca de este totalmente abierta. Itzal se levanto con dificultad y lo ataco sin aviso con la excalibur atravezandole la cabeza con una hoja de cosmos.

La Cloth se esfumo en el aire, y apareció nuevamente en su forma en la que originalmente estaba, Itzal también noto que la herida que el mismo se produjo no estaba, estaba tan confundido, que se tomo de la cabeza para pensar con claridad.

Fue una ilusión — pensó este, mientras que Persefone colocaba su mano en su hombro.

— Así es, luchaste mentalmente con la esencia de la armadura, aunque creo que se contuvo, normalmente suelen estar luchando por horas o días — comento sonriendo la Diosa.

La Armadura de Quimera, comenzó a brillar y se desarmo totalmente, acoplándose al cuerpo de Itzal, que aun estaba confundido.

Ahora, este vestía la Cloth de Quimera, que tenia un diseño amenazador, en el pecho se encontraba el rostro del León con las fauces abiertas, las hombreras eran cortas y curvadas, en el estomago cubría de forma similar a la armadura de Leo, la cola de serpiente rodeaba su cintura, con el rostro de esta observando al frente. En las piernas y los brazos recordaba a la armadura de capricornio, por la forma que lo cubría, y el casco era la cabeza de la cabra con ambos cuernos curvados hacia atrás.

Muy bien, ahora eres un Cazador, uno de los guerreros de Persefone, aunque el poder de esa Cloth esta por debajo de una Armadura Dorada, deberás poder defenderte bien. — Indico Milner de Grifo.

Siento, una extraña sensación al portar esto — comento Itzal.

En efecto, ten cuidado con tus emociones cuando luches, en especial de la Ira, y la Tristeza, pues la Quimera se alimenta de eso, y puede lograr controlarte atravez de eso, y lo que sientes es su alma, que fue sellada en esa Cloth. — Respondió Persefone, sonriendo y alejándose hacia el Rio Lete.

¿Quiere decir que? — pregunto Itzal, — Que el alma de la Quimera original esta sellada en esa armadura, y que si no la utilizas correctamente, la liberaras y créeme que detenerla sera mas difícil que luchar con las Furias — Dijo Milner, mientras que se colocaba el casco de su Surplice.

Un momento, ¿como sabes eso? — inquirió Itzal.

Digamos, que una vez me toco luchar en su contra — respondió el otro con una risa, a la par que seguía a Persefone.

 

El ex-santo de athena, se saco el casco de su nueva cloth, ya la observo por unos instantes, luego se la coloco nuevamente y siguió a Milner.

Este se encontraba ya con Persefone, que observaba el camino que conducía a Giudecca.

El cosmos de Hypnos desapareció totalmente, junto al de varios espectros, ademas Hades, ya no se encuentra en el inframundo, tampoco los otros dos Jueces y sus subordinados junto a Pandora, solo puedo sentir el cosmos de Thanatos, que proviene de Giudecca — Comento la Diosa con una mirada fría, — Milner, Itzal vayan al Santuario e intervengan solo si Ares o las Furias se acercan a la estatua de Athena — añadió.

Entendido — dijeron ambos. Y se alejaron.

 

En el Santuario, exactamente en el Templo de Leo, Elene de Pegaso, llegaba, pero en el lugar solo encontró los restos de una tremenda batalla, con los pilares y parte del techo destruidos, pedazos de una armadura que reconoció al instante, era la Armadura de Cisne, camino por el templo un buen rato, y sin encontrar a nadie en el lugar, se dirigió al Templo de Virgo, pensando que fue lo que había sucedido.

 

En el Yomotsu, el Santo de Cancer aun seguía hay sin hacer nada, sentado en una roca junto a su Cloth, hasta que oyó algunas pisadas, levanto la mirada y se sorprendió al ver a la persona que se encontraba frente a el.

Imposible... ¿tu... estas muerto? — pregunto consternado.

 

 

 

Continuara.....


2lxf6go.jpg


#83 T-800

T-800

    Miembro de honor

  • 9,625 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 23 abril 2017 - 19:29

fue interesante el duelo con la armadura

 

el final fue intrigante

 

este fic es bueno-ojala te animes a participar en las dinamicas de fics

 

 

http://saintseiyafor...os-y-dinamicas/


faiyb1y.png

 

                                                         LA BATALLA APOCALÍPTICA

 

 

 

 

 


#84 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 23 abril 2017 - 21:59

fue interesante el duelo con la armadura

 

el final fue intrigante

 

este fic es bueno-ojala te animes a participar en las dinamicas de fics

 

 

http://saintseiyafor...os-y-dinamicas/

Graciaas por comentar, y en las dinamicas estare atento a cualquier novedad para participar :D


2lxf6go.jpg


#85 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 30 abril 2017 - 18:50

Una pequeña recomendación, antes de cada cap, podrían leer la info de los personajes.

http://saintseiyafor...co-nuevo-mundo/

 

Eso a fin de no alargar tanto el fic explicando cuales son las vestimentas que portan en su primera aparición desde ya muchas gracias a todos que leen y siguen el Fic :D


2lxf6go.jpg


#86 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 30 abril 2017 - 21:02

Cap 28. El General de la Guerra mas Poderoso.

 

(Durante la Batalla en el Templo de Cancer entre, Aleksander y Keres)

 

Templo de Leo: El poderoso León Dorado se encontraba, observando desde la entrada de su templo, como el cosmos de los Espectros y los Berserkers avanzaban por el Santuario, inclusive podía sentir también dichas energías, incluso en los templos superiores, cosa que le molestaba pues no entendía como habían podido pasar sin que el los detectara.

No entiendo como es posible que los enemigos se hayan colado así de fácil — pensaba furioso, apretando fuertemente los puños, — En Virgo, Libra, Escorpio y Sagitario, como llegaron tan rápido, ademas parece que Aleksander no va a tener ningún problema — comento.

Pero tu si lo tendrás, Lykos el indomable León dorado — indico una voz a sus espaldas.

El santo de Leo cual felino asustado, se volteo rápidamente y ataco sin mediar palabras.

¡Plasma Relámpago! — exclamo, mientras cientos de haces de luz salían de su puño pulverizando todo a su paso, en dirección a un ser con una capucha roja, que recibió de lleno el ataque.

El caballero se acerco, hasta los escombros en donde se encontraba tirado el cuerpo de ese sujeto. Con una mirada asesina, y su cosmos centelleante en sus puños, pregunto.

¿Como deseas morir sucio Berserker?

En una gloriosa batalla — le respondió, el esbirro de Ares, que se encontraba a sus espaldas, y con una amplia sonrisa le apuntaba con el dedo indice a la cabeza del santo.

Sin inmutarse, Lykos se agacho rápidamente y dio un giro completo intentando patear las piernas de su rival, que con un salto se impulso hacia atrás.

Ambos ahora se encontraban frente a frente, uno con una sonrisa tal vez burlona, y el otro con ojos fríos y rodeado de un aura electrizan te.

Me presento ante ti... — dijo el Berserker, — Yo soy Deimos, el Terror en el campo de batalla, líder de los Generales de la Guerra, conocido como el mas poderoso de los Berserkers y futura mano derecha de nuestro Dios Ares. Añadió.

Dicho esto, Lykos comenzó a elevar su cosmos, mientras varios relámpagos correntian su cuerpo. Sus ojos dorados brillaron y entonces, Deimos con una inmensa velocidad se puso cara a cara con el santo, que se quedo totalmente paralizado, disminuyendo su cosmos rápidamente.

El General, tomo por la barbilla a Lykos, y lo miro directamente a los ojos y con una ligera sonrisa, coloco su mano izquierda en el estomago del santo.

Veras, esta es la diferencia entre nuestros poderes — le susurro mientras el cuerpo del león dorado se cubría por un aura roja que emanaba de la mano de Deimos.— ¡Initium Formido! — Exclamo.

Este lo soltó, y Lykos cayo al suelo agonizando y retorciéndose de dolor mientras el general se alejaba hacia la salida del templo.

Maldito, vuelve aquí — pensaba el santo, pero esos penetrantes ojos rojos, impedían su movimiento.

Luego este, como si de una visión se tratara, se encontró parado en medio de una batalla, vio entonces a Deimos, y lo terrible y poderoso que era, arrasando a cientos de soldados el solo.

Entonces Lykos se encontró cara a cara con el nuevamente, pero esta vez el santo ya no portaba su armadura, si no que estaba sin protección alguna, a merced del otro que blandía una gran espada. El león intento golpearlo una y otra vez pero era en vano, sus puños eran demasiado débiles, tanto que ni siquiera llegaban a alcanzarlo, entonces la espada del general le atravezo el pecho.

Deimos retiro su espada y dejo a Lykos moribundo tirado en el suelo. Este intentaba hablar, pero las palabras no salían de su boca, ni siquiera gritar podía, la desesperación,el terror, el miedo, la confusión y el pánico se apoderaban de el mientras todo a su alrededor se hacia mas obscuro.

Entonces volvió a la realidad, todo había sido un sueño, o una ilusión pensaba, y mientras se incorporaba a duras penas logro observar al general que estaba apunto de salir del templo de Leo.

Concentrando su cosmos, rápidamente ataco.

¡Relámpago de Voltaje! — exclamo, mientras un potente destello paso zumbando la cabeza de Deimos, para luego impactar contra un pilar destruyéndolo totalmente.

El General se detuvo y volteo la cabeza en dirección a Lykos, que se encontraba ya de pie.

El que hayas sido capaz de liberarte del ¨Oris Resolutio Timore¨ (Parálisis de Terror) y el ¨Initium Formido¨ (Inicio del Terror), significa que debo acabar contigo para que no causes futuros problemas — indico, mientras se daba media vuelta y volvía hacia el santo.

¡No creas que me derrotaras fácilmente! — exclamo mientras su cosmos se elevaba rápidamente. — ¡Plasma Relámpago! — grito.

Su ataque esta vez tenia un mayor rango de alcance, pero Deimos se deslizo cual fantasma entre los múltiples rayos de energía que salían del puño del santo, quedando nuevamente cara a cara con el, pero esta vez Lykos ya no se dejo atrapar por la mirada del General, dando un salto hacia atrás, y luego moviéndose rápidamente, se puso a espaldas de este golpeándolo por atrás con un fuerte puñetazo, que al momento de impactarlo, exclamo — ¡Relámpago de Voltaje!.

Deimos fue arrojado hacia las paredes del templo, acompañado de un destello dorado en la espalda, que termino por explotar como una gran centella, destruyendo su casco y toda su armadura en el pecho, dejándolo con el torso al descubierto.

Pero incluso después de eso, el general se incorporo como si el ataque no le hubiese hecho daño alguno.

Entonces sonrió maliciosamente, extendio los brazos hacia el cielo, cubriéndose de un aura roja, y elevando su cosmos exclamo.

¡Bien hecho Lykos, ahora sufre eternamente, FORMIDU CRUCIATU! (El Terror de la Tortura)— creando un potente destello rojo que cubrió todo el templo.

Cuando Lykos pudo abrir los ojos, se encontró solo dentro de la casa de leo, ademas no había ningún indicio de batalla, y todo parecía estar tranquilo.

Entonces, la armadura de Leo se desprendió de su cuerpo y tomo su forma de tótem frente a el, e inmediatamente los otros once Caballeros de Oro aparecieron a su alrededor.

Antes de reaccionar siquiera los Santos Dorados, elevaron su cosmos dispuestos a atacarlo.

La figura de Deimos con su armadura intacta apareció entonces a espaldas de los dorados, con una sonrisa y con la mano derecha apuntándolo.

Torturenlo — dijo este mientras desaparecía.

¡Revolución del polvo estelar!

¡Gran cuerno!

¡Explosión de Galaxias!

¡Sepultura de Almas!

¡Tenma Kofuku!

¡Golpe del Dragón Naciente!

¡Aguja Escarlata!

¡Trueno Atómico!

¡Excalibur!

¡Polvo de Diamante!

¡Rosa Piraña! — exclamaron todos los presentes, mientras atacaban a Lykos que quedo prácticamente muerto en el piso.

Mientras eso sucedía, Deimos se encontraba sosteniendo del cuello al santo, apunto de arrojarlo hacia las escaleras que conducían al templo de Cancer, pero antes de arrojarlo coloco su mano en el estomago del santo.

Hasta aquí llegaste, ¡Finis Timore! (Fin del Terror). Exclamo, mientras una esfera de energía roja se introducía en el cuerpo de Lykos, para finalmente lanzar lo hacia abajo, estrellándose contra las rocas quedando casi sepultado. — El mas fuerte, de los caballeros, no me hagas reír — dijo fríamente mientras se dirigía hacia el templo de virgo.

 

Y en el Inframundo, Aleksander se encontraba cara a cara con el alma de Lykos, caminando lentamente hacia el abismo del Hades.

Imposible.... ¿Tu estas muerto?. — Comento este. — ¡No aun puedo sentir ligeramente tu cosmos en el santuario, pero como es posible que tu alma este ya aquí — añadió, mientras que con el dedo indice derecho detenía el alma de su compañero.

Noto, entonces que a su alrededor, las almas de varios santos, tanto de bronce y plata, como así también de los soldados del santuario se encontraban ya de camino a el Hades.

— Aquí es donde me pregunto, si salvarte o no, Lykos — pensó el santo de Cancer.

 

En el Santuario, Elene se dirigía al templo de Virgo, mientras se encontraba, nuevamente con Fryst de Acuario, y Ann de Cisne, quien tenia algunas heridas y parte de la hombrera derecha rota, también noto que esta al igual que su hermano se encontraban mas nerviosos que cuando se encontraban en el templo de Cancer.

¿Sucede algo? — pregunto la saintia de pegaso, pero no recibió respuesta alguna de ambos, es mas casi la ignoraron, de no ser por que Ann, le había negado con la cabeza. Continuaron entonces hacia el templo de Virgo.

 

Templo de Tauro.

¡¿Eso es todo?!. El general era mas fuerte que todos ustedes — exclamaba Helder mientras sostenía del cuello a el espectro de Lycaon y lo arrojaba hacia Aiacos que se encontraba ligeramente agotado con algunos rasguños en su Surplice.

Yo me haré cargo, señor Aiacos — Dijo un espectro que salio de las sombras, este era de baja estatura y con una sonrisa de superioridad se presento — Yo Altum de Deep lo confrontare.

El juez y los otros dos espectros que aun se encontraban vivos Keo de Basilisco y Dante de Alraune, se hicieron a un lado quedando solamente frente a frente el Espectro de Deep y el Santo de Tauro.

 

Y por ultimo Radamanthys había conseguido liberarse de la técnica en la que el santo de Virgo le había colocado, ahora se dirigiría hacia el santuario junto a el Espectro de Arpía y de Dullahan.

 

Por su parte Athena, observaba como las nubes del cielo alrededor del santuario comenzaban a girar como si del ojo de un huracán se tratase.

 

Continuara.....

 

 

 

 


 

 

 


2lxf6go.jpg


#87 T-800

T-800

    Miembro de honor

  • 9,625 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 30 abril 2017 - 21:44

Fue bueno el combate del dorado de Leo


faiyb1y.png

 

                                                         LA BATALLA APOCALÍPTICA

 

 

 

 

 


#88 KingZawa

KingZawa

    Miembro de honor

  • 1,936 mensajes
Pais:
Venezuela
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio

Publicado 03 mayo 2017 - 21:36

Amigo que envolvente tu fic esta demasiado bueno..... Te felicito de verdad. No cansa para nada leerlo quede con ganas de más ! Cuando sale el proximo?.

EPhnVqE.gif

 


#89 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 04 mayo 2017 - 20:27

Amigo que envolvente tu fic esta demasiado bueno..... Te felicito de verdad. No cansa para nada leerlo quede con ganas de más ! Cuando sale el proximo?.

Hola y muchas gracias por leer :D

Y estoy un poco atareado con la Facultad pero creo que mañana y el sábado subiré un nuevo cap.


2lxf6go.jpg


#90 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 05 mayo 2017 - 16:23

Cap 29. Dioses.

 

En la cima del santuario, el Patriarca y Athena observaban el cielo estupefactos, ¿la razón?. Los cosmos de Ares y Hades se encontraban justamente en medio del remolino de nubes del cual caían rayos en todas direcciones, algunas incluso llegando a dar por alguno de los doce templos.

— Así que han decidido venir directamente — pensó la Diosa, mientras elevaba su cosmos preparándose para la batalla.

Y no solo son Ares y Hades, también puedo sentir el mismo cosmos que la furia Tisifone, pero... esas dos presencias son mas fuertes que ella — comento el Patriarca Arlet.

De pronto, surgieron varios destellos cegadores de la nube, y con un gran estruendo que sacudió todo el santuario los Dioses de la Guerra y el Inframundo, aparecieron en el cielo, acompañados de dos seres de aspecto femenino, que Athena reconoció al instante. Se trataban de las Furias, Megera del Terror y Alecto de la Ira.

Inmediatamente Athena elevo el báculo que poseía, y con todo el cosmos que había acumulado, creo una inmensa barrera con un gran brillo dorado que cubrió a todo el Santuario, desde donde se encontraba ella con el Patriarca hasta los mismos cimientos de este.

Esto es.., Diosa Athena acaso usted — dijo sorprendido Arlet, mientras observaba a la joven usar casi toda su fuerza, — ¿Pero por que hizo algo así? — pregunto este.

Fue para ganar algo mas de tiempo — le respondió, — Confió en ti Ashoka — pensó, mientras continuaba elevando su cosmos.

 

Y fuera de la barrera, Ares que se encontraba portando su armadura de Guerra, idéntica a la de athena en diseño, pero con un tono rojizo y un escudo rectangular con una gran estrella en el centro, sonreía burlonamente. Hades por su parte, poseía casi el mismo atuendo que en el inframundo, una túnica negra que lo cubría totalmente y dos hombreras plateadas con bordes dorados. Este miro a su sobrino como preguntándole, ¿y que harás ahora?.

Nosotras nos encargaremos, aunque nos costara un poco — comentaron al unisono las dos mujeres que se encontraban a sus espaldas.

Ares se alejo un poco, y ellas se acercaron a la barrera elevando su cosmos posando sus manos sobre esta. Inmediatamente Athena sintió una fuerte descarga sobre ella y cayendo de rodillas, pudo sentir la energía de las furias intentando romper su protección.

En ese momento Ares comenzó a sentir mas fuerte el cosmos de su Hermana, y le vinieron a la mente recuerdos de una era, mas antigua que la del mito.

Flashback.

En algún lugar del mundo cuatro seres, con auras divinas se encontraban al borde de un gran risco. Todos vestían túnicas blancas con adornos dorados.

¿Por que los ayudas?, solo son seres insignificantes — comento uno de ellos, con la apariencia de un joven con el cabello dorado brillante casi en llamas, que le llegaba hasta los hombros.

Ares tiene razón, no necesitan una intervención divina en sus vidas — indico otro joven con el cabello enrulado de un tono rojo brillante.

No creo que sea intervención divina el hecho de que les haya enseñado como cazar — respondió uno de ellos, que tenia la apariencia de una hermosa mujer, con el cabello rubio casi hasta la cintura.

Tienen razón Artemisa, no hay necesidad de ayudarlos, deja que ellos resuelvan sus problemas, después de todo solo hay que intervenir en caso de que ellos despierten, cosa que es imposible — indico otra joven con el cabello castaño hasta un poco mas abajo que la cintura.

Fin del Flashback.

En ese lugar del recuerdo de Ares, se encontraban, los Dioses que en el futuro serian conocidos como, el Dios de la Guerra Ares, la Diosa de la Luna Artemisa, el Dios del Sol Apolo, y la Diosa de la Guerra y la Sabiduría Athena. Pero en ese tiempo eran solamente seres mas allá de la comprensión de la humanidad que recién comenzaba a demostrar intelecto.

 

Por supuesto con el paso del tiempo, la codicia, la envidia y demás males se apoderaría de los Dioses. Ellos descendieron entonces a la tierra a reclutar seguidores con el fin de demostrar su superioridad ante sus similares.

Ares fue el mas odiado de entre todos, creo grandes guerras entre los humanos, siendo nombrado por estos como el Dios de la Guerra. Todo lo hacia para ganarse la confianza de su padre Zeus, para así poder ser el comandante del Olimpo. Pero debido a las atrocidades cometidas, este cargo fue para Apolo quien los humanos llamarían después Dios del Sol.

Lleno de ira, Ares comando un ataque al Olimpo, junto a sus primeros soldados llamados por el como Berserkers (enfurecidos), ataque que fue detenido por Athena y Artemisa, quienes sellaron el cuerpo y el alma del Dios en su propio escudo. Y sus soldados fueron enviados al Inframundo.

Después de esos actos, fue Poseidon el segundo Dios en intentar un acto despreciable desde el punto de vista de los demás Dioses. Este intento fue, el de reclamar la tierra como parte de sus dominios, intentando así ser el Dios mas poderoso. Athena entonces, por orden de su padre Zeus, descendió a la tierra a protegerla. Pero se dio cuenta que sola no podía hacer nada ante el poder de su tío, que ademas contaba con un ejercito, algo que los otros Dioses y ella misma desconocía, mas tarde este ejercito recibió el nombre de Marinas de Poseidon. Esta razón fue la que la llevo a crear junto a los Lemurianos, las primeras Armaduras. Estas emulaban las 88 constelaciones del filamento, se dividieron en 12 Doradas, 24 de Plata y 48 de Bronce, y fueron creadas con el polvo estelar y su propia sangre. Y sin quererlo había formado su propio ejercito, que mas tarde pasarían a llamarse Saints, o Caballeros de Athena.

Después de la victoria de la Diosa sobre Poseidon, en lo que fue la primera guerra santa, se dio cuenta del increíble potencial de los humanos y el fuerte vinculo que los unía. Athena entonces decidió proteger ese vinculo jurando ser la protectora de la Tierra, ante la negativa de los otros Dioses puesto, que la tierra era un lugar exclusivo de los humanos y ningún Dios debería reinar en ese lugar.

Pero Apolo y Zeus accedieron a su petición, ganándose el rencor de sus similares, que tomaron entonces la decisión de que si Athena podía quedarse con la Tierra, ellos tendrían el mismo derecho, comenzando así un sin fin de guerras santas, siendo una de las mas sangrientas, una en donde un reencarnado Ares, acabo con todos los saints y Athena, quien decapitando a su hermano acabo con el conflicto. Desde entonces Ares no había renacido mas, hasta la actualidad.

Hades, Poseidon, Artemisa e inclusive Hera intentaron tomar la tierra, pero en todas ellas Athena salio victoriosa, llegando hasta la actual guerra santa, en donde los Dioses de la Guerra y el Inframundo, intentan tomar la tierra para sus dominios.

 

En el Santuario.

Elene de pegaso, Fryst de Acuario y Ann de Cisne observaron incrédulos la inmensa barrera que Athena había desplegado, también notaron que el cosmos de los espectros y berserkers que se encontraban fuera del santuario habían desaparecido, quedando solo los que se encontraban dentro de las doce casas.

Un escalofrió recorrió el cuerpo de Ann y Fryst, cuando sintieron una cosmoenergia familiar en el templo de Aries. La Saintia de Cisne se detuvo en seco, estando tan solo a pasos del Templo de Virgo.

¿Que sucede? — pregunto Elene.

Es el... estoy segura que es el — respondió la muchacha.

¿Que?, ¿de quien esta hablando? — inquirió la joven de pegaso.

De la persona, que cambio nuestro futuro, el que hizo que nos convirtiéramos en Santos de Athena — dijo Fryst, con un tono seco.

Sin decir nada, Ann comenzó nuevamente a descender hacia el Templo de Cancer, haciendo caso omiso, a los gritos de Elene, y su hermano, quien intento perseguirla, pero no pudo moverse, se había quedado inmóvil hay mismo.

¿¡Oye que demonios sucede!? — exclamo Elene, mientras tomaba de los hombros a el joven.

Yo...yo.. ¡¿Eh!?.— fue la expresión de Fryst, que parecía haber salido de algún sueño. — Debemos continuar — añadió.

No sin antes explicarme que ha sucedido — le dijo de forma contundente.

Nada que sea de tu incumbencia — respondió este, seriamente mientras, a su alrededor se formaban algunos cristales de hielo.

Luego de esto, Fryst no dijo nada mas hasta llegar al Templo de Virgo lugar en donde nuevamente quedaron sorprendidos, pues en el lugar no había ningún rastro de batalla, ni tampoco del Santo de Virgo.

 

Templo de Tauro.

 

¿Como es posible que este maldito me haya inmovilizado? — pensó furioso Helder, mientras trataba de girar la cabeza hacia atrás para ver al espectro, que se alejaba victorioso.

Jajajajajajaja, no use mi Fragancia Profunda al máximo por eso te matara lentamente — comento a carcajadas Altum de Deep, cruzando los dedos.

Aiacos, Basilisco y Alraune pasaron sin problemas por culpa de este, maldición soy un completo desastre — pensó el santo de Tauro mientras caía de rodillas.

Helder observaba sus manos, que comenzaban a verse borrosas, y la sangre comenzaba a salir por su nariz y su boca.

Derrotado por un espectro de esa manera...no... ¡Claro que no! — exclamo mientras se incorporaba y elevaba su cosmos.

Altum se detuvo, y temblorosa mente volteo la cabeza para ver al santo de tauro detrás de el, con un aura inmensa y una mirada asesina, Helder tomo al espectro por la cabeza estrellándolo por el piso, destrozando todo su casco, revelando su calvicie.

¡GRAN CUERNO! — grito, mientras una inmensa masa de cosmos aplastaba al espectro, que entre gritos de desesperación y de dolor era desintegrado junto a gran parte del suelo.

El casco de tauro cayo al piso, junto a varias gotas de sangre provenientes de su nariz y boca.

Miren lo que tenemos aquí, el toro dorado apunto de morir — dijeron varios espectros que llegaban al Templo de Tauro.

No se paran de venir, ahora si no voy a dejar que nadie mas pase por aquí — Dijo con dificultad Helder, mientras se incorporaba con una sonrisa, ya sin su casco, mostrando su corto cabello castaño.

¡Trueno de Orion! — se escucho de fondo, e inmediatamente los espectros que se encontraban en el lugar fueron fulminados por potentes descargas eléctricas.

Helder, se sorprendió y suspirando de alivio cayo casi de rodillas, tomándose de las costillas. Aelius de Orion entro rápidamente al templo junto al santo dorado.

No te ves bien Helder — comento el santo de Orion.

¡Ja!...tu no te quedas atrás — le respondió Helder, señalando las heridas del otro.

Por cierto, perdón por llegar tarde, tuve que asegurarme que los espectros cerca de la villa de Rodorio sean eliminados, y también por que Jane este segura, ya que no puede luchar mas — indico este.

Hiciste un buen trabajo — dijo este mientras respiraba con dificultad, y trataba de mover bien sus extremidades. — Por cierto, ya que Jane perdió la vista podrías tener una oportunidad o hacerte pasar por Alen — añadió entre risas Helder.

¡Que demonios te pasa, tantas batallas te movieron el cerebro, este no es el momento para decir eso! — grito con el rostro totalmente rojo Aelius.

 

En ese instante, los pasos de una persona interrumpieron la conversación de los dos Saints, un cosmos gigantesco se alzo por el templo, y con una sonrisa macabra y una mirada con ojos negros y la iris blancas el juez del inframundo Radamanthys de Wyvren, se encontraba frente a ellos.

Helder se puso de pie, colocándose frente a Aelius ante la sorpresa de este.

— Discúlpame, pero han pisoteado mi orgullo y han logrado pasar atravez de mi templo en mi presencia, por eso yo me encargare de eliminarlo — dijo el santo de Tauro, mientras se cruzaba de brazos y con una sonrisa esperaba a su oponente.

 

 

Continuara.....


Editado por Dbicho, 05 mayo 2017 - 16:24 .

2lxf6go.jpg


#91 T-800

T-800

    Miembro de honor

  • 9,625 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 05 mayo 2017 - 19:25



fue buena la historia del pasado de los olimpicos

ojala tauro

te sugeriría no narrar demasiados acontecimientos en un solo capitulo

faiyb1y.png

 

                                                         LA BATALLA APOCALÍPTICA

 

 

 

 

 


#92 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 08 mayo 2017 - 21:32

Cap 30. Defender Hasta la Muerte.

 

La atónita mirada de Aelius, reflejaba su miedo y preocupación ante la actitud que el santo de tauro, a pesar de sus heridas había tomado.

Con gran dolor, este le dio la espalda a su camarada y antes que pudiera decir algo, Helder comento.

¿Que estas esperando?, ¡vete ya! — El santo de plata con resignación, se dirigió hacia la salida del templo.

¡A donde vas! — Exclamo Radamanthys, al tiempo que se lanzaba hacia Aelius con gran fiereza, y cuando estuvo a punto de alcanzarlo, el imponente Toro Dorado se puso en medio, deteniéndose bruscamente el juez, quedando estos cara a cara.

La mirada serena de Helder, chocaba con los fríos y sádicos ojos del espectro, que sonriendo y acomodándose el flequillo comento.

Viendo tu condición, en verdad no me esperaba que aun te quedaran fuerzas.

¡JA!... casi aplasto a Aiacos y su tropa, de no haber sido por ese entrometido de Deep — respondió alegre el santo.

Veras, yo no soy igual a Aiacos y te lo comprobare rompiendo tu armadura, quebrandote los huesos y finalmente atravesándote el corazón.

Se produjo un incomodo silencio entre ambos, silencio que se rompió cuando Helder poso su mano sobre el hombro derecho de Radamanthys, ante la sorpresa de este le dijo.

Esa no es la manera de tratar a las personas, ¡MARTILLO DE TALOS! — exclamo de forma inesperada y el juez, cayo boca abajo violentamente como si un verdadero martillo le hubiese dado en el hombro su armadura se quebró en ese punto.

Inmediatamente, Helder intento poner su mano en la espalda del espectro, pero este se rodó y con un salto se puso de pie. El santo de tauro, tomo rápidamente su postura de brazos cruzados y ataco rápidamente con el gran cuerno, que fue esquivado casi en su totalidad por Radamanthys, casi por que le había alcanzado en la pierna derecha, destruyendo casi toda la Surplice en ese lugar.

Casi sin perder el tiempo, el espectro comenzó a moverse de un lado a otro, mientras que Helder lo seguía con la mirada. E inesperadamente el juez se acerco lo suficiente para golpearlo violentamente en el rostro, rompiendo su postura.

Radamanthys noto en ese instante, que el anterior ataque del santo en su hombro, no solo había quebrado su Surplice, si no que directamente golpeo sus huesos, pudo sentir claramente como comenzaban a quebrarse como si lo estuvieran martillando por dentro.

Se tomo del hombro y trato de mover su mano derecha, pero le resultaba imposible.

No eres distinto a Aiacos, o a otros espectros, eres igual o mas débil que ellos — comento Helder.

Escuchar eso, fue como una inyección de de furia en el juez, su cosmos aumento repentinamente superando amplia mente al del santo, su cabello comenzó a revolotear y sus ojos se tornaron totalmente blancos.

Lleno de cólera, se lanzo hacia su contrincante, que se había cruzado de brazos nuevamente, pero esta vez sus golpes se concentraron en las costillas.

Esos fuertes puñetazos, comenzaron a causar un gigantesco dolor al santo de tauro que fue perdiendo poco a poco su postura. Y cuando bajo levemente la guardia, Radamanthys le propino un tremendo uppercut, que lo lanzo hacia arriba, y casi sin darle tiempo al otro para defenderse, este salto colocándose frente a el con ambas manos sobre su abdomen.

¡GREATEST CAUTION! — grito con furia, al tiempo que todo alrededor de ambos te tornaba de un brillo morado brillante, y con un gran destello todo el piso, las paredes, columnas y el techo colapsaron con una explocion.

Aelius, que se encontraba a casi cien metros del templo, fue afectado por el ataque del juez, siendo lanzado hacia las rocas.

Y entre los escombros, el espectro se encontraba de parado con las alas de su Surplice totalmente extendidas. A sus pies estaba Helder con la boca ensangrentada, cortes en el rostro y con la armadura de tauro totalmente destruida desde la cintura para arriba.

Este se encontraba, respirando casi con dificultad e intento ponerse de pie, pero el juez le puso el pie en el pecho y lo sometió por el piso.

Vamos, dilo de nuevo basura, ¡DI QUE SOY MAS DÉBIL QUE AIACOS!— exclamo, mientras lo pisaba con fuerza, haciendo que el otro escupa sangre.

Eres..., mas débil..., qu...,que...,ellos — dijo con dificultad Helder de Tauro.

Radamanthys saco el pie, y levanto el puño derecho quebrando sus huesos en el proceso, pero eso parecía no importarle, puesto que su cosmos comenzaba a concentrarse en ese lugar.

Y listo para darle el golpe final, comento.

— Destruí tu armadura, rompí tus huesos, y ahora te atravesare el corazón.

Su puño descendió rápidamente, y cuando estuvo por alcanzar el cuerpo el santo, se detuvo a centímetros de este.

El juez se encontraba totalmente paralizado y temblando, la sangre entonces comenzó a salir por su boca y su respiración comenzaba acostarle. Se puso de pie y casi tambaleando dio unos pasos hacia atrás, tomándose de la cabeza y del pecho.

¿¡Que demonios sucede!? — pregunto, buscando que el santo le diera alguna respuesta.

Helder se incorporo hasta quedarse sentado con las piernas cruzadas, y con la mirada seria y una ligera sonrisa, le respondió.

Sin darte cuenta, recibiste el Gran Cuerno justo antes que me golpearas por primera vez en el rostro.

Im..., imposible..., no pudiste haberlo hecho, no tuviste tiempo suficiente, maldito miserable— grito furioso el juez mientras caía de rodillas escupiendo sangre.

¡Je!..., creíste que iba a dejar que me golpearas así de fácil, ademas solo necesite una décima de segundo para atacarte — indico este, respirando con dificultad.

El espectro, se puso de pie y aprovechando que Helder se encontraba mal herido, fue marchándose del templo de tauro.

Se ve que no le di de lleno, ja... maldición que inútil fui — pensó el santo de tauro, que aunque quería no podía levantarse mas.

— Maldición, como es posible que después de todos los ataques que recibió aun siga vivo..., aunque no por mucho..., sera mejor dejarlo ahy hasta que muera — se dijo a si mismo Radamanthys, y mientras se alejaba oyó gritar al santo.

¡Oye!, ¡un paso mas y te convertirás en polvo!.

El juez, observo entonces a Helder con los brazos extendidos, y con una amplia sonrisa en su ensangrentado rostro. Noto el gigantesco cosmos de este y que ese seria su ultimo ataque.

Demonios, no es posible..., ¡por que aun tienes fuerzas! — grito el espectro, mientras este también elevaba su cosmos y se preparaba también para lanzar su ataque.

No importa que trates de detener el gran cuerno con tu greatest caution..., ten por seguro que igual seras alcanzado y morirás — indico el santo de tauro. — ¡Ten por seguro, que defenderé este lugar hasta la muerte! — añadió con furia, mientras hacia arder su cosmos hasta el infinito.

 

Continuara....

 

 

 


2lxf6go.jpg


#93 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 11 mayo 2017 - 16:11

Cap 31. Ese misterioso hombre.

 

Ambos combatientes, Radamanthys y Helder habían elevado su cosmos mas allá de sus limites, dispuestos a eliminarse mutuamente.

¡Juro por el Señor Hades, que te enviare a lo mas profundo del inframundo maldito caballero de Athena! — bramo con furia el espectro, mientras su cuerpo se cubría de un aura morada, y dos esferas de energía se creaban en las palmas de sus manos.

Athena..., Patriarca..., Stelian — pensó el santo, — Discúlpenme por los errores que cometí — añadió, arrodillándose con un pie con mucha dificultad.

La furia y la sorpresa del juez, se resaltaba en su rostro pues no podía entender como era posible que aquel hombre, que había recibido numerosos ataques, en su mayoría mortales lograba ponerse de pie.

Ahora, aquí terminan nuestras vidas Radamanthys — comento Helder, mientras la tierra a su alrededor comenzó a temblar, y su aura dorada a cubrir todo el templo.

¡I...imposible!... ¡como puedes tener semejante poder! — grito atónito el otro.

Radamanthys, comenzó a retroceder unos centímetros, y atónito intento igualar el cosmos del santo, pero ya le fue imposible.

La figura de un gran toro, apareció a las espaldas del santo, que con una sonrisa amplia, y una mirada que tenia un solo objetivo, estaba listo para lanzar su mas potente técnica y por consiguiente la ultima.

Extendió las alas de su surplice, y junto las manos creando una esfera brillante de energía.

¡Muy bien, terminemos esto ahora! — dijo el espectro.

Helder cerro los puños y extendio los brazos hacia adelante, abriendo las palmas en el proceso, enviando una devastadora onda de choque en dirección a el juez, quien lanzo también la esfera de energía, que había creado arrasando todo a su paso.

¡GRAN CUERNO! — exclamo uno, ¡GREATEST CAUTION! — grito el otro.

Ambas técnicas colisionaron de forma brutal, sintiéndose un poderoso temblor por todo el Santuario, que estando dentro de la barrera de Athena, se sentía mas fuerte por estar aislado del exterior.

¡NO PUEDE SER, E..., ESTA SUPERANDO MI ATAQUE!— pensó con temor Radamanthys.

¡POR ATHENA! — exclamo fuertemente Helder, mientras el gran cuerno arrasaba con el greatest caution del juez.

El santo había vencido en el choque de poderes, quedando el espectro a merced de la poderosa técnica de su rival, que se acercaba a gran velocidad hacia el.

Pero entonces, el gran cosmos de Helder desapareció abruptamente, y solo una ráfaga de aire con poca potencia golpeo a Radamanthys, lanzandolo unos metros hacia atrás cayendo de espaldas al suelo, haciendo que una de sus hombreras salga despedida por el impacto.

¿¡Que fue eso?! — pensó Stelian de Sagitario, observando fijamente hacia el templo de tauro, desde su templo, — El cosmos de Helder desapareció repentinamente — Dijo.

¿De quien es este cosmos tan obscuro y horrible? — pregunto aterrorizado el patriarca, mientras ayudaba a Athena a mantener la barrera.

No..., puede ser..., este cosmos es idéntico al de ellos y este solo puede pertenecerle a... — respondió la Diosa.

Arlet el patriarca, abrió los ojos de par en par, ya que no podía creer lo que Athena le decía.

Mientras en las ruinas del templo de tauro.

En el piso, el espectro levanto los brazos observándolos por un buen rato, aun con ligeros espasmos, hasta que decidió inclinarse para observar lo que había sucedido.

A primera vista, observo al caballero de Athena aun de pie con los brazos extendidos totalmente inmóvil. Se acerco lentamente hasta el con mucha prudencia, pues sabia que podía ser una trampa de el otro.

Cuando finalmente estuvo frente a el, se percato de que su cosmos se extinguió por completo, pero se había quedado en esa posición.

— Así que, tu cuerpo no resistió — comento el juez, — ¡JAJAJAJA, que estúpido, mereces que te golpee hasta deformarte maldito! — grito, mientras golpeaba el cuerpo de Helder, con fuertes puñetazos al estomago.

Pero cuando lo golpeo con el puño izquierdo, la armadura que lo cubría desde la mano, hasta el hombro, crujió y se rompió en varios pedazos dejando su brazo desnudo.

Deja descansar a los muertos, y por cierto deberías darme las gracias, Juez del Inframundo, Radamanthys de Wyvren — dijo una voz a sus espaldas.

El espectro se volteo con rapidez, y se quedo totalmente paralizado al ver a ese hombre, en especial esos ojos rojos profundos, que le daban un aspecto aterrador.

Esta vez, el juez comenzó a temblar, y a caer casi de rodillas cuando repentinamente el ser se acerco frente a el.

¿Tu..., tu mataste a tauro? — pregunto.

Asi es, de lo contrario estarías muerto, y ciertamente te necesito vivo por ahora — le respondió el otro con una leve sonrisa.

En ese momento el espectro, sintió una fuerte sensación en el pecho, y temerosamente se puso de pie, y se alejo del lugar.

En verdad, te lo agradezco Athena, tu barrera me ha permitido moverme con libertad sin que Ares o Hades me detecte. — Penso el hombre, mientras se acomodaba su largo cabello rojo.

Mientras Radamanthys se alejaba, vio de reojo el lugar en donde se encontraba parado ese sujeto y pudo recordar en donde lo había visto.

Con gran sorpresa y pánico pensó.

Imposible, el era uno de los cuatro generales de ares, Deimos el terror, pero ese cosmos no coincide con el de un general, ni siquiera con el de un santo dorado, quien demonios es.

 

Cuando se alejo del lugar, Deimos se quedo de pie frente al cadáver de Helder, que aun se mantenía de pie, con una sonrisa sádica en el rostro, poso su mano sobre el cuerpo del santo y clavo sus uñas en el desintegrandolo en cuestión de segundos, dejando solo los restos de la armadura.

Simples vidas inferiores, ya falta muy poco para que regresemos — pensó observando el cielo.

 

 

 

 

 


2lxf6go.jpg


#94 T-800

T-800

    Miembro de honor

  • 9,625 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 12 mayo 2017 - 19:49

el juez se salvo  a las justas

 

este fic es muy bueno pero lo malo es que el texto

 

esta demasiado unido


faiyb1y.png

 

                                                         LA BATALLA APOCALÍPTICA

 

 

 

 

 


#95 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 19 mayo 2017 - 08:48

Cap 32. Garuda al ataque.

 

En el templo de Cancer, Aiacos y su grupo observaba se habían detenido debido a la saintia de Cisne, Ann. Esta le hacia frente y les impedía el paso.

 

¿En donde esta el caballero de cáncer? — pregunto el juez, — ¿Acaso fue derrotado por uno de los generales de la guerra? — añadió.

 

No, y no me interesa a donde se ha ido. — respondio la joven con firmeza.

 

Un momento, ¿tu eres, esa mocosa que Radamanthys no pudo matar?. — inquirió con una sonrisa el espectro.

 

La joven se tomo de la cabeza, como si de un fuerte dolor se tratase, y con una mirada de odio, elevo su cosmos congelando todo a su alrededor.

 

¡Oh!, con que quieres luchar, entonces voy a despedazarte saintia — comento, Aiacos mientras se lanzaba al ataque.

 

¡Tornado de Hielo! — exclamo Ann, extendiendo su puño derecho, y creando una potente ráfaga de aire congelado, que fue esquivada con mucha facilidad por el juez, que se teletransporto a espaldas de esta.

 

¿Sabes volar? — pregunto con una sonrisa retorcida. — ¡GARUDA FLAP! — exclamo, cruzando los brazos hacia arriba.

 

Entonces, la joven salio impulsada hacia arriba, estrellándose por el techo del templo con gran fuerza, rompiéndose su casco, y haciéndose carios cortes en la frente. Se quedo pegada al techo por unos instantes y luego cayo al piso de espaldas.

 

— Creía que los cisnes podían volar — comento de forma burlona el juez. — ¡Ustedes! — dijo señalando a los otros dos espectros, Dante de Alraune, y Keo de Basilisco — déjenla moribunda — añadió, mientras salia del templo.

 

Los otros dos se acercaron hasta la muchacha que yacía malherida en el piso, Alraune elevo su mano derecha y con una ligera sonrisa comento.

 

Acabare con ella rápidamente, ¡Guillotina S....!. Dijo pero se detuvo a mitad de camino, pues sus brazos y piernas comenzaban a congelarse. — ¿Que demonios? — pensó mientras la saintia se incorporaba con dificultad.

 

Aiacos se quedo quieto, viendo de reojo a la joven.

 

Ya veo, aun tienes fuerzas, después de todo no te ataque con mi máximo poder — comento, mientras esbozaba una sonrisa — Prepárate — añadió.

 

El cosmos de Ann se elevo rápidamente, y antes que el juez pudiera hacer algo, esta se lanzo sobre el con un fuerte puñetazo en el rostro que le arranco el casco y lo lanzo hacia los pilares del templo.

 

Tanto el espectro de Basilisco y Alraune se quedaron casi boquiabiertos, y sin decir nada se lanzaron sobre ella.

 

Dante de Alraune, le dio una fuerte patada en la cabeza, y Keo de Basilisco un rodillazo al estomago.

 

¡Guillotina de Flores Sangrienta! — exclamo el espectro.

 

Creando una potente ráfaga de cosmos, que creo un profundo corte diagonal en el pecho de la saintia, que destruyo su armadura y le causo una herida similar.

 

¡Colmillo del Basilisco! — grito el otro.

 

Mientras la golpeaba en el estomago, con su puño cubierto de un cosmos morado.

Después de esos ataques, cayo al piso casi sin poder moverse, su piel comenzó a tornarse de un color morado.

 

Aiacos se acerco desde la esquina, y sin su casco, se notaba que su cabello azul le llegaba hasta los hombros.

 

Quitale el veneno — indico, con furia.

 

Pero... señor Aiacos — dijo Keo.

 

¡Quieres que te mate! — exclamo furioso — ¡Obedece! — añadió.

 

El espectro de Basilisco, se acerco hasta el cuerpo de la saintia y coloco su mano en la nuca de esta, elevo su cosmos y comenzó a extraer el veneno de su cuerpo.

 

Dante, observaba al juez con cierto grado de desconfianza y temor, y una vez que Keo termino, Aiacos comento.

 

Para ser una Saintia de Bronce, fuiste capaz de golpearme en el rostro, ademad ahora que lo recuerdo, es Radamanthys el que debe asesinarte a ti y a tu hermano, por eso quédate aquí moribunda hasta que llegue el.

 

Con una sonrisa, indico con la mirada a sus dos subordinados que lo acompañaran y dejaran a la joven en ese lugar.

 

Que malos modales los suyos, pasar por mi templo sin siquiera esperarme, y también por maltratar así a una mujer — dijo una voz que resonó por todo el templo.

 

Los tres espectros se detuvieron, buscando con la mirada el lugar de donde provenía la voz. De pronto un fuerte destello azul apareció frente a ellos, y de este salio el Santo de Cancer con una mirada fría y asesina.

 

Vaya, así que no estabas muerto — indico el juez — Y dime vienes a salvar a tu amiga — añadió.

 

Tal vez..., aunque por lo que veo no le queda mucho, ademas no estoy aquí para luchar, solo quería saber algo de ustedes los espectros y también sobre Hades — dijo Aleksander de Cancer.

 

Los tres, se sorprendieron ante las palabras del otro, que de un momento a otro se despojo de su armadura dorada, y se sentó sobre un pilar roto que había ahy.

 

Te rindes así de fácil — indico Keo, — no eres mas que un inútilañadió, lanzándose al ataque hacia el.

 

Intento darle un puñetazo, pero el santo se incorporo rápidamente y lo bloqueo dándole un codazo en el rostro al espectro y luego con un rápido movimiento le rompió el brazo.

 

Keo, cayo al piso gritando de dolor, mientras Aiacos sonreía.

Dime..., que es lo que quieres saber. — dijo.

 

Con la mirada fija Aleksander pregunto.

 

¿Que les ofreció Hades, a cambio de ganar la guerra?.

 

La vida eterna, y reinar la tierra junto a el — respondió rápidamente Dante.

 

En verdad no dijo eso..., lo que dijo fue Ganen la guerra por mi y se ganaran sus vidas eternamente en los Elíseos — indico Aiacos.

 

Y algo mas — comento el santo de cáncer — ¿Que sucede con los que ya murieron en batalla?. — añadió.

 

Vagaran por el inframundo, hasta que el Señor Hades decida traerlos devuelta — dijo el Juez — Ahora vas a dejarnos pasar — añadió.

 

El santo cerro los ojos, y comenzó a meditar. Keo de Basilisco se acerco a Dante, sosteniendo su brazo con un rostro lleno de dolor.

 

Ya veo, así que eso les espera si ganan la guerra, y a nosotros sin embargo, el sufrimiento es nuestra condena por haber levantado la mano encontra de un Dios — pensó, — Ellos levantan su mano en contra de Athena, y terminan muertos pero vagando por el inframundo hasta la siguiente guerra santa, en verdad Athena es una Inútil.

 

Aleksander abrió los ojos y dio un paso al costado.

 

Muy bien, los dejare pasar y les ayudare en la guerra, pero no torturen mas a ningún santo de camino al templo del patriarca — comento.

 

¡Quien te crees que eres! — exclamo Dante furioso, pero Aiacos lo detuvo.

 

¿Piensas que te ganaras el favor de nuestro Señor, si traicionas a Athena? — pregunto, — incluso los traidores aveces, no son bienvenidos a su ejercito.

 

No me interesa, es mi decisión, así que váyanse de aquí — respondió el santo, mientras la armadura de cáncer brillaba su costado.

 

Los tres espectros avanzaron, dejando atrás el templo de cáncer. Aleksander se quedo sentado sobre el pilar, al mismo tiempo que sonreía burlonamente, y observaba como un pequeño orbe azul revoloteaba sobre su dedo indice.

 

Ann de Cisne, se ve que tienes muchas ganas de encontrarte con tu padre. — comento mirando la entrada del templo, y el rastro que la saintia había dejado, al salir de este mientras el hablaba con los espectros.

 

Mientras sucedía eso, en el templo de Libra, el santo de esa constelación Kun Lin, observaba la barrera de Athena, apunto de romperse, mientras a lo lejos Elene de Pegaso y Fryst de Acuario, se acercaban al Templo de Escorpio.

 

 

Continuara......

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


2lxf6go.jpg


#96 T-800

T-800

    Miembro de honor

  • 9,625 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 19 mayo 2017 - 18:58

Cancer tiene un buen punto

 

los guerreros de otros ejércitos la suelen pasar mejor en sus bandos


faiyb1y.png

 

                                                         LA BATALLA APOCALÍPTICA

 

 

 

 

 


#97 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 22 mayo 2017 - 20:24

Buenas a todos. Solo quiero dar un pequeño aviso.

 

Voy a dejar el Fic parado un buen rato, al menos hasta terminar los parciales y finales de semestre, o si tengo tiempo, desde ya muchas gracias por leer el fic.


2lxf6go.jpg


#98 T-800

T-800

    Miembro de honor

  • 9,625 mensajes
Pais:
Peru
Sexo:
Masculino
Signo:
Cancer

Publicado 26 mayo 2017 - 15:04

Buenas a todos. Solo quiero dar un pequeño aviso.

 

Voy a dejar el Fic parado un buen rato, al menos hasta terminar los parciales y finales de semestre, o si tengo tiempo, desde ya muchas gracias por leer el fic.

 

suerte en tus examenes


faiyb1y.png

 

                                                         LA BATALLA APOCALÍPTICA

 

 

 

 

 


#99 Dbicho

Dbicho

    Vo imya tsarya!

  • 253 mensajes
Pais:
Paraguay
Sexo:
Masculino
Signo:
Capricornio
Desde:
Capiatá, Paraguay

Publicado 26 mayo 2017 - 19:37

Volvi despues de una semana llena de examenes y trabajos practicos :D :D

Mañana subire un nuevo cap.


2lxf6go.jpg


#100 girlandlittlebuda

girlandlittlebuda

    Feliz en Huatulco

  • 1,336 mensajes
Pais:
Mexico
Sexo:
Femenino
Signo:
Virgo

Publicado 26 mayo 2017 - 23:28

Hola Dbicho!

Antes que nada, espero que te haya ido muy bien en tus exámenes.

Ahora sí, "a lo que te truje Chencha". Después de un tiempo regreso a leer tu fic. La intención era leerlo desde el inicio, pero al ver todo lo que has actualizado pense que a este paso no me voy a poner al corriente. Y comencé por el capítulo 22 hasta el actual y pues no tengo más que agregar a lo que te han dicho, es decir, que este fic va muy bien. Se nota que has ido mejorando. Felicidades!

También me gustaron tus fichas de personajes. Las últimas son más detalladas.


Te hago una petición, podrías hacer un resumen de la historia considerando a alguien como yo que no se ha leído todo tu fic. Te lo agradecería mucho.

Hasta la próxima no tan próxima.


PD: Me encantan las reflexiones de Aleksander.

Editado por girlandlittlebuda, 26 mayo 2017 - 23:29 .

hb57Z1P.png?1

 

Fan art de los Santos Dorados De ND elaborado por Chiporitos

 

http://saintseiyafor...shaka-de-virgo/






Also tagged with one or more of these keywords: Saint Seiya, Guerra santa, Olimpo

0 usuario(s) están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos


Este tema ha sido visitado por 38 usuario(s)